¿Fue el terremoto de Haití un castigo de Dios por el culto satánico de sus habitantes?

Desde luego no soy quién para afirmarlo, pero si puedo especular al respecto y, sobre todo, alertar sobre las prácticas satánicas en que incurren un porcentaje muy alto de la población de la isla nominalmente cristiana y mayoritariamente católica. Lo cuentan en Radio Cristiandad (La cara oculta del terremoto de Haití), procedente de Sursum Corda. Voy a los hechos:

Haití, es el único país del mundo consagrado al demonio. En 1791 Haití se consagró al demonio por 200 años y fue el primer país americano en obtener la independencia. En el 2005, fue nuevamente consagrado al demonio por otros 200 años.

El 12 de enero de 2010, a las 16:53 hora local, Haití sufrió un devastador terremoto de 7,0 grados, con epicentro a 15 km de Puerto Príncipe, su capital.

Yo no afirmaría esto último con esa seguridad, pero por supuesto, no lo descartaría.

El Vudú, religión animista fue oficialmente reconocida por el Gobierno como elemento propio de su idiosincrasia nacional. Fué en abril de 2003 cuando el entonces presidente Jean-Bertrand Aristide (ex-sacerdote católico que llegó al poder como el primer presidente de la democracia), autorizó la práctica del VUDÚ para que fuera reconocida oficialmente en paralelo a la Católica.

Hay más información sobre los rituales en el artículo.

Corría el año del Señor de 1791, un 20 de agosto, cuando el poderoso sacerdote vudú (bokor), Boukman encabezó un alzamiento general para poner fin a la esclavitud de su pueblo en una ceremonia vudú en la población de Bois-Cayman, era esta una ceremonia “de pacto” con el Demonio, donde en nombre de todo el pueblo haitiano, consagraba su país Haití y sus moradores al Diablo con un pacto de compromiso por 200 años (consagración temporal) ofreciéndole adoración, a cambio pedían la liberación de los lazos opresores de sus amos los blancos franceses. Habría una señal que daría comienzo a la revolución, sería el fuego prendido a centenares de plantaciones de caña de azúcar y de molinos. Se iniciaba así un proceso revolucionario, cuyo principal líder fue Toussaint Louverture, esclavo negro que detuvo las masacres e hizo pactos entre negros y blancos, pero posteriormente fue capturado y deportado a Francia donde murió en 1803. El brujo o bokor Boukman, falleció en circunstancias extrañas el mismo año de 1791.

Me gustaría más detalles sobre la materialización de ese pacto.

Es obligatorio reseñar en cuanto al tema que nos atañe: Vudú-Satanismo-Haití, que después de la retirada de las tropas estadounidenses en 1935, el gobierno haitiano luchara para erradicar estas prácticas, imponiendo penas de prisión y multas dinerarias, pero todo ello consecuencia de la poderosa influencia que tenía EEUU en los años de intervención de sus marines.

La práctica del Vudú permaneció así inalterada hasta 1987, con la caída de J.C. Duvalier se redactó una nueva Constitución donde se reconocía el derecho a practicar cualquier religión, entendiéndose implícitamente que la práctica del vudú quedaba incluida en dicha libertad de culto, recogida en la SECCIÓN D, de la CONSTITUCION HAITIANA DE 1987, en su artículo 30: De la libertad de conciencia.

Sin embargo el Status legal como religión propiamente dicha, y expresamente firmado bajo declaración de ley, se obtuvo bajo la presidencia del ex-sacerdote católico Jean Bertrand Aristide el 7 de mayo de 2003. “Siempre fuimos la mayoría en Haití y nunca fue ilegal la práctica del vudú. Lo que el presidente Aristide hizo por nosotros, y por ello estamos agradecidos, fue hacer más fácil la obtención del status necesario para que las ceremonias religiosas tengan valor legal”, dijo la sacerdotisa Mambu Racine Sumbu, en entrevista concedida a la BBC.

Aquí viene lo más llamativo:

Transcurridos los 200 años concedidos por el Demonio al sacerdote bokor Baukman y sus seguidores revolucionarios, en el “pacto de sangre” donde el Ángel caído prometió su pronta liberación e independencia de las cadenas opresoras de los franceses, era de suma importancia para los sacerdotes del vudú, volver a consagrar al país a Satanás, tal y como lo hicieron sus predecesores en 1803.

