Cuatro citas

Estaba a punto de enviarle un recordatorio a Nora, también conocida como Lady Vorzehva (y otros muchos pseudónimos), para advertirle de que sigue sin corregir las falsedades que repicó en su día. Me sorprendió por eso encontrar este largísimo texto en que, aparte de no corregir las falsedades, intoduce otros asuntos nuevos. Dice, sin embargo, que es la última vez que tratará el asunto. Querer zanjar una discusión y meter temas nuevos en ella no me parece coherente.

En todo caso, yo empiezo aquí mi respuesta. Como no me gusta el barullo ni la confusión, prefiero dedicar cada anotación a un asunto. El de hoy son las citas, voy a hacer un repaso a las citas programáticas de Nora. Lo hago porque encabeza la respuesta con una, y las suele usar de una forma un tanto pomposa:

“No me siento obligado a creer que un Dios que nos ha dotado de inteligencia, sentido común y raciocinio, tuviera como objetivo privarnos de su uso.” (Galileo Galilei, durante su proceso ante la Inquisición, acusado de herejía por haber repetido algo que ya había dicho Copérnico el siglo anterior: la Tierra gira alrededor del Sol).

Esto de recurrir a citas para darse autoridad me parece un recurso más propio de la adolescencia o la primera juventud que de personas maduras. Es algo así como convocar una reunión internacional de sabios para que preparen el programa electoral del país que llevas cuatro años gobernando (sí, me refiero Zapatero): una declaración de incapacidad, de impotencia y de minoría de edad en toda regla.

La dejamos para el final. Tenía hace tiempo una buenísima de S. Agustín, en uno de sus blogs:

“En la necesidad, unidad; en la duda, libertad; en todo, caridad”

Curiosamente, Nora se fue de NdE con un portazo tras la comparación que hice, razonada, entre las herejías de Mahoma y de Lutero. Estoy esperando que se me refute. A mi no me importa colaborar con los seguidores de Lutero contra los de Mahoma, por eso me permito expresar mi opinión al respecto del siniestro personaje. En la duda libertad, y en la opinión fundada, digo yo. Y en la acción, unidad. Pero, no, Nora apoyó los ataques a la reunión de la Counter-Yijad en Bruselas el pasado otoño, con unos métodos (la falsedad) que yo me niego a usar incluso contra el Islam. Qué contradicción, qué gran contradicción. Imagino que la necesidad no aprieta aún lo suficientemente para recurrir a la unión; mientras tanto la invasión continúa… Habrá que esperar que exploten algunas bombas más en el metro, cómodamente sentados y blogueando.

Otra cita de esas:

“La Libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre: por la Libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida…”

Nótese que Cervantes no escribe libertad con mayúsculas; no habla de la Idea de Libertad sino de la libertad concreta individual, la de cada nación o grupo político. Por cierto, leéd el capítulo:

—Este sí que es caballero, y de las escuadras de Cristo: este se llama don San Diego Matamoros, uno de los más valientes santos y caballeros que tuvo el mundo y tiene agora el cielo.

Y leed el Quijote entero, claro está. Y sobre todo, leeros el imprescindible CAPÍTULO TREINTA Y OCHO Que trata del discurso que hizo don Quijote de las armas y las letras. En el que Don Quijote demuestra que los derechos sin la violencia de las armas son papel mojado. Lo usaremos más tarde. Más:

Esto es precisamente lo que Voltaire decía: No estoy de acuerdo con lo que usted dice, pero defenderé hasta la muerte que usted pueda decirlo.

El párrafo donde está la cita no tiene desperdicio. Es educación para la ciudadanía en estado puro. Por una parte me sorprende que la derecha habitual se oponga a la asignatura en cuestión, porque están de acuerdo en el 95%, pero por otra parte me alegra, porque quiere decir que se resisten a que les den la última vuelta de tuerca. Hay razones para la esperanza.

