El Dalai Lama, un inquisidor del s. XX, aunque con muy buena fama

Todo esto es nuevo para mí, y no sé si es cierto o falso, pero me parece verosímil:

Dalai Lama, usted está expulsando ahora a los devotos tibetanos de Shugden de la comunidad budista diciendo que los que veneran a Shugden no son budistas porque veneran a un espíritu maligno –Shugden–, y al mismo tiempo se está preparando para expulsar a los devotos occidentales de Shugden de la comunidad budista por las mismas razones. Mediante su discriminación religiosa y sus creencias extremas ya ha expulsado a miles de tibetanos practicantes de Shugden de la sociedad tibetana. No satisfecho con esto, ahora está reuniendo firmas de personas en Oriente y Occidente con las que declaran que abandonan la práctica de Shugden y que no ofrecerán apoyo material o espiritual a cualquiera que realice esta práctica.

Aquí entero: Dictador del siglo XXI – el Dalai Lama


Con Barroso.


En universidad norteamericana


Con la Pelosi.


Merkel.


JP2


Bush


Mccain


Con la de Sarko, quizás la más ridícula.

3 comentarios

  1. Otro mamaracho de la Tribu de los enrollados del rojerio descafeinado…No entiendo porque hay que ir o hacer caso a semejante charlatan, si a los de nuestro entrono no les hacemos caso…

  2. SE NOTA QUE NO SABEN NADA DE HISTORIA NI E CULTURA LOS QUE ESCRIBEN ESO DEL DALAI LAMA QUE LASTIMA QUE SEAN TAN IGNORANTES Y AUN ASI PUBLIQUEN SUS TONTERIAS PRIMERO INVESTIGUEN. O TAL VEZ NI A LA ESCUELA FUERON POR ESO SU IGNORANCIA.

  3. la infiama sobre proviene de un corazón pequeño ruin y mezquino, Dalia Lama lo he conocido por su libros y me resulta indamisible este calificativo de inquisidor,

    la frase que lei en unos de sus libros ( etica para un nuevo milenio ) del lai lama y que cambió mi forma de relacionarme con los demás dice «si no puede ayudar a los demas por lo menos no los perjudiques» si no puede hablar bien de otros por lo menos guarda silencio.

Responder a alfonso Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*