Caja Duero (De Castilla la Vieja), financia una Ruta Ibérica por Marruecos, siguiendo “los pasos de los moriscos”

No es difícil imaginar el punto de vista desde el que se realiza. Leedlo y no os perdáis la retórica alianzacivilizacionista, tricultural y euromediterránea (Ruta Ibérica explorará en Marruecos la huella del éxodo de moriscos españoles):

Rabat, 25 may (EFE).- La expedición Ruta Ibérica, compuesta por 155 jóvenes de España, Portugal y Marruecos, recordará en su edición de este año el IV centenario del Edicto de Expulsión de los Moriscos de la Península Ibérica con el viaje «Rumbo a las montañas del Rif».

El objetivo de esta tercera expedición de la Ruta Ibérica Caja Duero es dar a conocer a los participantes, de entre 16 y 17 años, el escenario en el que los moriscos peninsulares se establecieron hace cuatro siglos en Marruecos, además de las huellas del éxodo, la esencia de su cultura y sus tradiciones.

Casi tres semanas de convivencia, entre el 4 y el 22 de julio, permitirán reforzar el entendimiento de los adolescentes, entre los que habrá 90 españoles, 50 portugueses y 15 marroquíes estudiantes de los colegios españoles en el país magrebí, como explicó a Efe el director de la expedición, Agustín Remesal.

La ocasión posibilitará, asimismo, el estudio de los antecedentes musulmanes que todavía hoy permanecen en la península Ibérica y la visita a los escenarios de ese pasado compartido, así como a los lugares en los que perviven las tradiciones de los musulmanes peninsulares en el norte de Marruecos.

La expedición, denominada «Gesta de los moriscos ibéricos:Rumbo a las montañas del Rif«, pasará por Salamanca, Toledo, Córdoba, Granada, Tarifa, Tánger, Tetuán, Chauen, Mertola, Tomar, Sintra y Lisboa, entre otros puntos, del 4 al 22 de julio.

Además de la experiencia que implica el viaje, los jóvenes recibirán diez lecciones sobre la cultura musulmana en general y sobre el periodo histórico propuesto por la Ruta 2009, impartidas por expertos en las materias en las diferentes etapas del itinerario.

El fin último del periplo es el intercambio cultural de saberes y opiniones, pero también de los sentimientos cruzados que a menudo se dan a ambos lados del Estrecho de Gibraltar.

Para la organización, el flujo de emigración de Marruecos hacia la península Ibérica genera, a veces, tensiones sociales que esta travesía tiene el objetivo de erradicar, puesto que estas actitudes de incomprensión no se acomodan a la realidad ni a la historia, que une a las sociedades de este entorno.

En las dos ediciones anteriores, la Ruta recorrió solamente Portugal y España, con la temática «Una aventura cartográfica luso-española: 1507-2007» y «Ríos ibéricos: La aventura peninsular del agua», en 2008. EFE alr/er/cr

Las negritas son mías.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*