Daniel Pipes: Minaretes suizos e Islam europeo

¿Qué importancia tiene el reciente referéndum suizo encaminado a prohibir la construcción de minaretes (las atalayas junto a las mezquitas desde las que se llama a la oración)?

Algunos pueden no verle ningún sentido al resultado del 57,5% que apoya la enmienda constitucional frente al 42,5%. Siendo la clase política mayoritariamente contraria a la enmienda, la prohibición probablemente no llegue a implantarse nunca. Apenas participó el 53,4% del electorado, de manera que un simple 31% de la población en conjunto es partidaria de la prohibición. La prohibición no afronta las aspiraciones islamistas, y mucho menos el terrorismo musulmán. No tiene ningún impacto sobre la práctica del islam. No impide la construcción de mezquitas nuevas ni fuerza la demolición de los cuatro minaretes existentes en Suiza.

También es posible restar importancia a la votación como el resultado extravagante de la democracia directa exclusiva de Suiza, una tradición que se remonta al año 1291 y no existe en ninguna otra parte de Europa. Josef Joffe, el distinguido analista germano, interpreta los comicios como la respuesta populista a la serie de humillaciones que han soportado los suizos durante los últimos años rematadas por el secuestro de dos empresarios en Libia y las humillantes disculpas pedidas por el presidente suizo para alcanzar su liberación.

Sin embargo, yo entiendo el referéndum como algo crítico, y con una relevancia que va mucho más allá de las fronteras suizas.

En primer lugar, plantea delicadas cuestiones de reciprocidad en las relaciones entre musulmanes y cristianos. Pongamos unos cuantos ejemplos: cuando se abrió al culto en 2008 Nuestra Señora del Rosario, la primera iglesia de Qatar, lo hizo sin cruz ni campana ni bóveda ni campanario ni distintivos religiosos. El párroco de la iglesia del Rosario, el padre Tom Veneracion, explicaba su ausencia: «La idea es ser discretos porque no queremos herir ninguna sensibilidad». Y cuando los cristianos del municipio del Alto Egipto de Nazlet al-Badraman, tras cuatro años de «laboriosa negociación, permisos y luchas con las autoridades», lograron por fin el permiso en octubre para restaurar una torre de la iglesia de Mar-Girgis que amenazaba con derrumbarse, fueron atacados por una multitud de alrededor de 200 musulmanes que arrojaron piedras y gritaron eslóganes sectarios e islámicos. La situación de los coptos es tan pésima que han vuelto a la práctica de construir iglesias secretas.

¿Por qué, plantea la Iglesia Católica entre otros, deben sufrir los cristianos tales abusos mientras los musulmanes disfrutan de todos los derechos en países históricamente cristianos? Los comicios suizos encajan en este nuevo patrón. Los islamistas, por supuesto, rechazan esta premisa de igualdad; el ministro de exteriores iraní Manouchehr Mottaki advertía a su homólogo suizo de «consecuencias» sin especificar de lo que consideró un acto anti-islámico, amenazando implícitamente con convertir la prohibición de los minaretes en una polémica internacional comparable al escándalo de las viñetas danesas de 2006.

En segundo lugar, Europa se encuentra en una encrucijada con respecto a su población musulmana.

De las tres principales opciones de futuro – todos conviven en armonía, los musulmanes dominan, o los musulmanes son rechazados – la primera es muy improbable pero la segunda y la tercera parecen igualmente posibles. En este contexto, la votación suiza representa una legitimación potencialmente importante de las opiniones anti-islámicas. Los resultados despertaron adhesiones por toda Europa, como apuntan las encuestas virtuales creadas por los medios de referencia y las declaraciones realizadas por importantes figuras públicas. He aquí una pequeña muestra:

