Patrones copulatorios de los patriarcas judíos

En realidad debería decir familiares, pero así os va a llamar más la atención. Nos los cuenta Obadiah Shoher, un judío ultraortodoxo, en Samson Blinded: Marital habits of Jewish forefathers.

Los dichos patrones copulatorios de los patriarcas judíos son los de cualquier jeque petrolero actual: poligamia, fornicio libre con infieles, concubinato y esclavas sexuales sin más límites que las posibilidades económicas (tamaño del rebaño de cabras)… No menciona la lapidación de adúlteras pero está implícita en el contexto. En cambio, me sorprende que se considerara aceptable la prostitución de la mujer divorciada; es decir, repudiada por el marido.

Ya os he dicho hasta la saciedad -y algunos pensaréis con razón que hasta el hartazgo- que el Islam es el enloquecido judaísmo veterotestamentario trasplantado al siglo XXI.

Una curiosidad:

Moses’ marriage is the most enigmatic of all: he married a daughter of the Midian high priest. The problem is the Midians were notorious idol-worshipers who engaged in ritual sex and orgies. Jews copulated with Midian women, and incurred divine wrath on themselves and extermination on the Midians. Moses was commanded to annihilate the Midians-his dear relatives-as the last divine commission before death. Moses’ wife was no exception from her tribe’s worship: their child Gershom was initially uncircumcised, and his later circumcision smacks of a pagan rite: the Midian wife (rather than Moses) performed the ritual to establish a «blood covenant» with divine forces. Moses did not take the wife seriously, and at one point sent her away. There is no chance she would have passed Orthodox conversion in our time.

Continuing with his enigmatic marital habits, Moses took an Ethiopian wife, at which point his relatives revolted. Classical commentators have labored to explain what was so irritating about an extra wife, but the answer seems to lie in the fact that Moses was tongue-tied. He was fluent in Ethiopian rather than Hebrew. According to midrashic and haggadic sources, Moses spent considerable time in Ethiopia. So a Kushite wife was a return to his old habits and allegiances. Emboldened by the direct contact with God, Moses came to believe that everything was permissible to him-which raised sharp objections from his brother and sister.

Si Moisés va a peces, qué harán los feligreses.

Be Sociable, Share!

3 Comments

  1. AMDG, esto no es del todo exacto. Es común error creer que a las adúlteras se las lapidaba. Sí, pero también al hombre adúltero. No sólo a las mujeres.
    Por otra parte tampoco había «libertinaje libre». Las esclavas sexuales tenían unos derechos muy avanzados para la época: no podían ser vendidas ni tampoco maltratadas, si el hombre se cansaba de ellas tenía que darles la libertad sin ningún tipo de contraprestación, por así decirlo….
    Los hombres se podían divorciar pero no en todos los casos, si habían cometido alguna irregularidad para conseguir a la esposa (si la habían raptado, por ejemplo) no podrían divorciarse de ella jamás.
    Las mujeres violadas eran consideradas libres de toda culpa y cargo, y el hombre era condenado a muerte.
    Igualito que hoy día en los países mahometanos….

  2. También hay que considerar que la mujer divorciada podía volver a casarse con cualquiera (excepto con un levita), y si se quedaba viuda también podría casarse nuevamente (igual que en la India, jejeje).

    por último, el Pentateuco manda explícitamente a tratar bien y con justicia a los extranjeros (igual que hacen los muslimes, jejeje) y a no abusar ni de ellos, ni de las viudas o los huérfanos.

    Para ser leyes de hace 5000 años más o menos, son muy buenas.

    Es un error muy común querer juzgar a los que vivieron hace siglos con los patrones actuales. Si tú y yo, AMDG, hubiéramos vivido en la época de los patriarcas, tú estarías encantado de tener dos esposas y varias concubinas, y yo me daría por dichosa de tener un marido, independientemente de lo que él hiciera con otras mujeres.

    Lo problemático es que hoy día, los mahometanos tienen leyes peores que las de los antiguos judíos, y quieren obligarnos a vivir bajo ellas.

    Peores, sí. ¿Te acuerdas de la niña de 13 años que fué violada por cuatro hombres y luego lapidada por adúltera en Somalia? Sí, fué hace poco. Y sí, a los hombres no les pasó nada.

    Nada que ver con el Pentateuco, por cierto. Ningún patriarca hizo eso, ni tampoco estaba permitido.

    El famoso episodio de Jesucristo y la adúltera… ¿qué crees que El Señor escribía en el suelo?
    Yo tengo una teoría: escribía la ley de Moisés, específicamente la parte en que dice que los adúlteros deben de ser lapidados…. los dos.
    Y como esos judíos habían pecado quebrantando la ley de Moisés (y la pena por eso era la muerte) cuando el Señor les dijo «el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra», salieron todos y no quedó ni uno.
    A la adúltera no se la podía condenar sola……. vamos, igualito que los mahometanos del siglo XXI.

1 Trackback / Pingback

  1. El judío revolucionario y su impacto en la historia universal | La Yijad en Eurabia

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*