Sultanes de Malasia advierten contra poner en duda la supremacía del Islam

Este es el país que ponen como ejemplo de «moderado»:

Sultanes de Malasia advierten contra poner en duda la supremacía del Islam

Los sultanes de Malasia advirtieron hoy a la población de que no deben cuestionar la supremacía del Islam sobre otras religiones ni los privilegios de la mayoría étnica malayo-musulmana.


En un raro pronunciamiento público, en forma de comunicado, el llamado Consejo de Soberanos indicó en alusión a las minorías china e india que ‘algunos sectores’ han provocado ‘nervios y tensión’ en el pueblo.

Los monarcas aseguraron que poner en duda el liderazgo de la mayoría malayo-musulmana ‘llevará a la fragmentación y un conflicto racial que pondrá en peligro la paz y la armonía de la nación’.

Hace un mes, una diputada de origen chino fue detenida por la Policía después de que un periódico malayo la hubiera acusado de críticas al Islam, y en agosto, una conferencia de abogados sobre la libertad religiosa fue asaltada por radicales islámicos.

En los últimos meses, una larga lista de casos refleja la creciente tensión étnica y religiosa entre la mayoría musulmana -el 60 por ciento de la población- y las comunidades de origen chino e indio.

Las minorías denuncian que el Estado favorece a los musulmanes con beneficios económicos y fiscales, y en el acceso a los servicios, particularmente en la educación, pese a que los chinos ostentan el poder económico y los indios se encargan de aquellos trabajos menos agradecidos que rechazan los malayos.

Nueve de los 13 Estados que integran la Federación de Malasia están administrados por sultanes y el resto por gobernadores.

Los soberanos también se turnan en la Jefatura del Estado, que ocupa cada uno de ellos durante un único mandato de cinco años y que actualmente ostenta Mizan Zainal Abidin, sultán de Terangganu.

Terra Actualidad – EFE

¿Dónde están esos que se quejaban del régimen de segregación racial de Sudafrica?

1 comentario

  1. Los que segregan son de piel más bien oscura y segregan a otros de piel más blanca (chinos) o tan oscura como la suya. Por tanto, no hay segregación. Es como las violaciones masivas de mujeres boers en Sudáfrica y esa especie de genocidio silencioso que están sufriendo. No es noticia.

    Y no me voy a poner a defender a los «soberanos» estos de cuchufleta, a esos sátrapas y sus ridículos cacicazgos, pero esta frase del periodista tiene lo suyo:

    «los indios se encargan de aquellos trabajos menos agradecidos que rechazan los malayos»

    Si no estuviesen los indios para hacer ese trabajo, lo desempeñarían los malayos como probablemente lo han hecho toda la vida. Porque al no estar los indios para bajar los sueldos la relación esfuerzo-salario mejoraría, y por tanto «el grado de agradecimiento» de esas ocupaciones aumentaría. Oferta y demanda pura.

    Es de chiste la difusión que ha alcanzado ese argumentito falaz. Me recuerda a las jaculatorias de la religión al-goriana, que son prácticamente planetarias. Y el tonito de reproche moral que no falte: ah, esos vagos malayos que no hacen ciertos trabajos porque son unos señoritos… 😉

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*