Islam, mujer y terrorismo. 2- La mujer como máquina reproductora de terroristas.

Actualmente los islamistas explican lo que piensan sobre la mujer, desde la visión islámica y de lo que es “islámicamente correcto”. Lo que llama la atención del islamismo es la percepción de las mujeres como maquinas reproductoras de terroristas, madres de futuros islamikazes y guerreros destinados al dominio del Islam sobre toda la tierra.

El caso de Mulá Krekar.

El 13 de marzo del 2006 el comandante islamista kurdo Mulá Krekar, de Ansar Al-Islam, fue entrevistado por el diario noruego Dagbladet, edición en Internet[9], a consecuencia de la controversia sobre las caricaturas de Muhammad y declaraba:

Krekar: Nosotros no le tememos a la manera occidental de pensar. Esta nunca puede ganar…Del lado del Islam están los hombres que aman la muerte y que están dispuestos a convertirse en mártires por lo que ellos creen… Mientras el frente de los Estados Unidos y sus aliados se está poniendo cada vez más pequeño, el Islam está ensanchando su frente. Están intentando rasgar la creencia de los corazones de los musulmanes. Esto no funciona. En Dinamarca publicaron las caricaturas, pero el resultado fue sólo ayudar a que la gente se reuniera en apoyo al Islam. Yo y todos los musulmanes somos prueba de esto. No han podido cambiarnos. Somos nosotros quienes los cambiaremos a ellos.

Entrevistador:  ¿Cómo?

Krekar: Observen el desarrollo de la población en Europa, donde el número de musulmanes aumenta como mosquitos. . Cada mujer occidental en los Estados Unidos produce, en términos medios, 1.4 hijos. Cada mujer musulmana en estos mismos países produce 3,5 hijos. Para el año 2050, el 30% de la población europea será musulmana(…)Aquéllos que dicen que Osama bin Laden es un terrorista, están matando ellos mismos a nuestras mujeres, hijos, y civiles. Esto es lo que nosotros vemos y sabemos. No estamos influenciados por las palabras de los Estados Unidos contra Bin Laden, ya que están hablando sobre alguien que conocemos. Estamos combatiendo por la misma meta, sólo bajo circunstancias diferentes. La meta es el mandato islámico en un estado islámico. Los musulmanes chiítas han logrado esta meta en Irán, y son tan fuertes que Occidente no se atreve a atacarles. Ésta es la única manera en que podemos mantener un equilibrio de poder y lograr una paz duradera.

Entrevistador: ¿Es la meta restablecer el califato –el mandato islámico que fue establecido por Muhammad?

Krekar: Si. Nuestro Califa está muerto y estamos huérfanos. Por consiguiente estamos combatiendo, al igual que los judíos lucharon bajo David Ben-Gurion, por nuestro estado, un estado gobernado por un verdadero gobernante islámico. Bin Laden es una buena persona para gobernar el Califato.

Entrevistador: ¿Qué fronteras debería tener el Califato?

Krekar: No importa. Las cosas nacen, y luego crecen. Lo esencial es el Mandato Islámico. Esto fue el por qué Occidente destruyó al gobierno del talibán en Afganistán. Le temían al estado islámico.

Entrevistador: ¿Qué papel ve usted juegan los musulmanes en Europa?

Krekar: No tenemos ningún papel que jugar a estas alturas. Nuestra posición es mantener nuestra fuerza numérica. Pero ahora usted nos está poniendo en el papel del acusado. Es usted y Occidente quienes nos deberían estar diciendo lo que Occidente puede hacer por nosotros. Occidente debería proteger al Islam, y no al revés.

La posición es de esperar a que los úteros musulmanes trabajen, como declaraba el presidente de Argelia, (durante el período 1965-1978), Houari Boumedienne en las Naciones Unidas hace más de 30 años: “será el vientre de nuestras mujeres el que nos dé la victoria”.

El caso de Umm Nidal.

El rol que los yihadistas asignan a las mujeres musulmanas es el de tener más hijos, más soldados para el Yihad, y más mujeres para procrear nuevamente. Así ocurre en Gaza. La población árabe-palestina votó al movimiento de masas islamofascista Hamás, y entre sus diputados destaca por ser grandemente emulada y apreciada. Umm Nidal, madre de tres asesinos shahids islamikazes, que ha manifestado estar dispuesta a sacrificar a sus diez hijos para Alá. Umm Nidal ha conseguido su acta de diputada con el apoyo de gran parte del mundo musulmán, precisamente por este retornar a las raíces del Islam, en contra de lo que los portavoces, voceros e intérpretes occidentales del Islam, que creen interpretar mejor el Islam que los mulás, imams y ayatolás.