Fue el 14 de agosto de 2004, cuando miles de cristianos haitianos se unieron en oración para reparar y desagraviar a Dios Nuestro Señor, a la vez que tratar de contrarrestar en el día nacional de la oración, la pronta ceremonia de pacto vudú que se iba a realizar bajo el respaldo del presidente Jean Bertrand Aristide. Este día los sacerdotes brujos vudú, guiarían a Haití a una re-consagración del pacto de sangre hecho con el demonio hacía 206 años atrás.

Jean Bertrand Aristide, hizo todo lo que pudo en cuanto a su ámbito de autoridad máxima del país, para sostener dicho pacto satánico; pues ya en abril de 2003, emitió una ley en la que se reconocía el vudú, como la religión oficial de Haití. Además pagó e hizo viajar a 400 practicantes de dicha religión desde el África occidental hasta la isla.

Esta noticia, que los grandes periódicos y cadenas de TV o de radio no difundieron, se ha conocido porque hubo cristianos que fueron enviados como espías al lugar donde se iba a celebrar el nuevo pacto de sangre por los brujos vudú en el mismo sitio del PACTO ORIGINAL de 1803, donde se intercambió el alma de Haití por la victoria sobre los franceses. Los espías reportaron que se habían traído multitud de animales (cerdos, cabritos y pollos) para hacer los sacrificios, pero (y esto se atribuye a la fuerza de la oración) de pronto surgió mucha confusión, discutían las personas y al final la gente se desbandó sin que se realizara el sacrificio sangriento. No obstante el fracaso anterior, no fue óbice para que se renovara este pacto satánico el 1º de enero de 2005, día nacional de la Independencia de Haití, y ¡¡ también por otros 200 años!!

Que buen provecho les haga (entiéndase irónicamente).

Be Sociable, Share!

8 Comments

  1. Hombre, yo no sé si fué castigo de Dios o no. Es muy posible pero yo no soy quién para decir tal cosa.

    Pero lo que sí es cierto es que esos haitianos son unos negros sanguinarios, supersticiosos, sin afecto natural y sin las virtudes que tienen los seres humanos.
    No destacan ni por su nobleza ni por su inteligencia o su laboriosidad, más bien por todo lo contrario.

    No me dió pena su terremoto, porque no se comportan como seres humanos. ¿Terremoto? Ha habido terremotos en todas partes del mundo, no han sufrido ninguna catástrofe singular. Y el animalismo de esa gente no se ha visto en ninguna parte tampoco.

    Ah, y el catolicismo que ahí se practica no es como el que tú profesas, AMDG. Es una variante corrompida, donde a cada santo católico le asignan el nombre y las cualidades de los espíritus, demonios y deidades africanas.

    Saludos!!

  2. Normalemente el que hace trato con demonios acaba muy mal y no es porque Dios lo castigue, sino porque cuando el pecador se aleja de Él entonces es vulnerable a las intervenciones sobrenaturales de los entes malignos.

    Por supuesto que estos son lo razonadamente inteligentes para no armar lo peor desde el principio, (aunque carecen de templaza o autocontrol) porque no quieren ahuyentar a las victimas. Pero pasado un tiempo de tentaciones y corrupción….. digamos que se abre la jaula de las fieras y estas siembran el sufrimiento.

  3. Estos chicos de Radio Cristiandad, cada vez más delirantes. Bien haces en no adherirte a sus fantasiosas tesis y aspirar a más pruebas de los supuestos hechos a los que aluden.

    Que conste: aun cuando fueran ciertos tales «hechos’, la tesis del «castigo» no se sostiene desde una correcta visión cristiana de la Historia, de Dios y del mal. Asumir que porque en la isla abunden extraordinariamente cultos satánicos, todas las víctimas merecían la muerte que les tocó, es tomar la parte por el todo y sólo puede hacerse desde una perspectiva curiosa pero errónea de la Justicia Divina

  4. El gorila fue el unico imbecil que se atrevio a hablar claro, la flota rusa monitorizo la zona y saben de las actividades yankees. son nuestros enemigos-rivales, pero me los creo, son los nuestros los que mienten mas que hablan.

    Leo esto:»Haití, es el único país del mundo consagrado al demonio. En 1791 Haití se consagró al demonio por 200 años y fue el primer país americano en obtener la independencia»

    Si el norte cristiano los esclavizaba sera normal piensen el demonio sea su salvador, desde luego cristo no pensaba en ellos.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*