Ciudadano británico presentará una demanda contra el gobierno laborista, por no cumplir su palabra de convocar un referéndum sobre el Tratado de Reforma

Se trata de un acaudalado británico, uno de los principales mecenas del Partido Conservador. Os pongo la foto para que veáis que la habilidad para los negocios, no está necesariamente ligada a una apariencia de triunfador, como en el caso de Botín o Amancio Prada.

Ha documentado las declaraciones de los ministros, incluido el Primer Ministro, que habían prometido de forma clara y distinta que someterían el Tratado a referéndum en caso de que implicara cambios que afectaran a la soberanía nacional. Nuestra que, en efecto, el Tratado de Reforma reducirá considerablemente la soberanía del Parlamento británico, en la que esa soberanía está institucionalizada, por lo que exige que cumplan la promesa.

La exigencia de ese cumplimiento se basa en la doctrina de las “expectativas legítimas» creadas por esas declaraciones. El cumplimiento de las expectativas creadas es “requisito de una buena administración, según la cual los organismos públicos deben tratar recta y consistentemente con la ciudadanía“.

Con un par. Casi como el caso del transvase, perdón transferencia de recursos hídricos.

A heroic, if doomed exercise?

Be Sociable, Share!

3 Comments

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*