¿Nos encaminamos hacia una hambruna mundial?

Tres decisiones de China apuntan en esa dirección:

La primera es el incremento del 66% de las subvenciones para la producción de grano en 2007; han alcanzado los 7000 millones de dólares)

La segunda es la financiación masiva de programas de roturación de nuevas tierras.

La tercera y más reciente, la subida de los impuestos a la exportación de cereales y legumbres, incluidos el trigo, el arroz, la maíz y la soja.

Aquí, en Bruselas, nuestros señoritos están muy preocupados por el cambio climático, justo cuando se habla del comienzo de una micro glaciación. Una época fría y de escasez alimenticia pondría la guinda al despropósito político europeo.

Food security – the coming crisis

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*