En España destaca la figura de Gema Martín Muñoz, que declaró en una entrevista que la Revolución Islámica ha colocado a la mujer en la sociedad. ¿A qué se refería Martín Muñoz? Umm Nidal Farhat declaraba en el canal televisivo Dream 2 TV el 21 de diciembre del 2005:

Umm Nidal: Yo protejo a mis hijos a que desafíen a Alá, o de escoger un camino que no le agradaría a Alá. Esto es a lo que yo le temo, en lo que se refiere a mis hijos. Pero en cuanto al sacrificio, Yihad por la causa de Alá, o realizando el deber que a ellos se les otorgó – esto me hace feliz.

Entrevistador: ¿Qué deber es este?

Umm Nidal: El deber sagrado, Yihad por la causa de Alá. Es un deber sagrado – uno de los deberes del Islam, que no puede ser abandonado. Seríamos pecadores si lo hiciéramos (…) Yo preparé a todos mis hijos para el Yihad por la causa de Alá, así sea llevando a cabo un ataque, o por cualquier otra forma de Yihad. Yo me preparé a mi misma para esto. Él quién escoge un camino difícil debe estar listo para sobrellevar las consecuencias (…) Algunas personas pueden considerar esto una tragedia, pero por Alá, es una bendición. Cuando escucho hablar sobre el martirio de Muhammad.

Entrevistador: Miles de espectadores, sentados en casa, están preocupados porque están a punto de escuchar que Muhammad fue a volarse a si mismo entre civiles, mujeres y niños. Estoy seguro que están esperando saber lo que Muhammad hizo. ¿Partió él para matar a niños, mujeres y civiles o qué? En tal caso, él podría perder su simpatía. Prosiga.

Umm Nidal: Muhammad llevó a cabo su operación en una academia militar. Todos ellos eran soldados. Pero en el asunto de mujeres y niños, nadie debería culparnos. Éstas son necesidades de la guerra. Nosotros nunca tuvimos como objetivo a mujeres o niños, pero si ellos se atraviesan en el camino de una operación, esto es considerado una necesidad de la guerra (…) Él cortó la cerca con un par de tenazas y entró con su arma. La muerte le esperaba por todas partes…

Entrevistador: ¿Así que él no se voló a si mismo?

Umm Nidal: No, esto no fue un atentado. Él portaba un arma común – un Kalashnikov – y granadas de mano. Entró. Había varios cuartos. Él fue de cuarto en cuarto y les disparó. Continuó durante 22 minutos, durante el cual estaba en total control – hasta que se le acabó las municiones. Si hubiera tenido más municiones, habría, por supuesto, continuado la lucha. Alá sea alabado, hubo muchas bajas. Unos diez soldados fueron muertos, pero la radio israelí siempre oculta el verdadero número de bajas. Esta operación tuvo mucho éxito, Alá sea alabado. Diez soldados fueron muertos y 23 fueron heridos.

Entrevistador: Las fatalidades del enemigo ocupante son más importantes para ustedes que su propia pérdida, y yo no quiero decir esto negativamente. Pero ustedes se enfocan en el resultado de la operación, no en la vida de su hijo.

Umm Nidal: Claro. Yo esperaba que fuese martirizado. Si hubiera regresado… Cierto, no había regreso alguno de esta operación. El martirio era inevitable en esta operación. Él entró en el asentamiento, y no había manera alguna de que pudiera salir. Su martirio era inevitable. Yo esperé oír impacientemente el resultado de la operación. Ni siquiera tuve esperanzas que matara a más de dos soldados. Cuando un buscador de martirio entra en un asentamiento, es un triunfo en sí mismo. Es algo muy difícil de hacer. Los asentamientos están fuertemente custodiados. Es difícil para un buscador de martirio entrar en ellos.Cuando escuche el resultado de la operación… Cierto… Cierto, estaba triste por mi hijo. Esto es algo que no puede ignorarse.

Umm Nidal: Yo considero la muerte de mi hijo una bendición, no una tragedia.

Entrevistador: ¿Lloró usted?

Umm Nidal: Al principio no lloré. Yo dije Alá Akbar y me incliné en gratitud. La verdad es que estaba avergonzada de decir: ‘Alá, ayúdeme en mi tragedia’, porque considero esto una bendición, no una tragedia. Preparé cajas de halva y chocolates, y se las entregue a sus amigos.

