Cantero japonés viene a España a estudiar la piedra, se queda en Barcelona tras ver la Sagrada Familia de Gaudí

Y acaba haciéndose católico: Lee esta entrevista («La Sagrada Familia es un catecismo de piedra»):

-Aprendí que debía mirar no a Gaudí, sino hacia donde miraba Gaudí. Porque hay mucha diferencia entre ser católico y no serlo. Si no lo eres, navegarás por la superficie de un mar llamado Gaudí. Si lo eres, descenderás hasta el fondo de ese mar.

-¿No se ahoga?

-No. Es como entrar en otra dimensión.

-Su conversión al catolicismo, ¿influyó en su manera trabajar?

-Se volvió más fácil, más segura. Ahora trabajo con menos dudas, con más libertad, porque percibo inmediatamente el sentido de lo que hago.

-¿Quiere eso decir que para usted la Sagrada Familia no tiene secretos?

-Aún hoy -¡treinta años después!- descubro cosas. Gaudí quería hacer un catecismo de piedra en el que la gente pudiera, precisamente, aprender todos los días, siempre.

Asia, allí está el futuro.

3 comentarios

  1. A mi me fascinan los asiáticos.

    Son bastante «racistas», es decir tienen un sentido de la identidad racial muy fuerte, pero eso me gusta. LO que no puedo respetar es a gente que no se respeta, como la morralla multicultural blanca. Me alegraré de su desparición, quedaremos menos, pero mejor no tener el enemigo entre nosotros. Me parece bien que no tengan hijos esos despreciables fines de raza.

  2. Bien dicho AMDG. Pero esa morralla está condenada a desaparecer. Ellos son muy «guays», muy «modernos y progresistas», muy «ecologicos», así que no tienen hijos, o tienen sólo uno. Desaparecerán, pero no sin antes suplicar que uno de los hijos de esas parejas «carcas, antiguos, del opus», hijos de esas mujeres a las que en su día ofendieron con calificativos como «conejas», les alcancen un vasito de agua, por caridad. O les cambien las sábanas de su cama, o les empujen la silla de ruedas.
    Por esa humillación tendrán que pasar. Y ya veremos si encuentran ayuda de los hijos ajenos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*