Instan a musulmanes malasios a no practicar yoga por relación con hinduismo; pueden violar a su esposa, sin embargo

Otra fatua de esas:

Los musulmanes de Malasia deberían tener prohibido practicar el yoga por estar sus ejercicios impregnados de ‘elementos religiosos’ hindúes, según opinó hoy un influyente clérigo islámico.
Harussani Zakaria, un polémico imán del estado malasio de Perak, instó al Consejo Nacional de Fatuas (edictos religiosos) que emita una orden que deje claro si los musulmanes deben o no hacer yoga.

‘Si únicamente se trata de ejercicio físico, no hay problema, pero no en su forma original de acto religioso’, dijo Zakaria, quien puso como ejemplo el habitual rezo de mantras, oraciones hindúes en las que se invoca a los dioses de este credo.

A su juicio, ‘el yoga puede llevar a los musulmanes a abandonar su fe porque los movimientos de los ejercicios se enmarcan dentro del estilo y las tradiciones del hinduismo’.

Este profesor de teología en la Universidad Nacional de Malasia en Kuala Lumpur es conocido por sus posturas integristas, y en los últimos años se ha mostrado a favor de encerrar en una isla a todos los enfermos de sida o impedir a los no musulmanes vender productos que incluyan citas del Corán.

También rechaza que un hombre que practique el sexo con su esposa sin su consentimiento sea calificado de violador, pues su acto no es un crimen de acuerdo al Islam.

Hace una semana, el Consejo Nacional de Fatuas de Malasia condenó por heréticas a las mujeres musulmanas que se visten como hombres y el sexo entre lesbianas.

Malasia es un país de mayoría de población musulmana que practica un Islam moderado en sus mensajes pero bastante conservador en las costumbres, y ciertos asuntos son considerados todavía un tema tabú, como la homosexualidad, aunque se tolera la poligamia.

Quécuriosos son estos muslimes.

Be Sociable, Share!

4 Comments

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*