Discurso de Le Pen en el Parlamento Europeo

Es un político amortizado. Ha desgraciado el partido por su antisemitismo, su antinorteamericanismo y sus giños al mundo árabe. Pero estoy de acuerdo con el 95% de lo que dice en este discurso. Los caretos de los europánfilos Sarkozy, Dani el gilipuertas (you know who I mean)- dan pena. Para el futuro:

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=h9-k0Gc3RTM&eurl=http://www.google.com/reader/view/]

Visto en GoV.

Be Sociable, Share!

5 Comments

  1. Lo grave es el comportamiento de esos mercaderes de votos que se ríen, abuchean, hacen aspavientos. Lo que se espera de un lugar, supuestamente democrático, es que se pueda hablar, criticar, disentir. No rebuznos ni maneras de payaso, a no ser que ellos crean que es su circo y cuadra. Si un europutado musulmán expresase su opinión acabarían vitoreándole y ofreciéndole sus hijas y esposas. ¡Son unas sucias heridas purulentas!. ¡Necesitamos antibióticos, ya!.

  2. Llevas razón, lo de desequilibrado es una apreciación personal, es más adecuado llamarle racista filonazi, que está mucho más contrastado:

    http://es.wikipedia.org/wiki/Jean-Marie_Le_Pen

    Condena por apología de crímenes de guerra y negacionismo

    En febrero de 2008 el Tribunal Correccional de París lo condenó por un delito de complicidad con la apología de crímenes de guerra y negación de un crimen contra la humanidad a tres meses de prisión condicional y a pagar una multa de 10.000 euros por haber dicho en una entrevista en 2005 que la ocupación nazi de Francia «no fue particularmente inhumana». Las declaraciones se realizaron en la revista de extrema derecha Rivarol. Con anterioridad, Le Pen había sido condenado con una multa en 2005 por unas palabras contra los inmigrantes y en 1998 a una pena similar por defender la desigualdad de razas. En 1997 le condenaron por decir que las cámaras de gas fueron un «detalle de la historia», mientras que ocho años antes había sido sancionado por negar la existencia de este instrumento de exterminio nazi.[1]

    Citas

    Jean-Marie Le Pen provocó unos escándalos a causa de frases, que chocaron la opinión pública:

    “Los enfermos del sida, al respirar del viro por todos los poros, son un peligro para el equilibrio de la nación. (…) El enfermo del sida es contagioso por su transpiración, su saliva y su contacto. Es una especie de leproso.” (1987)

    El mismo año, provocó un escándalo enorme diciendo que las cámaras de gas fueron “un punto de detalle de la segunda guerra mundial.”

    En 2004, afirmó que la ocupación alemana en la segunda guerra mundial “no fue particularmente inhumana”.

    En 2006, durante la Copa del mundo de fútbol, dijo que había demasiados jugadores de color en el equipo nacional, y que el cabezazo de Zinedine Zidane era una reminiscencia de su origen de “joven problemático”.

Responder a AMDG Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*