Una marioneta llamada Dalai Lama

Desde que leí esto (90 aniversario de la liberación del Tibet por China, El Dalai Lama, un inquisidor del s. XX, aunque con muy buena fama) sobre la situación de Tíbet bajo la teocracia de los lamas, veo al personaje como una marioneta manejada por intereses extraños. En este caso por quienes quieren ver a China troceada. Esto otro sobre los recientes disturbios uighures permite entender la utilidad de estos líderes espirituales de la tele: China: Lo que no te cuentan sobre los disturbios de Xinjiang.

Ahora leo esto: Dalai Lama: “La era de los sistemas totalitarios ha llegado a su fin”

El “líder espiritual de millones de budistas en el mundo” (¿tienen líder los budistas?) se dedica a hacer política en la especie entrevista que le hacen. Pide ahora “autonomía cultural y religiosa” para el Tíbet

“En resumidas cuentas, esto es lo que significa la autonomía a la que aspiro: el Gobierno central se ocupa de la defensa y de la política exterior. Asuntos locales como la cultura, la religión, el medioambiente y la economía deben ser manejados por los tibetanos.”

Os imagináis a un obispo católico apoyado por todo occidente en su pretensión de reinstalar una teocracia?

Pues donde dice obispo católico decid lama tibetano, y ahí lo tenéis.

Be Sociable, Share!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*