Vitoria, 4 torres y 5 mezquitas

Ya van ganando, a lo que se ve:

Si cualquiera de nuestros ancestros pudiera volver a la vida para darse un paseo espectral por ciertas zonas de su ciudad, seguramente pensarían que la máquina del tiempo les estaba gastando una broma. Aquella Vitoria en la que toda o casi toda la población era blanca, vestía de manera acorde a la clase social de cada cual, se recogía en casa a la misma hora, acudía en peregrinación a las misas ‘de domingo’ y sólo había visto extranjeros exóticos en las películas viajó con ellos a una vida mejor. Ahora, Vitoria tiene la piel de ébano, los ojos rasgados y viste chilaba o chador.

La capital alavesa tiene, de hecho, la mayor tasa de inmigración de Euskadi -un 10% frente al 8% de Bilbao y al 6,5% de San Sebastián- y, casi un tercio, rinde culto a Alá. Dicho de otro modo, ya son cerca de 8.000 los ciudadanos empadronados en la capital que siguen la doctrina del Islam, «una religión y una forma completa de vida» que los musulmanes articulan alrededor de las mezquitas, su lugar sagrado, su epicentro civil y la verdadera balanza para calibrar el peso de la comunidad islámica en cualquier lugar.

Pues bien, Vitoria cuenta ya con cinco, diseminadas por el Casco Viejo, San Cristóbal y Coronación. ¿Insuficientes o demasiadas? Lo primero, si son los fieles quienes responden; lo segundo, si se compara con la estadística europea. Y es que, si la proporción de mezquitas en países como Alemania o el Reino Unido es de una por cada 1.660 musulmanes, en Vitoria hay ya una por cada 1.500 islamitas. «En estos países -explica el sociólogo municipal Luis Mendizábal- el fenómeno de la inmigración se empezó a dar mucho antes y, por lo tanto, la integración de estas personas es, a día de hoy, mucho mayor. Su postura religiosa también es más laxa y los nexos de identidad con su pasado menores porque muchos ya no son inmigrantes, sino alemanes, ingleses o franceses».

Sea como sea, lo cierto es que las mezquitas son mucho más que un espacio de culto y oración para la gran mayoría de los musulmanes. Son también un lugar de colecta -el Islam declara que los islamitas deben donar aproximadamente una cuadragésima parte de sus bienes a la caridad-, además de un centro de enseñanza y de educación y un lugar de reunión comunitaria. «Puede parecer extraño porque la religión no domina la vida en Occidente, pero los musulmanes la consideramos como algo decisivo en nuestra vida y no hacemos ninguna división entre lo secular y lo sagrado», expone Mohamed Badrkhane, 33 años, marroquí y portavoz de la mezquita Sunna, en la calle Barrancal.

La primera, en 1998

Ubicada en una antigua fábrica de bobinas propiedad a día de hoy de la comunidad, esta mezquita, que toma su nombre del libro sagrado que recoge «los dichos y hechos del profeta Mahoma», es la más antigua de la ciudad. Se abrió en 1998 y cerca de un centenar de personas se reúnen allí cada día para orar en dirección a La Meca.

Es, también, la única cuyo imán -o ‘imam’, como se apresuran a corregir los propios fieles- posee la formación especial que se imparte en las universidades árabes. Y es que, aunque en Occidente se tienda a pensar que los imanes son el equivalente musulmán de los sacerdotes cristianos o de los rabinos judíos, lo cierto es que no es así.

En principio, un imán puede ser cualquier persona que conozca bien el ritual del rezo, «que sepa de memoria el Corán y la Sunna» y que sea visto por el resto de la comunidad como una suerte de «autoridad moral». Es el caso de Ahmed Ben Salem Boukhari, que guía los cinco rezos diarios que decreta el Islam desde la mezquita Al-Taqua, en San Vicente de Paúl.

Boukhari lleva más de media vida en Vitoria, adonde llegó «para buscarme la vida» y a la que 47 años después apenas reconoce: mezquitas que conviven con las iglesias católicas de toda la vida, carnicerías especializadas en los gustos de moros y cristianos, restaurantes pakistaníes, indios o turcos, y marroquíes, argelinos, mauritanos, senegaleses e iraníes reunidos detrás de esa «puerta abierta» al mundo musulmán que, en ningún caso, asegura Ahmed Zannouti, «vive de espaldas a la integración».

Así describe este marroquí de 37 años el espíritu que se respira en el interior de la mezquita Annour -belleza, en su traducción al español-, ubicada también en San Vicente de Paúl y la tercera a la que da cobijo el Casco Medieval. En ella, como en la de Barrancal, también se imparten clases de árabe a los niños nacidos aquí y a las mujeres, analfabetas en su mayoría. Y, al igual que el resto, se financia mediante «donaciones» de los fieles, a los que los viernes -el día grande para los musulmanes- se les suele quedar pequeña.

