La genio que eligió ser prostituta

Vaya caso tan extraño contaba ayer El Mundo en el última página. Una brillante y piadosa musulmana deja Oxford para «hacer la calle»:

Sufiah Yusof fue noticia por primera vez en 1997, cuando con sólo 13 años logró ser admitida en la Universidad de Oxford para estudiar matemáticas. Poco más de 10 años después, esta mujer británica de origen malayo vuelve a aparecer en los titulares; un reportero trabajando de incógnito para News of the World la descubrió en marzo ejerciendo como prostituta en la ciudad de Salford, Manchester, al precio de 130 libras la hora (165 euros).

Bajo el nombre de Shilpa Lee, Sufiah aparece en la web de una agencia dedicada a la prostitución, donde se describe a como «una chica guapa de talla 36, que está disponible todos los días de once de la mañana a ocho de la tarde». Nadie imaginó este final para la Sufiah de 13 años que entró en Oxford con un brillante futuro por delante; una niña tímida, musulmana estricta, que rezaba cinco veces al día y estaba sometida a un método de aprendizaje ideado por su padre, Farooq Yusof, un hombre dispuesto a crear una fábrica de niños prodigio encabezada por sus hijos.

Cuenta que ejerce el «oficio más viejo del mundo» de forma libre y responsable, incluso gozosa. De su padre, muy ofendido por la conducta de su hija, dan también esta otra información:

Ahora Sufiah, con 23 años, estudia un máster en economía y trabaja como prostituta. Pocos días antes de que fuese descubierta por el rotativo News of the World, su padre era condenado por abuso sexual a dos niñas de 15 años a las que daba clases.

No sé cómo acabará la historia:

Su nueva condición ha causado, sin embargo, estragos en su país de origen. El Gobierno de Malasia está ya planeando un ambicioso «programa para salvar a Sufiah», mientras que la Asociación Malaya en el Reino Unido ha iniciado una campaña en su ayuda, pues piensan que puede encontrarse bajo la influencia de algún tipo de magia negra. Esta asociación tiene una página web donde se solicitan donaciones económicas y oraciones para contribuir a la vuelta de Sufiah al «buen camino».

Me parece bien todo eso; esperemos que no la consideren apóstata como paso previo para rebanarle el cuello…

Desde luego, la chica no ningún cayo malayo…

3 comentarios

  1. Por favor, menos protestar y más firmar a favor de Geert Wilders. Mantengamos un derecho y una libertad ESENCIAL en Occidente : LA LIBRE EXPRESIÓN
    Id a : http://www.islammonitor.org y dejad vuestro e mail a favor de Geert Wilders, no nos acobardemos antes de que nos hayan atacado siquiera.
    Y defendamos a quienes REALMENTE trabajan por nuestra libertad y forma de vida. como GEERT WILDERS con su FITNA DE MOVIE .

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*