La dudosa estrategia católica ante el terrorismo islámico

Acabo de leer el artículo The Roots Of Muslim Anger And Its Challenge For Christians, del Padre Tomás Michel SJ (Societatis Jesu, Compañía de Jesus), publicado en una web de la orden jesuita dedicada al Interreligious Dialogue. Me ha dejado un sabor muy amargo. Voy a resumir lo que dicen.

Empieza tratando las causas del fundamentalismo islámico. Para empezar, afirma que el fundamentalismo más relevante cuantitativamente es el de los evangélicos y pentecostales y, el más violento, el de los hinduistas. Mal empieza, muy mal. No sé cómo habrá hecho las cuentas. Aquí hacen un seguimiento de las víctimas mortales del terrorismo islámico. No me consta que los hindúes las superen:

En cuanto al origen histórico, el padre Tomás apunta al final del s. XVIII, cuando los musulmanes empezaron a perder su independencia y cayeron bajo el dominio político de las potencias europeas. Otra afirmación dudosa: “En los siglos previos los musulmanes habían vivido en los estados más poderosos, avanzados y prósperos de los imperios otomano, saváfida y mongol, que estaban además entre los mas tolerantes y pluralistas del mundo desde el punto de vista religioso”. En cuanto a la prosperidad, habría que remontarse al s. IX o X para poder sostener esto. En cuanto a la tolerancia, es conocida su forma de proceder: Toman el poder político por la espada y oprimen y explotan a las poblaciones locales, que ceden poco a poco. Es lo que los musulmanes llaman tolerancia.

Una de las respuestas a esa situación de decadencia fue la de al Wahhab. Hemos tratado de ella aquí. Consistió en una reforma del Islam, buscando su “pureza inicial”. Veremos a continuación cómo esta «Reforma» ha llegado a ser la base del fundamentalismo y terrorismo islámicos.

En la segunda mitad del s. XX, la descolonización entregó los nuevos países musulmanes a élites pro-occidentales, que fracasaron en el desarrollo económico y social de sus países y se volvieron en muchos casos regímenes despóticos. La creación del estado de Israel fue otro factor más. La agresión árabe se estrellaría contra el ejército israelí de forma continuada. Los musulmanes echarán entonces la culpa de los fracasos a Occidente: colonialismo, apoyo a Israel, saqueo de materias primas, etc.

Como vemos, el artículo recoge la retórica victimista de los musulmanes. Pasa después a tratar de los reproches de los musulmanes a la modernidad, la secularización, el individualismo,… El Padre Tomás dice que “es esto lo que hace entrar en escena la rabia”. Es decir, sería la secularización de occidente la causa del terrorismo musulmán. Se trataría sobre todo de un “conflicto de valores”. Nótese que para el secularizante Zapatero es el “mar infinito de pobreza” la causa del terrorismo. Sería interesante un careo entre las izquierdas maurófilas y los protodimis católicos.

Nuestro autor insiste en que los islamistas creen que el secularismo ha destruido la cristiandad y amenaza ahora al Islam. Ignora la coalición de secularistas y musulmanes en la política europea. El error consiste en tratar al Islam como una religión, cuando es también y sobre todo una ideología política.

Tras presentar el asunto desde el punto de vista islamista, el padre Tomás se distancia y achica espacios diciendo que “aunque esto parece exagerado incluso paranoico, refleja la percepción generalizada en el mundo musulmán”. Es una disculpa insuficiente. Él la acepta de forma acrítica y, lo que es peor, la toma como punto de partida para “su propuesta de bases para el diálogo” con que remata el artículo. Estas son las bases:

La crítica islámica al secularismo es un reto para los cristianos. (…) Cualquier forma que reduzca la fe a moralidad privada y rituales es inaceptable, por ser una afrenta a la majestad y santidad de Dios”. El autor apoya las pretensiones musulmanas y reniega de las “sociedades abiertas”. No puedo estar más en desacuerdo: para mí, el reto que afrontamos son las masacres terroristas del Islam, no el secularismo de nuestras sociedades, en las que el padre Tomás es muy libre de predicar el Evangelio, a diferencia de las musulmanas.

