Ecologistas en acción reprocha a la Iglesia que compare niños con linces

Cómo se ha podido atrever…

Por su parte, Ecologistas en Acción ha enviado una carta a la Conferencia Episcopal en la que “respetuosa y humildemente” acusa a la Iglesia de “faltar a la verdad y manipular la realidad”. Por ello, los conservacionistas instan a la Iglesia, de forma “respetuosa y humilde” a “hacer campaña sobre los millones de personas, niños y niñas, que viven en la más absoluta pobreza pasando hambre, guerra y demás calamidades” -a pesar de que la Iglesia es la institución que mayor labor social hace en todo el mundo-. Esta asociación también reprocha a la Conferencia Episcopal que compara “niños con los linces”.

La izquierda y los ecologistas critican a la Iglesia por su campaña por la vida

11 comentarios

  1. A ver si me aclaro yo con lo que les molesta ¿que se compare al niño con el lince o al lince con el niño? Porque seguro que estos mentecatos anteponen el animal irracional al racional…ah, ya he dado con ello: pertenecen a los animales irracionales.
    ¿Con que autoridad moral se puede defender a un animal y patrocinar el genocidio humano? ¿con qué valor se puede proteger una planta y condenar una vida?. Memos es lo que son, pero muy que muy memos.

  2. Hombre, decir memos es tratarlos bien.
    Esta gente son decadentes, individuos que tienen unas prioridades equivocadas y unos sentimientos enfermos.
    Oh sí, para ellos un lince o una foca vale muchísimo más que la vida de un niño.
    Encuentran super estupendo que una mujer se haga un aborto, pero ¡abajo los abrigos de pieles, pobres animalitos!
    Desde luego, según ellos es mejor que un niño pase frío, o hambre o sencillamente lo maten en el vientre de su madre, pero que nadie le toque a los animalitos.

    Estos personajes son tan hipócritas y absurdos que además de ser despreciables, creo que serán olvidados, o si acaso recordados como una muestra de los detritus de una sociedad hedonista, decadente y enferma.
    Estos ecologistas niñitos ricos…. que van de adalides de la moral….

  3. Esta gente es la que durante el Conflicto de los grandes lagos africanos, cuando la vida de casi 5 millones de personas estaban en juego se dedicaban a decir que la población de Gorilas estaba en peligro…

  4. Yo también soy ecologista, Bárbaro. Reciclo todo lo que puedo, he enseñado a mis hijos a no tirar ni un papelito por ahí, ahorro agua, electricidad, hago todo lo que puedo.
    Pero eso es una cosa, y estos «ecologistas de salón», son otra. Estos son niñitos hijos de una sociedad opulenta.
    Una vez un vegetariano se ofendió muchísimo conmigo, porque claro, yo como carne. Y él defendía que podía comer tofu, algas japonesas, frutas de Madagascar…. y yo le dije que se dejara de tonterías, que eso lo podía hacer gracias a vivir en una sociedad de libre mercado que él despreciaba. Que si hubiera vivido en un país comunista habría tenido que comer carne, tripas y cualquier cosa que apareciera.

    Y estos guays y progres «ecologistas», se han apropiado sectariamente de todo lo que significa esa palabra. En resumen: que el que no esté de acuerdo con ellos es un facha, un carca, un indeseable y merece todo lo peor.

    Yo estoy a favor del uso de las pieles de animales, y de comer carne. De defender los animales sí, pero con sabiduría y sin darle más valor que a la vida humana.
    Pues nada, eso me hace un ser despreciable, según estos sacerdotes de la secta «ecologista».
    Aunque esté demostrado que la carne es muy importante para el desarrollo del hombre, aunque esté demostrado que el uso de pieles es mucho más ecológica que el uso de materiales sintéticos… nada. No sigo los preceptos de los gurús que te dicen lo que tienes que pensar, así que si por ellos fuera, me quemaban en la hoguera.

  5. Los ecolojetas rojosandías deberían ser culpados de genocidios varios. Por sus alaridos de rata acerca de temas de usos de DDT, politicas energeticas etc, mueren año cientos de miles de personas (solo por la malaria, se calculan en 1 millon de personas anual).

    Son basura, mierda, la hez de la tierra, y que ahora carguen contra la iglesia por este asunto, sólo me lo confirma. Dios que asco me dan.

  6. Sí Opus y Ogro, tenéis razón.
    Mi marido y yo llamamos a estos «ecologistas» y rojetas varipintos con la palabra «rojoferrari». Porque son muy «rojos», pero bien que adoran el lujo y la opulencia capitalista.

    Un mar de contradicciones. ¡un montón de gente en pelotas para defender a los animales pero envueltos en plásticos!!
    ¿Qué hace más daño al medio ambiente: ¿Una piel de cerdo o visón o un montón de plásticos?

    Nada, que son niñitos ricos que se aburren, que jamás han tenido que luchar de verdad por su supervivencia, que se lo han dado todo hecho.
    Decadencia en estado puro.

  7. he llegado aquí por casualidad… qué os pasa??? A lo mejor sois vosotros los que nunca os habéis encontrado con el drama de un embarazo no deseado sin recursos económicos, sin hogar, sin trabajo… Afortunadamente, le pese a quien le pese, vivimos en un país en el que el lince ibérico se está recuperando y una mujer puede decidir (dentro de unos plazos) si desea/puede permitirse ser madre.

  8. No es cierto, con decir que le afecta a la salud puede hacerlo en cualquier momento.

    En ese caso puede decidir entregar al niño en adopción, por ejemplo, a muchas familias que lo desean.

    El drama que me dices es consecuencia de una acción voluntaria ¿no? Es que haláis como si os quedarias embarazadas de un estornudo.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*