10 Comments

  1. la felicidad está bien… pero no es lo más importante…

    En la Tierra siempre estaremos vigilantes y alarta…

    pues si se baja la guardia y uno se duerme…

    sigilosamente llega el ladrón cuando menos se espera

    (ESTO PARECE SACADO DEL EVANGELIO!!!)

  2. Igualmente les digo.

    Por cierto Iskander, tú que eres un cruzado con código de barras (¿del Temple?), ¿qué grado tienes en la Orden: Caballero o Prior Comendador?

    Yo también quiero luchar contra Bafomet pero si todavía se mantiene la prueba del beso negro para ingresar en la Orden que no cuenten conmigo, seguiré por libre.

    Otra cosa, he visto en algunas monedas o dibujos la figura de dos cruzados subidos en un mismo caballo. ¿Qué significa eso?

  3. La humildad y pobreza de Templarios, queda patente en el Sello y Símbolo usado por los Templarios: dos Caballeros templarios montados sobre una cabalgadura.
    El sello, plasma la recogida y traslado de los peregrinos que iban a Jerusalém.
    Los Templarios, venían con las cabalgaduras disponibles, a los puertos de Haifa y Tolomeida, a recoger a los Peregrinos que se dirigían a Jerusalém. El reparto de cabalgaduras con los Peregrinos, exigía que dos Templarios compartieran una cabalgadura y cediesen la otra mitad de las cabalgaduras a los Peregrinos.
    Este símbolo, del cual se han hecho múltiples interpretaciones, se ha usado para implicarles tendencias homosexuales, cuando representa: pobreza, humildad y ofrecimiento .

    Jamás ha existido la leyenda del beso negro ni tonterías similares. Supongo que entre los cruzados y templarios de la Cruzada y dadas las condiciones y la época más de uno fuese sodomita, pero esas conductas anormales y antinaturales no entran en la Orden.

    El Temple no lucha contra nadie, sino defiende a la Cruz de los constantes peligros y ataques a los que está sometida. Luchar contra el diablo es una obligación cristiana y de todos los cristianos, la lucha contra el mal debe ser constante.

  4. Feliz 2010 AMDG!!!

    Simplemente dejo esto, un ejemplo de gobernante que defiende su pais y sus costumbres (perdon por la parrafada):

    “El primer ministro australiano, John Howard, dijo el miércoles a los musulmanes que quieran vivir bajo la Sharia islámica que se marchen de Australia; en unos momentos en que el gobierno se encuentra aislando a posibles grupos radicales que podrían en un futuro lanzar ataques terroristas contra el pueblo de esa isla-continente.

    Asimismo, Howard despertó la furia de algunos musulmanes australianos cuando dijo que ha dado todo su apoyo a las agencias de contrainteligencia australianas para que espíen en las mezquitas que hay en la nación.

    ‘Los que tienen que adaptarse al llegar a un nuevo país son los inmigrantes, no los australianos’, expresó con firmeza el mandatario. ‘Y si no les gusta, que se vayan. Estoy harto de que esta nación siempre se esté preocupando de no ofender a otras culturas o a otros individuos. Desde el ataque terrorista en Bali, hemos experimentado un incremento de patriotismo entre los australianos’.

    ‘Nuestra cultura se ha desarrollado sobre siglos de luchas, pruebas y victorias de millones de hombres y mujeres que vinieron aquí en busca de libertad’, agregó Howard.

    ‘Aquí hablamos inglés fundamentalmente’, dijo el primer ministro en un momento de su enérgico discurso. ‘No hablamos árabe, chino, español, ruso, japonés ni ninguna otra lengua. Por lo tanto, si los inmigrantes quieren convertirse en parte de esta sociedad, ¡que aprendan nuestro idioma!’

    El mandatario continuó diciendo que la mayoría de los australianos son cristianos. ‘Esto no es un ala política ni un juego político. Se trata de una realidad. Se trata de hombres y mujeres de ascendencia cristiana que fundaron esta nación basándose en principios cristianos, lo cual está bien documentado en todos nuestros libros. Por lo tanto, es completamente adecuado demostrar nuestra creencia en las paredes de nuestras escuelas. Si Cristo les ofende, entonces les sugiero que busquen otra parte del mundo para vivir, porque Dios y Jesucristo son parte de nuestra cultura’.

    ‘Toleraremos vuestras creencias, pero teneis que aceptar las nuestras para poder vivir en armonía y paz junto a nosotros’, advirtió Howard. ‘Este es nuestro país, nuestra patria, y estas son nuestras costumbres y estilo de vida. Permitiremos a todos que disfruteis de lo nuestro, pero cuando dejeis de quejaros, de lloriquear y de protestar contra nuestra bandera, nuestra lengua, nuestro compromiso nacionalista, nuestras creencias cristianas o nuestro modo de vida. Os recomiendo encarecidamente que aprovecheis la gran oportunidad de libertad que teneis en Australia. ¡Aquí tenéis el derecho de iros a donde más os convenga!’

    ‘A quienes no les guste cómo vivimos los australianos’, prosiguió Howard. ‘Tienen la libertad de marcharse. Nosotros no los obligamos a venir. Ustedes pidieron emigrar aquí, así que ya es hora de que acepten al país que los acogió’.

Responder a Cruzado Negro Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*