“Los musulmanes afirman repetidamente que no tienen ningún problema con los auténticos cristianos, a los que consideran aliados naturales en su lucha contra el secularismo”. Bueno, aquí se está engañando. Los musulmanes quieren el poder político, imponer su ley a los no musulmanes, a los que perdonan la vida a cambio de sumisión y un impuesto extra. Actualmente, los musulmanes apoyan políticamente a los partidos secularistas. No se entiende que a pesar de haber escrito tanto no se haya dado cuenta de ello. Es casi sospechoso.

“Por tanto, el diálogo de los cristianos con los musulmanes debe centrarse precisamente en los asuntos relativos a la modernidad”. Confirmado, nos propone que nos unamos con ellos contra el secularismo.

“Los musulmanes, por su parte, no han convencido a los cristianos de que su visión de la sociedad islámica ofrezca a las minorías no musulmanas una vida de dignidad e igualdad”. El original es aún más enrevesado. En todo caso, vemos que lo dice al final y con miedo, no siendo que se vayan a ofender sus compañeros de diálogo… No es que no nos hayan convencido de ello, sino que es evidente que someten a sus minorías cristianas a una discriminación sistemática que llega a incluir el genocidio, como en el caso armenio. ¿No debe ser la prioridad de los cristianos, incluidos los jesuitas, exigir que cese esta discriminación, que se autorice la apertura de templos y la predicación de la Buena Nueva en el mundo musulmán? Parece ser que no.

Este protodimi, después de mencionar la agresión criminal que sufren sus hermanos en Jesucristo por parte de los musulmanes como quien se sacude una obligación molesta, concluye literalmente así:

Obviamente, cristianos y musulmanes tenemos mucho que discutir sobre cómo vivir juntos en las sociedades modernas.

Leamos ahora el título otra vez: “Las raíces del odio islámico y el reto que implica para los cristianos”. Vaya, nos odian, así que tenemos que discutir cómo podemos acomodarlos entre nosotros. Mal, muy mal. Más urgente que discutir sobre la convivencia en las sociedades modernas, es exigir que cese, sin condiciones, la agresión contra las minorías cristianas en las anticuadas sociedades musulmanas, digo yo.

¡Qué bajo ha caído la Compañía de Jesús!

11 comentarios

  1. Obviamente, cristianos y musulmanes tenemos mucho que discutir sobre cómo vivir juntos en las sociedades modernas.

    Imposible; si vivieramos junto a ellos, dejarían de ser sociedades modernas, porque o asumes su asquerosa religión (camino al matadero), o es imposible vivir junto a ellos en paz. Y además ¿porqué tenemos que vivir junto a ellos en nuestros países, si en los suyos ellos no dejan vivir a nadie.

    mahometanos fuera!

  2. Siempre a diversos puntos de vista pero siempre es culpa de los europeos por imponerles nuestra religión, por no tener religión, por inmiscuirnos en sus asuntos, por no participar en sus asuntos, por audarlos, por no ayudarlo, es igual la excusa siempre es culap nuestra que pasa que ellos ¿nos son homo sapinens? ¿no piensan por si solos?

  3. Estamos tratando con un monstruo sin cabeza.
    ¿Con quien hay que tribu es con la que hay que a llegar a acuerdos?
    ¿Hay que hacer un pacto con todas la tribus?
    O solo con los clérigos o representantes de esta junta islámica, en discordia con la otra, etc..
    Es una utopía ese diálogo
    ¿A quien personas o supersticiones representan?.
    Tanto unos como los los otros no ha hecho un reflexión conjunta, ni una consulta democrática.
    Multiplícalo por cero

