El club de los polígamos

Nos deja Fortu este aviso:

Un oscuro líder religioso reúne en Indonesia y Malasia a centenares de personas convencidas de que «la poligamia es la panacea para conquistar el amor de Dios»

Remedia la infidelidad, mitiga el ego desmedido y empuja al paraíso. Las virtudes de la poligamia no son pocas, según un club inaugurado en Indonesia. La fiesta, en un selecto hotel de Bandung, atrajo a 150 personas con el anzuelo de «La poligamia es la panacea para conquistar el amor de Dios».

El credo lo desgranó Hatijah Aam, portavoz del Ikhwan Poligamy Club. «Una mujer hace un montón de ruido cuando se enfada. Despotrica y delira. Dado ese carácter, Dios permitió la poligamia para que la mujer controlara sus deseos. Cuando un hombre toma una segunda esposa, está dominando el deseo de la primera, y eso la hace mejor persona. Una mujer dominada por sus deseos es más peligrosa que un tigre».

Hatijah conoce el paño. Es una de las cuatro esposas del fundador del club, Ashaari Muhammad, quien acumula 38 hijos. «Cuando estoy triste porque está con otra, mi marido me recuerda que ese dolor que Dios me ofrece es una vía para sanar nuestros pecados». Tras 30 años de felicidad muy compartida, subraya las ventajas: «Muchos matrimonios monógamos fracasan por el adulterio. La poligamia es una alternativa al sexo libre. Hay hombres que necesitan más de una mujer».

El club sigue al abierto en agosto en Malasia, que cuenta ya con un millar de miembros (700 de ellos mujeres) de Indonesia, Australia, Singapur, Tailandia y Oriente Próximo. La organización acentúa que también dará una oportunidad a madres solteras, exprostitutas, mujeres demasiado mayores para casarse o infectadas de sida, entre otras. El club ofrece 40 consejeros especiales y cursos los fines de semana. «Entrenarse para un matrimonio polígamo exitoso es más difícil que para ser doctor», opina Hatijah. Los conflictos de convivencia serán resueltos por un alto comité de cinco mujeres y cinco hombres, Hatijah y Ashaari entre ellos. Si los conflictos se agravan, se planteará el divorcio.

La fe musulmana que profesan más de 200 millones de indonesios es bastante light, a excepción de áreas en Aceh donde se extiende el fundamentalismo. La ley faculta a una segunda esposa si la primera es estéril, inválida o enferma terminal. No hay control sobre su cumplimiento ni números fiables, ya que muchos matrimonios se celebran en secreto y no se inscriben. La poligamia no es frecuente pero aumenta, dicen los expertos. Algunas personalidades políticas y religiosas se han casado abiertamente en los últimos años con una segunda esposa y generado fragorosos debates sociales.

El país oscila entre su Gobierno moderado y la identidad islámica. El Ministerio de Asuntos Religiosos aprobó en el2004 un decreto que igualaba en derechos a hombres y mujeres, permitía matrimonios interreligiosos y prohibía la poligamia por contraria a la ley islámica. Pero la presión furibunda del Frente de Defensa Islámico y otros guardianes de las esencias echó atrás cuatro días más tarde al Gobierno, que calculó en 15 los años necesarios para que la sociedad esté preparada para esos cambios.

Fuera del armario

Hoy persiste la división. En vísperas de las elecciones, un grupo de derechos de las mujeres sacó del armario a los políticos polígamos. «No lo hacemos para manchar su imagen, sino para que las votantes lo sepan. Votarles o no es decisión suya», aclaró Yeni Rosa Damayanti, presidenta de Solidaridad de Mujeres Indonesias. Los polígamos recuerdan que Mahoma tuvo una docena de esposas, incluidas viudas que necesitaban protección.

Las críticas al nuevo club son más de forma que de fondo. «Si lo hicieran privadamente, estaría bien», dijo Nursyahbani Katjasungkana, directora del Instituto para la Justicia de las Mujeres Indonesias. «Un club así no es necesario, provocará reacciones contrarias a la poligamia en vez de resolver problemas», afirmó Ma’ruf Amin, del muy influyente Consejo de Ulemas de Indonesia, que lo tildó de «campaña provocativa».

Los problemas al club le pueden venir por el turbio pasado de Ashaari, autoerigido como mesías capaz de perdonar los pecados y fundador de la secta Al-Arqam, con 10.000 fieles. Fue ilegalizada en 1994 en Malasia por desviarse del islam y el Gobierno ha prometido marcarla de cerca. Muchos de los socios del club ya integraban la secta. En el club que ya funciona en Malasia, Ashhari tiene la facultad de elegir a los cónyuges.

De El Periódico.

Be Sociable, Share!

5 Comments

  1. Al final las musulmanas tras ver tantas peliculas romanticas de Hollywood y las dichosas telenovelas se iran a a buscar novios cristianos para asegurarse la monogamia y no tener que competir por la herencia de los hijos.

    • Una solución genial.
      Perdona que te diga que eso no pasará. Pero supongamos que en el país de la fantasía sí que sucede.
      ¿Y entonces con quién se casarán las cristianas?
      ¿Con los talibanes para que les enseñen modales?
      ¿O crees que a los hombres cristianos los sacan de las jugueterías y alcanzarán para todas las hembras de todas las razas de este planeta?

      Los problemas de las mahometanas, que los resuelvan con los mahometanos.
      Tanto te preocupa el futuro de los extraños, que te da igual el futuro de nuestros hijos, ¿verdad Antiwahab?

  2. Lo curioso de esta panacea de la poligamia es que no tiene en cuenta que la proporción de hombres y mujeres en una sociedad normal es de 1:1 , precísamente otro de los problemas de la fracasada sociedad islámica es no saber qué hacer (aparte de enviarlos al martirio…) con todos esos hombres que se quedan sin esposa porque otros correligionarios pueden tener dos o más.

  3. ¿Leisteis “las cruzadas vistas por los árabes” de Amin Alouf? Al final del libro comentaba que una de las causas de la relativa mayor estabilidad de los reinos cristianos es que se aceptaba al primogénito como heredero al trono, pero en los paises musulmanes debido a la poligamia cada vez que moría el soberano estallaba una guerra civil por la sucesión entre los hijos de distintas esposas y concubinas.

    Y las cristianas se casaran con los cristianos y los musulmanes no se comeran un colin.

  4. El Islam es una civilizacion fracasada pero muy buena en el tema de la guerra , ellos resuelven sus imperfecciones con lo mejor que saben hacer , se rigen por otros parámetros diferentes de los nuestros pero resuelven sus problemas , si los dejas vivir se comerán muchos colines.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*