Musulmanes norteamericanos intimidan a las autoridades municipales para la concesión de un permiso de ampliación de una escuela

Nos los cuenta el Baron Bodissey en von Gates of Viena: The Islamic Bullies of Fairfax

Llenaron el auditorio con sus partidarios, abuchearon a los ciudadanos que se oponían al proyecto y utilizaron la recepción del edificio para hacer la gimnasia ritual en la que empopan las posaderas.

Tomad nota, porque algún día sucederá en España.

Be Sociable, Share!

6 Comments

  1. Me permito señalar que el título del post «(…)ampliación de una escuela» produce una impresión equívoca.De lo que se trataba, según el vídeo, era de una «Academia Islámica Saudí».Traducido literalmente no sólo se acerca más a la verdad sino que está todo mucho más claro.

  2. La diferencia entre el useño y el europeo borrego y esclavo es ésta:

    http://www.youtube.com/watch?v=oXw-QsL4wqM

    Por eso, que yo sepa, ahora mismo hay una iniciativa para prohibir de nuevo «las armas de asalto» (cualquier cosa por encima de una escopeta de caza) y para registrar toda la munición que se venda. Igual que desde el 86 no se pueden producir ametralladoras para el mercado privado.

  3. La pena de todo es que por 2 generacion y porque se reproducen como conejos para poblar el mundo de islamistas ,ya hay musulmanes nacidos norteamericanos o musulmanes españoles.Como dijo uno de esos imanes radicales,conquitaran occidente con sus vientres..

  4. Sí Pablo. Lo triste es que los españoles (y europeos) nativos, los de verdad, llamen «coneja» a cualquier española que cometa el pecado nefando de tener tres o cuatro hijos.
    Pobres necios que critican lo único que les salvaría, y alaban a sus verdugos, que vienen a invadir el espacio que les hubiera correspondido a sus hijos. Pero en fin, nada se puede hacer, supongo.

  5. Con esa clase de acciones al final les va a salir el tiro por la culata, porque la gente por fin se dá cuenta de la verdadera cara del Islam y manda a freir esparragos el rollo políticamente correcto.

    Allí son capaces de encontrarse una mañana con que han roto las puertas de la mezquita y degollado un cochinillo en su interior.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*