Cómo se reiría Voltaire (el de “mentid, mentid, que algo queda” en carta privada) si viera que alguien se ha tomado en serio su disparate. ¿De verdad puede pensar alguien que Voltaire hubiera dado la vida por defender el derecho de sus oponentes a hablar? Quien tal hiciera (dar la vida por eso) sería un insensato y un necio; y un tonto de baba digno de lástima, y del escarnio y la irrisión del pueblo soberano. Por favor, menos grandilocuencia y más ponderación.

Y volvemos a la cita primera. Galileo fue imprudente en grado sumo, aparte de una mosca cojonera. Por cierto, a Sócrates le dió matarile la “Democracia” por motivos parecidos. Cualquiera que lea los sucesos puede ver que la Iglesia estaba razonablemente abierta a las investigaciones (hubo un jesuita que le quiso robar el descubrimiento de las manchas solares). Cuando se piensa en los miles de brujas que ardieron en los países de la Protesta en ese siglo por ser pelirrojas, se maravilla uno de la paciencia con que se le trató en su época. Se le dijo claramente que presentara pruebas “claras y distintas” –en cuyo caso se reinterpretarían las escrituras adecuadamente- o dejara de agitar los ánimos. Pero no, él siguió en sus trece. Tan convencido estaba de su verdad que no tuvo problema de conciencia alguno en presentar pruebas inverosímiles -como la de las mareas- junto con la muy convincente de las manchas solares. Ese recurso a las mentiras, medias verdades y especulaciones más que dudosas de los que se creen con la verdad es más común de lo que se cree.

El Papa y la Inquisición fueron bastante más razonables que él. De hecho iba a ser exculpado, pero al final, en la resolución del asunto, fue definitivo el puñetazo en la mesa del cardenal Borgia. El Papa (francófilo, y amigo de Galileo) estaba por exculparlo, pero el cardenal se negó, y, cuando el papa le insinuó su deber de obediencia, dijo que hablaba como representate del rey de España. Buena anécdota para quienes creen que la separación iglesia-estado es una novedad de Zapatero. Y es que estaba la guerra de los 30 Años en pleno apogeo, con Francia entrando al quite en apoyo a la Protesta cuando el bando católico estaba a punto de alzarse con la victoria. Nada nuevo bajo el sol.

Continuará. Tengo que decir que esto no es nada personal; llegado el caso, a Nora le compraría un coche usado sin mirarlo.

Be Sociable, Share!

5 Comments

  1. Tienes tu parte de razón Harto. Sería mejor dedicar el tiempo a otras cosas, pero creo que procede aportar un poco de claridad a todo este asunto.

    Es lamentable que se haya intentado boicotear la primera reunión antiyijadista significativa que se organiza, con razones más que dudosas.

    Como digo, en Europa los musulmanes siguen adelante con sus planes y sus atentados, pero algunos se niegan a colaborar con un partido porque su lider dijera en el año 1990 que quiere una europa “blanca”, aunque haya aclarado que lo dijo en sentido metafórico.

    Desde luego sería mucho mejor que la derecha (o lo que sea) de Rajoy, Sarko y Merkel se pusieran a parar el proceso, pero sabemos que NO lo van a hacer. Y lo peor es que estos chicos también lo saben.

    ¿Cuántos atentados ha protagonizado la gente de esos partidos? ¿Entonces, es que nos hemos vuelto locos? Creo que van a tener que explotar muchas más bombas.

  2. Hay que dejar de votar al PP y a partidos de “tranquilidad, hay que votar a los carlistas, a AES o a Democracia Nacional, hay que dejar de creer que todo se va a solucionar, porque si no nos esforzamos, no hay nada que hacer.

  3. Franze, a mí el programa de DN no me gusta nada. El antiamericanismo, el intervencionismo aconómico y el ecologismo del programa me parecen un error.

    Me alegraré, eso sí, de que le quiten votos a la izquierda.

1 Trackback / Pingback

  1. Los derechos naturales y los sobrenaturales | La Yijad en Eurabia

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*