El Papa: menos sexo, nada de preservativos y más espiritualidad

Yo lo tengo claro: Hay quien sigue las enseñanzas de la Iglesia y quien no. En relación con los primeros, la castidad y fidelidad les es suficiente para prevenir las enfermedades de transmisión sexual. En relación con los segundos, la iglesia no tiene nada que decir, porque no le hacen caso, así que hace bien en no perder el tiempo predicando a sordos. Sin embargo, lo curioso es que estos sordos, que además no quieren oír, insisten en que el Papa y toda la Iglesia se pongan a su disposición para transmitir el mensaje que ellos quieren. Sí, son los mismo que denuncian el “pensamiento único” y exigen “pluralidad”.

No desaprovechan ninguna oportunidad para agitar como energúmenos unos mensajes cargados de una indignación moral propia de mejores causas. Ejemplos:

La lucha contra el sida es el objetivo de organizaciones tanto políticas como humanitarias y está vista como una obligación para salvar vidas humanas.

Pues eso, recomienda castidad y fidelidad. Los que le hacen caso tienen bastante. Predicarles a los que no se lo hacen sería perder el tiempo.

Dijo además [Claudia Roth, Jefa del partido Los Verdes] que el Papa “continúa así una política contraproductiva, destructiva y ajena a la vida y al amor, que destruye cualquier enfoque sensato en la lucha contra el virus VHI y la epidemia del sida“.

¿Por qué le llaman amor cuando quieren decir sexo? Además de verdes, cursis.

El Papa se dirige al cumplimiento de valores morales como la fidelidad pero olvida, sin querer o con una intención que es difícil de adivinar, que la transmisión del sida también puede darse a través de violaciones o sexo forzado, y a causa del desconocimiento del riesgo. En este aspecto, el uso del preservativo es una obligación para cualquiera que esté enterado de la peligrosidad de su no utilización.

Vaya, el Papa tendría que recomendar el condón porque hay violadores. Ya lo sabe, si eres una chica moderna, no te olvides el condón en el bolso, para ofrecérselo a los posibles violadores. Y aprovecha para informarle de que es una práctica de riesgo.

Como señala el Westdeutsche Allgemeine Zeitung, de Essen,”Aparte de que un comportamiento sexual moral significa una cosa en Roma y otra en Jaunde, el hecho es que el condón protege sin duda de una infección. No impedirán la violencia sexual contra la mujer en África, y tal vez llegue tarde para detener una epidemia, pero sí podría salvar a más de una criatura en el vientre de su madre. ¿Y no es esto ya bastante en un país como Camerún, en el que el virus mortal ha borrado generaciones enteras del mapa?”, cuestiona el WAZ.

El no va más: el condón protegería con la violencia sexual, mucho más que predicar la temperancia, la castidad y la fidelidad… Están locos; desbarran. Y el borrado de “generaciones enteras del mapa” es la guinda del despropósito ¿no es eso precisamente lo que han hecho los anticonceptivos en Europa?

El Papa: menos sexo, nada de preservativos y más espiritualidad

En portugués: O preservativo e o Papa: constatando factos

Be Sociable, Share!

18 Comments

  1. Esto es un regalo para estos extraviados y pervertidos que llaman a lo malo bueno, y a lo bueno malo. Así que critican al papa por decir verdades como puños:

    “Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira, a fin de que sean condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino que se complacieron en la injusticia.”
    (2TS 1:11)

  2. Joana, citas la Biblia como una hereje protestante… pero creo que solo eres una cismática (y simpática) ortodoxa 🙂

    Mont, yo me conformo con volver a los 50… pero sí no fueron malos tiempos aquellos. ¿Quedará algún Metternich, algún Tayllerand, o solo Pepiños y Zapateros?

  3. AMDG… ¡es que soy una hereje protestante! jejeje… No, en serio, para mí La Biblia entera es dogma de fe. Lo que no está en ella no lo es. Puede ser inclusive cierto o magnífico pero no está al mismo nivel que La Palabra de Dios.
    Es que si no terminaremos a los pies de cualquier pastor alucinado o curita medio trastornado o pope borrachuzo….

    ¡Saludos!!

