Iraquíes celebran la retirada estadounidense de todas las ciudades del país

Las celebraciones irán más, necesariamente:

Los iraquíes han celebrado hoy con un día festivo la retirada de las tropas de combate estadounidenses de todas las ciudades de Irak, en cumplimiento del acuerdo de seguridad firmado en diciembre pasado entre Washington y Bagdad.

‘Nos enfrentamos a una nueva prueba y estoy bastante seguro de que saldremos victoriosos de ella’, afirmó hoy el primer ministro Nuri al Maliki en un discurso retransmitido por televisión, con motivo de la culminación del repliegue estadounidense de las ciudades.

Por su parte, el presidente del país, Yalal Talabani, que ha bautizado esta jornada como ‘el día de la soberanía’, apuntó que ‘a partir de hoy, el pueblo iraquí será el dueño de sus riquezas, quien decida su destino y quien escriba su historia’.

Ambos dirigentes instaron también a la cooperación y a la coordinación con los países vecinos en la próxima etapa, e insistieron en que a los estados vecinos les interesa mantener la estabilidad en Irak.

‘Estamos deseando establecer nuevas relaciones basadas en el equilibrio, la buena vecindad y la no interferencia en los asuntos internos’, afirmó Al Maliki en referencia a Arabia Saudí, Kuwait, Irán, Turquía, Jordania o Siria.

El primer ministro iraquí aprovechó su discurso, además, para advertir de los peligros a los que todavía se enfrenta el país, y llamó a la unidad para combatirlos.

En particular pidió a los árabes, a los musulmanes y a la comunidad internacional que luchen contra los ‘islamistas takfiríes’, término usado para calificar a aquellos grupos islámicos que declaran infieles a otros musulmanes e incitan a su asesinato.

‘Ellos emitieron fatuas (edictos islámicos) contra la participación en las elecciones, para prohibir a los jóvenes que protejan a su pueblo y a su patria, así como para legalizar el asesinato de civiles con el pretexto de que están siendo usados como escudos humanos’, añadió.

Paralelamente a los discursos oficiales, las autoridades han reforzado la seguridad en todo el país, y la presencia de las tropas iraquíes en las calles de los distintos núcleos urbanos es la tónica dominante.

Más de 120.000 efectivos del Ejército y de las fuerzas de seguridad han sido desplegados en Bagdad para evitar cualquier ataque terrorista en la nueva era que comienza.

Esto no ha evitado, que al menos 28 personas murieran hoy y otras 60 resultaran heridas, entre ellas mujeres y niños, por la explosión de un coche-bomba en Kirkuk, 250 kilómetros al norte de Bagdad, informó a Efe una fuente policial.

Además, cuatro soldados estadounidenses han fallecido en varias acciones de combate, dijo hoy el Mando Militar norteamericano, con lo que asciende a 4.320 el número de uniformados de este país fallecidos en Irak desde la invasión de marzo de 2003.

Mientras tanto, las celebraciones, que comenzaron ayer, se han sucedido: anoche, en el centro de Bagdad, varios cantantes y artistas iraquíes participaron, acompañados de fuegos artificiales, en una ceremonia en el parque de Zawra.

Miles de asistentes al acto cantaron ‘Bagdad victorioso…que te veamos siempre en gloria’.

Estados Unidos todavía mantiene a más de 140.000 soldados en Irak, y aunque la mayoría se ha retirado de las ciudades y establecido en bases lejos de las zonas urbanas, algunos, no pertenecientes a unidades de combate, permanecerán colaborando con el Ejército iraquí.

Sin embargo, a pesar del repliegue de los centros urbanos, las tropas de EEUU podrían regresar puntualmente a las ciudades, si así lo demandan las autoridades iraquíes.

En diciembre pasado, Washington y Bagdad firmaron un acuerdo de seguridad que estipula la retirada estadounidense de las ciudades antes de julio de 2009 y de todo el territorio iraquí antes de enero de 2012.

De Terra.

3 comentarios

  1. Me parece muy bien. Los norteamericanos no deberían de haberse metido ahí. Tendrían que haberlos dejado, con suerte se siguen matando entre ellos. No nos interesan países mahometanos fuertes y políticamente estables. Nos interesan esos países pobres, llenos de muertos, con atentados diarios y sin ningún poder económico. Mientras peor estén, mejor.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*