Fútbol islámicamente puro

A propósito del mundial, Kielvifartas nos informa sobre esta joya de las reglas del fútbol halal, es decir, islámicamente puro:

«1. No jueguen al fútbol con las cuatro líneas que [rodean el campo], ya que ésta es la manera de los no-creyentes…

«2. Uno no debería usar la terminología establecida por los no-creyentes y los politeístas, tales como: ‘falta’, ‘penalty’, ‘corner’, ‘gol’, y ‘fuera de límite.’ Cualquiera que pronuncie estas palabras debería ser castigado, reprimido, expulsado del partido, e incluso debería decírsele en público: ‘Ustedes han venido a parecerse a los no-creyentes y politeístas, y esto ha sido prohibido’.

«3. Si uno de ustedes se cae durante el juego y se rompe la mano o el pie, o si la pelota golpea su mano, no dirá ‘falta’ y no dejará de jugar debido a su lesión. Él que le causó la lesión no recibirá una tarjeta amarilla o una tarjeta roja, sino más bien el caso será juzgado según la ley musulmana en lo que respecta a un hueso roto o a una lesión. El jugador herido ejercerá sus derechos según el shari’a, como se [declara] en el Corán, y ustedes debe testificar junto con él que fulano lo tropezó intencionalmente.

«4. No coloquen el número [de jugadores] según el número de jugadores usados por los no-creyentes, los judíos, los cristianos, y especialmente la vil América. En otras palabras, 11 jugadores no deberían jugar juntos. Háganlo en un número mayor o menor.

«5. Jueguen en su ropa normal, o en pijamas, o algo así, pero no en pantalones de colores y camisetas numeradas. Los pantalones y camisetas no son ropa apropiada para los musulmanes. Esta es la ropa de los no-creyentes y de Occidente, y por consiguiente ustedes debe tener el cuidado de no llevarlas puestas.

Y así hasta 15 reglas del mismo talante:¡Estos islamistas irán al infierno…! ¡Ni futbol …!

4 comentarios

  1. Saludos Sliver. Verdaderamente dan vergüenza ajena el victimismo y la manía persecutoria de estos mahometanos. Las acusaciones de incitación al odio, criptofascismo y demás son de risa.

    En fin, se trata de la misma estrategias q

  2. Saludos Sliver. Verdaderamente dan vergüenza ajena el victimismo y la manía persecutoria de estos mahometanos. Las acusaciones de incitación al odio, criptofascismo y demás son de risa.

    En fin, se trata de la misma estrategia que CAIR. Unos ponen las bombas y otros tratan de amedrentarnos para que no nos quejemos, ni siquiera alertemos de lo que está sucediendo.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*