  4. AMDG, en la difunta CCCP estaba prohibido ser creyente. En el 64 que fué cuando yo nací, todavía por menos mandaban a la gente a Siberia. Por otra parte mi madre era profundamente atea, o al menos siempre odió a los cristianos. Así que eso fué lo que me enseñaron y cuando me llevó a Cuba seguí siendo enseñada así. Pero cuando me hice adulta yo sola busqué una iglesia, y lo que había más a mano era una iglesia bautista.
    Vamos, no estoy diciendo con ésto que no fuera una bendición de Dios porque eran personas maravillosas y con una fe muy genuina, pero es lo que pasó.
    Piensa que esa iglesia bautista sabía dónde estaba y algunos de sus integrantes eran vecinos míos (gente loca, según mi madre). Pero de los católicos no sabía nada. Y cuando digo nada es nada, ni de los ortodoxos, de esos todavía menos. No me bautizaron de pequeña ni me hicieron comunión ni sabía que existían las procesiones. En mi casa no se mencionaba a Dios a no ser que fuera para burlarse de los que creían en eso “tan estúpido y atrasado”. Ni siquiera había Reyes Magos. La primera cabalgata de Reyes que ví fué en Las Palmas, cuando ya tenía 30 años. Así que imagínate, mi vida no ha sido nada convencional.
    Saludos!

  5. Mira, de este verano no pasa el vernos. Ya me contaras mas.

    Rezare para que, si Dios quiere, mueras catolica, pero no te procupes 🙂

    (Pero sigo diciendo que me habia acostumbrado a pensar que fueras cismatica… es lo malo de Internet que uno se crea imagenes falsas 🙂

  6. Sí AMDG, espero que si Dios quiere nos veamos en verano. Tú reza que eso es bueno. No sé si moriré católica, quizás. Pero lo que sí moriré es cristiana, así que estaremos juntos en el cielo (¿seguirás el blog allá?)

    Estuve mirando la noticia, y creo que la debilidad más grande de los protestantes es precisamente la fragmentación y la dispersión que da pie a montones de sectas y fanatismos.
    Claro que el fanatismo mahometano no puede ni compararse pero no se trata de eso ahora.
    He conocido protestantes que son más fanáticos de lo que te puedas imaginar.
    También he conocido católicos “a mi manera” que son adúlteros, ladrones y consultan adivinos.
    Pero no hablamos de casos individuales sino que la dispersión de las iglesias protestantes desgraciadamente da pie a todo tipo de errores. También es cierto que hay iglesias muy sanas, congregaciones de gente a las que la fe genuina no les nubla el sentido común, ni tampoco usan unas partes de La Escritura y obvian otras.
    Como eso que dices de la predestinación. Es cierto, está en La Escritura. Pero también está la libre elección, la caridad y el amor. ¿Cómo se combinan una con otra? De una forma relativamente fácil pero creo que mucha gente no lo sabe ni se ha puesto a meditar en ello.
    A muchos protestantes les falta humildad, y a muchos católicos también. Supongo que eso es algo intrínseco en la naturaleza humana, no va con la denominación o iglesia o congregación a la que pertenezcas.

  7. Ahora que ya he releído la trifulca de los foreros, creo que la palabra “hereje” se usa demasiado a la ligera, tanto por unos como por otros.
    Tendríamos que tener muchísimo cuidado antes de usar algo tan serio como eso.
    Lutero (con el cual no simpatizo demasiado) no era ni Dios ni infalible ni sus palabras son dogma de fe. Las iglesias protestantes de hoy día no son ni sombra de lo que fué el susodicho. De los luteranos realmente no sé mucho. Lo poco que sé son cosas malas pero claro, ¿cuando la prensa publica cosas buenas de alguna iglesia cristiana?

    Lo que una cosa tengo clara: al margen de los errores que hayan cometido los católicos y los protestantes (los católicos más porque vienen de más antiguo) eso tiene que quedar atrás.
    No veo yo sensato ni lógico pelearnos entre nosotros porque los curas no se pueden casar y San Pablo habla de obispos casados.
    Eso no es requisito para la salvación.
    Los cristianos tienen que unirse y defender lo suyo.
    No se puede ir peleándose por ahí y poniéndose histéricos porque hay cosas que hacemos distintas, cuando hay tantas que son iguales. Principalmente la fe en Cristo que es lo realmente definitivo y decisivo de un creyente.
    Humildad, necesitamos humildad y amor al hermano, sin mirar tanto la paja en el ojo ajeno. ¿Quiénes somos nosotros para juzgar la fe de nadie?
    Y claro, mientras los cristianos se pelean por una palabra de más o de menos, el diablo ríe y los mahometanos ganan.

    Eso tiene que cambiar.

  8. Joana, creo que se puede colaborar con gente que piensa muy distinto, especialmente contra un enemigo común y peligroso. Y se puede discutir sobre las diferencias, incluso puede ser hasta divertido. Lo que no se puede hacer es dar un portazo por hacer referencia a unas similitudes entre el Islam y la llamada “Reforma”. La unidad en la acción no implica unidad en la opinión.

    En el resto estoy de acuerdo contigo.

    Un abrazo.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*