11 de septiembre, 325 aniversario de la Batalla de Viena

JC nos ha hecho en La Terminal una excelente reseña histórica sobre la efemérides. Tenéis que leerla entera, por supuesto. Es una excelente lectura de fin de semana.

Los párrafos que traigo aquí son solo una muestra de lo que más me ha sorprendido:

Como siguiente paso, las tropas islamistas del brillante Gran Visir Mustafá Pashá el “negro” le declaran el 6 de agosto de 1682 la guerra al Sacro Imperio Romano Germánico con una carta dirigida al emperador que -entre otras cositas- decía: «Ante todo os ordenamos que nos esperéis en vuestra residencia en Viena para que procedamos a decapitaros… Os exterminaremos a Vos y a vuestros seguidores… Infantes y adultos serán atrozmente torturados antes de matarlos de la manera más ignominiosa que os podáis imaginar…”

El Rey Sol le llevó la contraria [al Papa Inocencio XI] hasta que, entre otros contextos, -dado el impecable liderazgo que ejercía el Papa- decidió “rendirse” y “transformarse” en “devoto católico”. Así las cosas, el Rey Sol decidió perseguir cruelmente a los protestantes en su reino creyendo que así iba a lograr el “favor” de su Santidad. Inocencio -por supuesto- demostró su animadversión hacia semejantes atropellos y Luis XIV decidió pasar a la “action française”: invadir militarmente los aposentos del Papa.

* * * * *

Como alma en pena entre las ruinas, el demacrado obispo de Viena, Leopoldo Carlos Kolonitsch, cuidaba -como podía- de los heridos, enfermos y moribundos, ayudando así a evitar el derrumbe estrepitoso de la moral de los sitiados. Incluso se mereció una mención entre las numerosas misivas que enviaba Mustafá Pashá para desmoralizar a los vieneses: sería el primero al que decapitarían…

El 12 de septiembre, el sol se asomó y golpeó con sus rayos la enorme tienda de seda verde, con decoraciones de oro, plata y piedras preciosas del Gran Visir Mustafá Pashá. La tienda en sí misma era todo un espectáculo y más bien tenía las dimensiones de un gigantesco circo. Custodiada por una numerosa escuadra de fieles soldados y atendida por una armada de esclavos, a la suntuosa tienda no le faltaba ni un detalle del tradicional lujo oriental: bañeras, camas flotantes sobre mercurio, fuentes y toda clase de opulencias, junto con el estandarte original de Mahoma, el Profeta.

* * * * *

Al enterarse que el bastión Löbel estaba a punto de ser explosionado desde el túnel, ordenó sabotear -a como diera lugar- el intento. Un puñado de esqueléticos austriacos, escondidos dentro de una casa de la ciudad e ignorando el fragor de la batalla a su alrededor, comenzaron a cavar un túnel alternativo para salir al encuentro del subterráneo enemigo. (…) El túnel de los austriacos por fin abocó en el túnel enemigo y el puñado de soldados imperiales moribundos y envueltos en tierra se toparon con una muchedumbre de soldados islamistas que estaban colocando el explosivo final… (…) “…nunca se fue tan intrépido…” (…) Enterándose [Von Starhemberg] así que la operación dentro del túnel había sido un éxito, dirigió al cielo una oración eucarística y -luego de reflexionar unos segundos- dijo: “Lanzaremos una salida final. Moriremos como caballeros cristianos y que Nuestro Señor se apiade nuestras almas: ¡Tocad a rebato!”

Mustafá Pashá el “negro”, desconcertado ante la imposibilidad de detener ambas acometidas, ordenó pasar a cuchillo a los miles de prisioneros y esclavos cristianos del campamento. Fue su penúltima orden de batalla. Luego de media hora de caos, entendió lo que sucedía e impartió la última: la retirada. En su pávida estupefacción, los seguidores del Profeta huyeron dejando todo tirado tras ellos: la artillería, el botín de dos años, mulas, camellos, cimitarras, tiendas… y el menosprecio.

11 de septiembre de 1683 – Por sobre mi cadáver, caballeros…

11 y 12 de septiembre de 1683 – Esa ciudad maldita

12 de septiembre de 1683 – Veni Vidi Deus Vicit

* * * * *

 Este otro artículo (Starhemberg, Lorraine, Sobieski, A City and A Battle), en ingles, nos cuenta que el Francés no solo no participó, sino que aprovechó para atacar Alsacia:

It should be never forgotten as well that Louis XIV of France not only declined to join, but used the opportunity to raid cities in Alsace and other parts of South Germany.

Acaba diciendo que los tres siglos de tregua que esa batalla nos han proporcionado no parecen haber servido de mucho.

Be Sociable, Share!

4 Comments

  1. El Mustafá discotequero este ¿donde estudió psicología?, ¿en el anatómico-forense?, porque esa «primera orden suya» : Esperad a que vengamos a decapitaros…., allí sería «sólo» innecesaria, pero no diplomáticamente estúpida, políticamente contradictoria, militarmente desquiciada, y decididamente imbécil desde cualquier óptica concebible. ¿Se compró el cerebro en una pescadería?…tal vez por eso era musulmán.

  2. Gracias AMDG (contesté tu mail). Los enlaces son los siguientes:

    Para Navegadores como Firefox, Safari…

    11 de septiembre de 1683 – Por sobre mi cadáver, caballeros…

    11 y 12 de septiembre de 1683 – Esa ciudad maldita

    12 de septiembre de 1683 – Veni Vidi Deus Vicit

    Backup para Internet Explorer

    11 de septiembre de 1683 – Por sobre mi cadáver, caballeros…

    11 y 12 de septiembre de 1683 – Esa ciudad maldita

    12 de septiembre de 1683 – Veni Vidi Deus Vicit

  3. No es por los reyes humanos
    por quien vamos a la guerra,
    ni para que en esta tierra
    no se den ritos paganos;

    ni por los artificios vanos
    que nuestro corazón encierra,
    no es por el miedo que aterra
    a nuestros pobres hermanos.

    Sino por defender la luz
    y la fe por que juramos,
    por la verdad de la cruz.

    por que pervivan las leyes
    del Redentor que adoramos;
    ¡Luchamos por el Rey de Reyes!

  4. Un hombre es apalizado por dos musulmanes en BRUSELAS por abrirse una cerveza en su presencia durante el ramadán. De la pérdida de sangre casi muere.

    brusselsjournal.com/node/3535

    Dicen que en Telecirco van a hacer un reportaje especial sobre el tema, con amplio despliegue de medios y que lo van a emitir en horario de máxima audiencia. El título será: «reacciones de los inmigrantes contra la xenofobia europea»

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*