Nuestra prensa sigue maltratando a los serbios

Descaradamente, desde el mismo título:

La minoría serbokosovar, abierta al diálogo con Solana (de pago)

La noticia que pretenden dar es que no se han negado a reunirse con Javier Solana, actual “jefe” de la diplomacia europea y antiguo jefe de la OTAN, quien tomó la decisión de bombardear a los serbios sin autorización de la que él considera “legalidad internacional”. Esto les deferencia de las autoridades serbias de Belgrado, que no están abiertos al diálogo. El artículo empieza con esta exhibición de mala baba:

PRISTINA.- En contraste con las majestuosas salas de los palacios gubernamentales de Belgrado -un despliegue de madera, mármol y rubias muy maquilladas de camisas blancas brillantes, aunque se entremezclen con algún esqueleto de los bombardeos de la OTAN-, Kosovo sólo ofrece a sus visitantes un pasillo anticuado en el Parlamento. La entrada de la Asamblea de Prístina aún está plagada de desconchones que dejan entrever los ladrillos y la parte reconstruida de cristal luce manchones de tinta roja de las protestas.

¿Hace falta esta introducción para informar que los asendereados serbios de Kosovo –y no serbokosovares, son serbios a secas- recibieron a su antiguo bombardero? ¿A qué viene la referencia a los esqueletos? ¿Es que puede compararse los edificios de la capital de una nación con los de una ciudad provinciana desconocida?

¿Por qué son tan sectarios los corresponsales en el extranjero españoles? ¿Y porqué no se enterarán los directores de los periódicos de que hay quien les supera dando noticias del exterior y sin moverse de España?/p>

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*