  • Francia: 49.000 lectores de Le Figaro, por un margen del 73% frente al 27%, votarían a favor de prohibir la construcción de minaretes en su país. 24.000 lectores de L’Express convenían por un margen de 86 a 12, con un 2% de indecisos. Un destacado columnista, Ivan Rioufol, escribía en Le Figaro una columna titulada «Homenaje a la Resistencia del Pueblo Suizo». El Presidente Nicolas Sarkozy era citado diciendo que «el pueblo, en Suiza como en Francia, no quiere que su país cambie, que sea alterado de forma radical. Quiere conservar su identidad».
  • Alemania: 29.000 lectores de Der Spiegel votarían a favor de prohibir los minaretes en Alemania por un margen del 76 al 21%, con un 2% de indecisos. 17.000 lectores de Die Welt votaron 86 a 16 a favor de «Sí, me siento asfixiado por los minaretes» en lugar de «No, la libertad religiosa se ve afectada».
  • España: 14.000 lectores de 20 Minutos votaban 93 a 16 a favor de la afirmación «Bien, tenemos que poner límites a la creciente presencia islámica» y en contra de «Mal, es un obstáculo a la integración de los inmigrantes». 35.000 lectores de El Mundo respondían 80 a 20 que apoyaban prohibiciones de minaretes del estilo de la suiza.

Aunque no tienen validez estadística, el amplio margen de estas encuestas (entre otras), oscilando entre el 73 y el 93% de mayoría que apoya el referendo suizo, apunta a que los votantes suizos representan opiniones cada vez más anti-islámicas por toda Europa. La nueva enmienda también valida y potencialmente anima a la resistencia a la islamización por todo el continente.

Por estas razones, los comicios suizos representan un probable punto de inflexión para el islam europeo.

El artículo en español y en inglés.

4 comentarios

  1. Yo creo que es un momento importante, suiza ha esquivado las presiones de la UE al no pertenecer a ella y con esto hemos dado un primer gran paso, sin complejos. Dudo mucho la UE tenga pelotas de endosarnos a turquia sin tener en cuenta la opinion de los ciudadanos como esta el patio, con francia y alemania, nucleo europeo, tenemos suficiente, si la mitad de la poblacion se rebota europa se paraliza, con graves consecuencias. Francia prohibira el burka en breve… Holanda con el sr Wilders cambiaran muchas cosas… veremos como reaccionan los muslimes, nos espera una decada movidita…

    Llevo media hora buscand algo que lei dias atras y me es rarito no encontrarlo de nuevo. Resulta que el periodico mas importante de yakarta, news o post, en su editorial llamaba a reflexionar y a no crisparse, decian que primero habria que predicar con el ejemplo y despues exigir, una autocritica en toda regla sobre la libertad de culto en paises musulmanes. Me sorprendio francamente este punto de humildad. Si alguien se toma la molestia de buscarlo se lo pase al mister que sera bueno analizarlo

  2. Lo encontre en nuevo digital con enlace al yakarta post:

    En este sentido iba el editorial del Yakarta Post -el más influyente medio internacional en Indonesia- cuando lejos de «lamentar el resultado de un proceso democrático, nosotros en Indonesia y el mundo islámico debemos ver el voto suizo como un reto a superar». «Si una nación tan pacífica como Suiza ve los minaretes como un símbolos del fundamentalismo y el radicalismo islámicos, ¿cómo verán este símbolo del islam otros países menos tolerantes?».

    Sin condenar en ningún momento la opinión de los suizos expresada en las urnas, como sí hacen con furia y descalificaciones amontonadas en su furia, los políticos y los medios de la propia Suiza y del resto de países occidentales, el equilibrado editorial del diario indonesio recuerda que «el voto es sólo contra los minaretes» de forma que «los musulmanes tienen aún las mezquitas, sólo que sin los símbolos que muchos suizos ven como ofensivos». «Esto ya es mucho más de lo que muchas minorías religiosas tienen en un país predominantemente musulmán como Indonesia (por lo que) antes de que prediquemos el mensaje de la tolerancia, debemos practicarla en casa», concluye, con argumentación contundente que ni se vislumbra en los medios occidentales, el editorial del diario indonesio.

    http://www.nuevodigital.com/2009/12/03/suiza_minaretes_musulmanes_islam_noticia

  3. Muchos europeos han perdido sus raices y con ello el norte , tanta crítica y tanta estupidez por parte de quienes se dicen «demócratas» , no se puede ser tolerante con el intolerante y en Europa se está siendo , es hora de romper el hilo que lleva tenso mucho tiempo , desde luego que sí.

    Saludos.

    • Sí, este hilo cada vez se tensa más. Espero que se rompa cuando antes, aunque el latigazo que dará va a ser brutal…… pero cualquier cosa será mejor que lo que nos pasará si no sucede nada.
      Saludos!

Responder a Jaime271 Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*