Crisis: Cuando la última economía “comunista” dejó de prestar a la primera economía “capitalista”

Estamos viendo el fin de una época. Eso es ciertamente el mundo al revés: China desoye la petición de Obama: Comprará menos deuda pública de EEUU:

El primer ministro chino, Wen Jiabao, expresó la semana pasada su preocupación por la seguridad de los bonos estadounidenses, a lo que el presidente de EEUU, Barack Obama, respondió garantizando la absoluta seguridad de la deuda. Pero los economistas chinos cercanos al gobierno están defendiendo que el Gobierno busque nuevas vías de inversión: “Aunque es improbable que China reduzca sus propiedades en el Tesoro de EEUU, va a tratar de reducir compras“, señaló Yu Yongding, presidente del Instituto de Economía Mundial de la Academia China de Ciencias Sociales, el grupo de expertos del gobierno.

Wen indicó en su discurso que estaba estudiando el uso de la reserva de divisas chinas para adquirir equipos y tecnología claves para el desarrollo del país asiático. Al mismo tiempo, el Ministerio de Comercio estimulará a las compañías chinas a invertir en el extranjero, cuya inversión totalizó en febrero 22.000 millones de dólares, incluidos los 19.500 millones para el incremento de acciones en la tercera minera mundial, Rio Tinto Group. El banco Standard Chartered prevé que este año la inversión de China en el exterior supere la que recibe por primera vez.

Esto también es el mundo al revés: El regulador de EEUU critica a un banco por no tener créditos subprime

El FDIC critica que East Bridgewater Savings no haya extendido suficientemente sus líneas de préstamo. Considera como una anomalía que no haya concedido créditos a clientes que la entidad calificaba de dudosa solvencia. Necesita mejorar este aspecto, según el FDIC, que basa su dictamen en el cumplimiento de la Ley de Reinversión Comunitaria. Una norma que obliga a las entidades a destinar préstamos hipotecarios a gente con escasos recursos (subprime).

Y esto un aviso de lo que está por caer, aunque en el artículo no queda claro el alcance del problema: Morgan Stanley alerta sobre un segundo tsunami de impagos. Los efectos sociales se empiezan a notar:¿Francia al borde de una explosión social?, Hay miedo: la delincuencia aumenta pero el español no denuncia:

Asaltos en plena calle, a comercios y también en domicilios, asaltos realizados con rabia, con violencia extrema, con ganas de hacer daño, no con la marca del crimen organizado, que también hay, si con el la desesperación. Basta con hablar con los vecinos, con los comercios, con los dispensarios, con las escuelas con las parroquias. Das una patada y te encuentras con muchas historias que contar. De la misma manera que la crisis ha colapsado los albergues y comedores de caridad, también ha destapado la rabia, la desesperación y, atención, la impunidad.

En definitiva, ¿por qué la delincuencia se ha disparado en España mientras el Gobierno Zapatero asegura que, con las estadísticas en la mano, ha disminuido? Pues muy sencillo: porque la gente no denuncia. Toma sus decisiones para, en la medida de lo posible, evitar nuevos sustos y punto. En España, la gente de bien no confía ni en la policía ni en los tribunales, a los políticos no se les cree.

Para rematarlo todo, avisan del terremoto que producirá la insolvencia del tesoro norteamericano y el desplome de sus bonos: The Biggest Bubble the World Has Ever Seen

A U.S. Treasury bubble. With 30-year Treasuries yielding 3.7% at a time when the Federal Reserve is blowing up its balance sheet, it’s hard to refute its existence. The rush into Treasuries became so severe that short-term yields turned negative late last year, meaning investors were literally paying the government to hold their money. Heck, even Madoff investors thought they were getting a good return.

Our personal savings rate is going up, but it’s still not nearly enough to finance our ambitions. In other words, between massive spending deficits and financial bailouts, we’re relying on the irrationality of global investors’ flight to Treasuries at the exact time those same investors are planning the endgame. Call that what you want — decoupling, globalization, whatever — it’s the hallmark of a bubble ready to burst. And just like every other bubble, those enjoying the benefits often refuse to acknowledge its existence until it’s too late.

¿Quien te daría más seguridad Obama o JIntao?

Be Sociable, Share!

Responder a pablo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*