Morfina Roja, el libro de Cristina Losada sobre las sedaciones del Severo Ochoa

Sí, ya sabemos que es caso juzgado y que el sedador fue exculpado. Pero la verdad legal no es incuestionable, y los asuntos juzgados pueden ser legítimamente analizados e investigados, por mucho que pese a algunos.

En Heterodoxias (Morfina roja) hay una excelente reseña de Horacio Vázquez Rial.

Estremézcase usted ante el abrumador material acumulado contra Montes y piense que fue desestimado. Se dará cuenta de que estamos en peligro, pero más lo está la persona que lo da a conocer, Cristina Losada, y María Antonia del Moral, presidenta de Avinesa, que promovió la causa legal. Por eso digo que se trata de un libro de riesgo: talibanes hay en todas partes, en todas las religiones, incluida, de modo particular, la religión del laicismo.

(…)

Morfina roja, pese a su carácter esencialmente documental, como corresponde a todo buen trabajo periodístico, es una lectura apasionante. Quizá porque nos tiene por protagonistas a todos: todos somos Joseph K en este universo kafkiano, en el que nadie sabe por qué fue denunciado Montes por los mismos que, además de absolverlo, lo han elevado a los altares, sus altares, en los que se pretende sacrificar a cualquier débil chivo expiatorio que ocupe una cama en un hospital: «Este tipo ya ha vivido bastante», dirá cualquier siniestro funcionario con título, si no se le ha adelantado algún sobrino en espera de herencia, en nombre de «la familia», como si de la de Don Vito se tratase.

En el mismo sitio encuentro una entrevista a la autora (Losada se sincera con Cristina), en la que leo esto:

«El primer mandato de Zapatero comenzó con su respaldo al mensaje pro-eutanasia de esa película y concluyó con su abrazo al doctor Montes, que poco después sacaba un manifiesto a favor de la eutanasia. El principio y el fin del período quedaron enlazados bajo ese signo. En el libro se abordan las raíces de la fascinación por esa práctica que hay en la izquierda, los motivos por los que el PSOE la promueve y los riesgos que comporta su legalización», explica Cristina Losada en esta entrevista a LibrosLibres.

Pregunta: ¿Qué revela «Morfina roja» sobre lo ocurrido en las Urgencias del hospital Severo Ochoa cuando las dirigía el doctor Luis Montes?

Respuesta: El libro relata cómo se iniciaron y desarrollaron unas prácticas sedativas que condujeron a duplicar la tasa de mortalidad en el servicio; disecciona la virulenta campaña del PSOE para impedir cualquier investigación; expone los informes y las inspecciones, los autos del juez y de la Audiencia; y analiza cómo y por qué Zapatero hizo de aquel anestesista una figura estelar de su campaña electoral.

Lee la entrevista entera.

4 comentarios

  1. Cuando algo se desconoce, es ignorancia, cuando te empeñas en ignorarlo es necedad.

    En toda el texto se oculta el actor principal de las acusaciones contra el Dr Montes, que fue la Comunidad de Madrid de la mano de su -entonces- consejero de sanidad Lamela y con la ferviente dirección de Aguirre. No hay que despreciar que se pusieron todos los medios, incluida Telemadrid, para hacer un juicio público al Dr Montes, o la movilización de sus bases (jubiladas, pero bases) para insultar y llamar asesino a Montes.

    La intención de tales acusaciones en aquel entonces se podía dudar, ahora es más que evidente: Esperanza quiere privatizar la sanidad, y para esto tenía que denigra los hospitales públicos.

    Y el PP no tenía enfrente al PSOE, como de nuevo intenta hacernos pensar en esa obsesión victimista, tenía enfrente a toda la sociedad civil, de nuevo eran ellos solos -el PP- contra el resto de la ciudadanía.

    Puedes mirar para otro lado, puedes silbar mirando al techo, puedes taparte los oídos mientras gritas canciones infantiles o puedes censurar este comentario. Pero la noticia que das, sin la información que aporto es, por omisión, MENTIRA.

Responder a gallego Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*