Premio Libertad y Democracia

Me han dado este premio por duplicado hace unas semanas y tengo que recibirlo y agradecerlo, sin embargo, como he hecho en más de una ocasión les echo un rapapolvos a los concesionarios. Desde luego, no pongo en duda la buena voluntad de quien lo crea ni de quien me lo entrega; simplemente quiero poner de manifiesto la falta de precisión con la que usamos los conceptos (y yo el primero), lo que nos lleva a veces a la confusión, incluso a la contradicción.

Sí, incluso a la contradicción, porque democracia y libertad son contradictorias: cuando manda el pueblo, o las mayorías, no hay libertad, porque el pueblo soberano no admite límites a su poder y hace saltar por los aires las garantías, las libertades civiles y los límites a la capacidad de actuación del gobierno que hacen que pueda existir la libertad. Cuando el pueblo toma las armas -algunas veces en defensa de sus derechos, la mayoría siguiendo a demagogos- las leyes quedan en suspenso.

Desde luego, esa contradicción entre libertad y democracia es relativa, porque depende de la forma en que definamos la libertad. Para los antiguos -digamos los griegos previos al helenismo- la libertad implicaba participación en el gobierno de la ciudad, en las asambleas que tomaban las decisiones políticas. Sin embargo, en las sociedades amplias y populosas como las actuales es imposible que los ciudadanos participen en el gobierno, por lo que la libertad consiste en las limitaciones a la actuación de este.

No sigo desarrollando el tema pues es un asunto bien explicado en Benjamín Constant. Si os interesa saber más, podéis leerlo aquí. Solo quiero dejar constancia una advertencia: el nacionalsocialismo llegó al poder a traves de las urnas y, aunque las acobó rompiendo, contaba con el apoyo mayoritario del pueblo alemán.

Esto es también democracia (pincha para leer):

Gracias Martha y Atreides por el premio. Es un honor recibir algo de vosotros.

Venezuela Libre, Soberana y Consciente de aniversario y nos premia

Premio comprometido en defensa de la Libertad y la Democracia

* * * * *

Son tantos los premiados por Martha que no me atrevo a continuarlo, pero si tienes blog, puedes aportar algo y te gusta, síguelo. El premio lo inició el blog venezolano Eriu Brighid:

 

Be Sociable, Share!

2 Comments

  1. AMGD, me pareció muy interesante tu valoración. Una oportunidad para mencionar algunas referencias, entre ellas de mi país.

    Las personas que defienden la democracia en Venezuela tienen una gran fuerza moral, pero esa ventaja tiene que apalancarse con los instrumentos de lucha apropiados para que se conviertan en victorias, y no le hagan el juego a la tiranía de Hugo Chávez.

    Por ejemplo, si se está peleando con un enemigo como los ejércitos Nazis, prácticamente nada va a funcionar más que el «plomo parejo», no funciona ponerse con leguleyismos como «Si ves un soldado Nazi, no le dispares, captúralo sin maltratarlo, hazle un juicio, y si resulta culpable, entonces mételo preso por X meses»… obviamente con tanta sofisticación ninguna ventaja moral alcanza para luchar así y ganar.

    Si me remito a Gandhi, quien derrocó al Imperio Británico en India, y a Martin Luther King, quien también logró importantes conquistas democráticas; veremos que estos próceres triunfaron porque sus enemigos eran civilizados. Contra Hitler o Stalin luchas como la de Gandhi hubieran sido un rotundo fracaso. Gandhi triunfó contra el Imperio Británico porque le dejó dos opciones:
    Continuar el sometimiento de la India a sangre y fuego, o reconocer que ya no era posible someterlos. Para poder poner a la India a su servicio, el Imperio Británico tuvo que crear un sistema que dependía de varios principios, la colaboración de las personas sometidas era un engranaje esencial.

    Una vez que las personas decidieron no cooperar, el sistema se rompió, porque ya no había nada que ganar en el caso de intentar la violencia, y para evitar males mayores, los ingleses reconocieron la derrota.

    Es bastante complejo eso, de la democracia y la libertad. Un abrazo, Martha

1 Trackback / Pingback

  1. Democracia: El gobierno de los “mas” peores « NUEVA EUROPA- Nueva Eurabia

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*