Entrevista a Lionheart traducida al español.

Por si queréis saber algo más de él y de su situación: Phylis Chesler entrevista a Lionheart. La publica Nora, decana de la blogosfera antiislamista española que añade dos párrafos con unas reflexiones llenas de buenas intenciones y, desgraciadamente, algunos disparates e incoherencias. Este es el primer párrafo:

… este buen hombre [Lionheart] está usando la misma máxima tan usada para contradecir aquí en España a los que van a votar PP: el mal menor al fin y al cabo es mal y por tanto no debe ser apoyado. La única diferencia entre unos y otros está en lo que consideran como mal menor y mal a evitar. ¿Es el anti-jihadismo una excusa suficiente para votar a un partido cuyo ideólogo es manifiestamente anti-judío y nunca le han echado? Interesante reflexión, que cada uno debe hacer. Desde mi punto de vista, NO: sería alimentar a un monstruo para intentar matar a otro. Pero claro, yo soy sólo un blogger más. Y sin pretensiones….

Primero, se denuncia la utilización inconsistente de un criterio formal de conducta, el del mal menor. Se añade que “la única diferencia entre unos y otros está en lo que consideran como mal menor y mal a evitar”. Pues claro, los criterios formales son vacíos y llevan a unas aporías de las que solo se puede salir sopesando la materia del asunto. ¿No es lícito mentir para salvar la vida de un inocente? Esa diferencia que se hace de menos por ser la única es la diferencia esencial. ¿Y no es suficiente en este caso esa diferencia material? Sí la es. ¿Es que los monstruos –la Yijad y el BNP- son iguales? La duda ofende. Solo desde esa pureza angelical de los criterios formales es posible hacerse la pregunta.

En las actuales circunstancias, un partido “judeófobo” antislámico puede ser un aliado, especialmente si no hay otro. La prioridad debe ser detener la islamización de Europa, porque, si esta tuviera lugar, la eliminación los judíos –y la de Israel- estaría asegurada. Así que no hay alternativa, sobre todo cuando la “judeofobia” se reduce a fanfarronadas.

Por lo demás, incluso los blogueros sin pretensiones -los que piensan reducir su actividad a dar noticias y reflexionar- tienen que someterse a la lógica y abstenerse de la falsedad. Mucho mejor estaría que hicieran algo más, claro está.

Por cierto, hay algo que me da repelús de este hombre: ese catastrofismo que parece invadir todo lo que escribe. Por supuesto, lo debe estar pasando fatal. Pero no creo que la mejor forma de encarar la que se nos viene encima sea ser absolutamente pesimista. Es curioso que lo único que quiere es que informemos sobre lo que está pasando. ¿Por qué? Porque por mucho que algunos crean que ya está todo dicho y que hay que pasar a la acción, mucha gente NO SABE LO QUE PASA. Por eso, el que el discurso anti-jihad sea secuestrado por partidos a los que se vota con la excusa de su lucha anti-jihad pero que son manifiestamente racistas, anti-semitas, etc. no hace ningún bien a la lucha en sí, que tiene que ser algo transversal, de todos los que amamos la democracia, la libertad, el Estado de Derecho, la consideración del ser humano como digno por su propia naturaleza, etc.

Obviamente, él no es totalmente pesimista, pues se ha puesto en la primera línea del frente. Si lo hace es porque no ha perdido la esperanza. Lo extraño es ser consciente de “la que se nos viene encima” y empezar descartando aliados. Y, sí, tiene un estilo marcadamente dramático.

¿Solo pide que informemos? Ha puesto un botón para que le hagan donaciones (¿Solo 300 libras?). Ha tenido que dejar casa y trabajo, está sin blanca… Obviamente, escribiendo en un blog, dirigiéndose a otros blogueros ¿qué va a pedir? ¿De verdad es razonable interpretar su postura como una llamada a la pasividad? Yo creo que hay que actuar, apoyando, no difamando, a quien se pone al frente de la manifestación. Los blogueros deben hacer algo más. La acusación de que todos los partidos antiyijadistas son racistas no se sostiene.

La llamada a la lucha “transversal” -es decir, de izquierdas y derechas contra el Islam- es un brindis al sol. Debería ser transversal, sí, el problema es que ni lo es ni se esperan cambios. La izquierda está promoviendo la islamización, y los políticos de la derecha moderada no se atreven tampoco a hacerle frente; hasta ahora han colaborado. En todo caso, llama a la atención que quienes denuncian el islamismo se mantengan en la denuncia y renuncien a apoyar a nadie. Por ejemplo, ¿son fascistas, racistas, extremistas y demás AES, la Comunión Tradicionalista e Iniciativa Habitable?

En relación con la última parte: la democracia y el Estado de Derecho son incompatibles, salvo en la solución trivial: el derecho es lo que diga la mayoría; el hombre no es “digno por su propia naturaleza”, sino solo como hijo de Dios. Por naturaleza el hombre es un primate evolucionado, nada más. Los “derechos naturales” son un malentendido. Un ser finito no puede tener derechos inalienables, absolutos, sino solo los que sea capaz de asegurarse por la fuerza. Los DD.HH. son una superchería que la ideología liberal necesita para fundamentarse “por lo civil”. Si el hombre tuviera “derecho natural” a la vida no se moriría

 Un poco de historia: En la SGM, los aliados necesitaron a Stalin para hacer la guerra al nazismo. No dudaron, incluso, en entregarle a su “Primer Aliado”, Polonia, que sufrió más de 40 años de ocupación soviética. Los EE.UU. mandaron muchísimo material bélico a la URSS, solo al final de la guerra pusieron en práctica la contención de la URSS. Porque los aliados se apoyaron en el gran criminal Stalin pueden algunos blogueros hacer alarde de finura moral.

Be Sociable, Share!

2 Comments

  1. El hombre sí es digno por su propia naturaleza, no por el hecho de que sea un primate (que lo es) sino porque es propio de su naturaleza tener además inteligencia y voluntad (un “chispazo” de la naturaleza divina que lo hace -naturalmente- hijo de Dios).

    La gracia divina, fruto de la redención y de la libre aceptación, eleva esa dignidad (natural) a un nivel sobrenatural.

    Aunque creo que estamos diciendo lo mismo…

    Con respecto a lo de Lionheart, entiendo la postura de Nora, pero pienso que tienes razón. La comparación que haces con el caso Stalin me parece que lo ilustra adecuadamente. De allí mis prevenciones con su banner (con lo de la ayuda económica ni dudar de su necesidad). En la II GM habría ayudado económicamnente al ejército rojo con gusto, pero no habría puesto la foto de Stalin en mi casa (por ocioso claro está), me habría quedado con la de Patton.

    Saludos

  2. JC, todo depende de lo que entiendas por naturaleza, claro está. En tu ejemplo incluyes lo sobrenatural, y eso es trampa 🙂

    La cosa viene de antes; con el BNP entiendo los reparos, pero se están vertiendo mentiras sobre otros partidos, y no se corrigen.

    Lo que dices de la foto y la ayuda es muy oportuno. Se puede colaborar sin vender el alma.

1 Trackback / Pingback

  1. Chicas con shorts en los oficios de Semana Santa | La Yijad en Eurabia

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*