Entrevistador: Discúlpeme, Umm Nidal, pero en Occidente, esta escena… no es sólo que no entienden esto. Ellos no entienden cómo una madre palestina se puede regocijar en el entierro de su hijo, y puede decir ‘Alá Akbar’ cuando ella oye que fue martirizado. No sólo consideran ellos esta situación peculiar, sino que también lo critican. Ellos dicen que estas mujeres palestinas obviamente no tienen sentimientos humanos. En otras palabras, ninguna madre en el mundo – no importa cuan noble la causa o cuan exitoso el resultado – reaccionaría de tal manera. Mucho ha sido escrito sobre usted y todas las madres palestinas. Ellos no pueden entender tales emociones.

Umm Nidal: Ellos están completamente aislados del Islam y sus conceptos. Pero nosotros, Alá sea alabado, somos musulmanes devotos. En estos asuntos, hay una gran diferencia entre nosotros y ellos. Ellos no entienden lo que el Islam es.

Entrevistador: Algunas personas dicen: ¿Por qué prepara usted a sus hijos para la muerte, cuándo usted pudiera estar preparándolos para la vida? Yo no me refiero a la vida en el sentido del placer, pero quizás podrían hacer más en sus vidas que en sus muertes. Cuando esta gente ve a estos jóvenes, dicen que podrían haber sido grandes comandantes militares o… podrían haberse convertido en grandes mentes que podrían causar muchísimas más bajas que las causadas tirando sus vidas a la perdición.

Umm Nidal: Pero él no se está echando a la muerte o a la perdición. Esto no es ninguna muerte. A esto no se le llama muerte. Se le llama martirio.

Entrevistador: ¿Puede usted distinguir entre las operaciones contra civiles y las operaciones contra soldados, incluso desde un punto de vista psicológico?

Umm Nidal: No hay ninguna diferencia. Ésta es la ley religiosa islámica. Yo no invento nada. Yo sigo la ley religiosa islámica en esto. Un musulmán tiene mucho cuidado de no matar a una persona inocente, porque él sabe que sería destinado al Infierno eterno. Así que el asunto no es del todo simple. Nosotros confiamos en la ley religiosa islámica cuando decimos que no existe ninguna prohibición en matar a esta gente.

Entrevistador: ¿Qué significa la palabra ‘paz’ para usted?

Umm Nidal: La palabra ‘paz’ no significa el tipo de paz que nosotros estamos experimentando. Esta paz es, de hecho, rendición y una desgracia vergonzosa. Paz significa la liberación de toda Palestina, desde el Jordán hasta el mar Mediterráneo. Cuando esto sea cumplido – si ellos quieren paz, nosotros estaremos listos. Ellos pueden vivir bajo el estandarte del estado islámico. Ése es el futuro de Palestina hacia el cual nos estamos esforzando.

La apología de la muerte está presente en todo el discurso de Umm Nidal. El 10 de marzo de 2006, ya entonces miembro del Concejo Legislativo Palestino, declaraba en el canal televisivo saudita Iqra TV que una madre musulmana debería criar a sus hijos para el Yihad y que Alá nos ha escogido [a los árabe-palestinos], de entre todos los pueblos, y ha colocado en nosotros el honor del Yihad en la línea delantera de Palestina. Así que esto es lo que más se ajusta a nosotros para iniciar el martirio, antes de que la muerte nos alcance mientras estamos sentados en casa.

Fuente: extracto de este artículo de GEES.

Be Sociable, Share!

3 Comments

  1. A ver si le dedicamos a esto la atención que merece, queridos foristas. Este asunto es de importancia capital. Mientras estén estas mahometanas entre nosotros, pariendo y esperando suplantarnos numéricamente, no tenemos nada que hacer.
    Esto tiene una sola solución, y sabéis cuál es.

  2. Nuestra sociedad carace de mecanismos de defensa contra esto , peor aún , ni siquiera identifica la situación como peligrosa. Creo que la solución pasa inevitablemente por un conflicto civil y posterior fijación de posiciones , supongo que Europa acabará como Nigeria o cualquier otro pais donde el Islam se ha hecho fuerte y dicta sus leyes dividiendo en dos el pais , es “lo mejor” a lo que hoy aspiramos quienes creemos en los valores de Occidente.

    Saludos.

  3. Creo que después de leer todo esto hay que ser solidario, pero solidario con los RR.CC. y hacer una expulsión masiva de esta gentuza. Nos imponen sus costumbres por obligación y si no comulgamos con ellas nos acusan de racistas y xenófobos. Hay que acabar ya con esta farsa.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*