  4. Cuanto problema por la extrangería y bastaría con q no hubiera un solo extrangero para q todos ellos «los problemas» desaparecieran como si d una disneyland se tratara, Yo no siento para nada la necesidad d su presencia. Aún más, deberiamos d animar a los empresarios y a todos los q les dan trabajo a q se vayan a su paises en el 3er mundo, además conseguirian facilitarles el tema deñ viaje. No va a ser asi, los empresarios q pueden ya lo hacen, pero los más pequeños pierden más q ganan asi q no lo haran. En cuanto a los extrangeros, sin distinción d procedencia, aunq lo pasaran peor, aunq los d aqui no pudieran darles trabajo, tb vendrían, pq lo q buscan es otra cosa. Acaso todos los dioses d todas las religiones no son blancos? pues ya esta, aunq no haya para comer para ellos europa es el paraiso

  5. «Ha caido bajo pq la sociedad anglicana es y ha sido 10 veces más persecutoria con el catolicismo q los mismos musulmanes»

    ¿Pero tu sabes lo que estás diciendo?
    La persecución de los musulmanes contra los cristianos no tiene ni ha tenido paralelo en la Historia de la Humanidad.
    Sólo ha sido superada por los grandes genocidios del siglo XX.

  6. «¿Pero tu sabes lo que estás diciendo?
    La persecución de los musulmanes contra los cristianos no tiene ni ha tenido paralelo en la Historia de la Humanidad.
    Sólo ha sido superada por los grandes genocidios del siglo XX.»

    No te ambales, de entrada está superada por las persecuciones de los musulamnes a animistas e hindúes a los que el Corán no considera «gente del libro» (merecedora de «cierto» respeto), o sea, que se puede masacrar libremente.

  7. No te embales, de entrada está superada por las persecuciones de los musulamnes a animistas e hindúes a los que el Corán no considera “gente del libro” (merecedora de “cierto” respeto), o sea, que se puede masacrar libremente

  8. Pero es cierto que la famosa tolerancia protestante en un mito. Locke excluyó a catolicos de la tolerancia, dizque por lealtad a una potencia extranjera…

    De Kolakowsky, para que veáis cuanto os quiero:

    En los años 60, Kolakowski profundiza en el estudio de la Historia y Sociología de las creencias religiosas, realizando un estudio completo de la llamada «segunda reforma» del siglo XVII; se trata de un conjunto de movimientos religiosos que brotaron en las tres Iglesias reformadas mayores: la zwingliana, la calvinista y la luterana.

    Observa que en el grupo de autores y de movimientos sectarios y heréticos hay un patrón común: El rechazo a toda forma de institucionalización eclesial y una vuelta a los valores genuinos y sencillos de los evangelios. Kolakowski señala que aunque se da un «fracaso histórico» de estos movimientos disidentes, presentan gran «interés filosófico» pues intentan explicar las razones de las distintas posiciones que, sin embargo, son doctrinalmente idénticas. Se trata también de explicar la dialéctica individuo / institución en la Historia social de las creencias.

    Observa una paradoja: Un calvinismo impregnado por una visión democrática de la vida religiosa desemboca en un totalitarismo teocrático; mientras que un catolicismo (mucho más autoritario y verticalista), es socialmente más democrático de facto. Es la paradoja general del individualismo religioso: solo puede triunfar constituyéndose en iglesia, como el luteranismo, y por tanto traicionando sus principios.

    EE. UU. se pobló con los disidentes religiosos del protestantismo… No hubo Inquisidor en España tan fanático como Calvino. Ni de cerca.

  9. No es casualidad que se los cristianos dijeran que María se apareció en Fatima un pueblo que debe el nombre a un musulman también es casualidad que est se el nombre de la hija de Mahoma, Mahoma deijo que sólo había una mujer más bella que Fatima , María…..

3 Trackbacks / Pingbacks

  1. BilbaoPundit :: Turquía :: April :: 2007
  2. La Virgen María, ¿clave en la derrota del Islam? « Eurabian News
  3. Campaña de la Renta: Marca la casilla de la Iglesia Católica. « Eurabian News

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*