La meca de los paquistaníes

De ahí que en los últimos dos años la comunidad islámica de Vitoria haya abierto dos nuevos locales de encuentro y oración. En la calle Tenerías, en el barrio de Coronación, se encuentra Al-Madani, la meca de los paquistaníes. De creencias islamitas, la barrera del idioma -hablan urdu o punjabi en vez de árabe- les movió hace ya dos años a abrir su propio lugar de culto. «Antes, íbamos a la mezquita de Barrancal y nos sentábamos allí como tontos porque no entendíamos nada», reconoce su responsable, Iftikhar Ahmed Bigum.

Al-Madani fue la primera mezquita que salió de las trincheras del Casco Viejo y consiguió sentar un precendente. Y es que, en 2008, una década después de la apertura del espacio sagrado de Barrancal, Algos -la gran mezquita de Jerusalén- buscó su réplica en miniatura en San Cristóbal.

No exenta de polémica, la convivencia entre moros y cristianos parece, a día de hoy, apacible por más que los últimos estudios sociológicos hablen de una cierta sensación de «invasión» a la que Luis Mendizábal evita dar importancia. «Las opiniones son muy volubles y, aunque el otro siempre nos crea recelos y prejuicios, debemos ir acostumbrándonos a un cierto cosmopolitismo». Y es que, si en los años cincuenta, la inmigración llegaba desde «el pueblo de al lado», ahora el intercambio es «mundial». Y la Vitoria de las cuatro torres también lo es de las cinco mezquitas.

Esperemos que pongan pronto altavoces en las mezquitas, a ver si despiertan.

Be Sociable, Share!

19 Comments

  1. “Su postura religiosa también es más laxa y los nexos de identidad con su pasado menores porque muchos ya no son inmigrantes, sino alemanes, ingleses o franceses”

    Juas, juas… ¿y quién dice esto? Un “sociólogo municipal”, claro. Ésa es su concepción de lo que significa ser europeo: tener un carné. “BuB” vs “L.E.F.”, como siempre.

    Claro, que todo queda luego mucho más claro para el que está metido en estos asuntos cuando dice: “…aunque el otro siempre nos crea recelos y prejuicios, debemos ir acostumbrándonos…”

    Hay ciertas expresiones que son como la prueba del algodón para saber de qué palo ideológico se cuelga alguien o, como mínimo, de dónde proceden sus ideas. Son expresiones como “constructo social”, “construcción cultural”, “el Otro”, etc. Expresiones clásicas del marxismo cultural americano, de donde han bebido varias generaciones de “cosmopolitas” analfabetos como éste. Si él no despierta lo harán sus hijos. Todo es cuestión de tiempo.

  2. Pues si no despiertan, si no toman medidas contundentes para proteger su patria de esos invasores musulmanes, pues se merecerán lo que les pase.

    Recuerden la historia de Abraham y Lot….. pues eso.

  3. w_w_w.adn.es/ciencia/20080626/NWS-2141-genetica.html

    “Los estudios genéticos demuestran que Europa es “aburrida” y homogénea”

    ¿Pero cómo? ¿Homogénea?

    “Los vascos guardan “ligeras” diferencias genéticas respecto al conjunto de ciudadanos de Europa, un continente que, genéticamente hablando, es “muy homogéneo”, según han explicado hoy los investigadores de la Universidad Pompeu Fabra (UPF) Jaume Bertran-Petit y David Comas.”

    …Durante más de dos años, Comas y Bertran-Petit han recogido más de 1.700 muestras de los diferentes grupos y pueblos de Europa con el fin de obtener el mapa de las rutas migratorias de nuestros antepasados, lo que les ha permitido bosquejar unas primeras conclusiones “preliminares”.

    … Quizá la principal sea haber podido constatar que “Europa es muy aburrida genéticamente”, ya que no se aprecian diferencias notables entre los habitantes de los diferentes países, contrariamente a lo que sucede en África o Asia, los dos continentes más diversos en cuanto a la genética de su población …

    … A diferencia de los vascos, existen otros pueblos que sí presentan diferencias “muy marcadas” respecto al conjunto de europeos, como son los gitanos, finlandeses, los islandeses, los sardos y los saami de Laponia …

    Y esto es la traca final:

    “David Comas ha indicado que en el conjunto de España se observa una “cierta” diversidad genética, si bien la influencia del norte de África en la península ha sido muy limitada, de manera que no ha contribuido a su enriquecimiento genético, ya que la inmigración que ha recibido del continente africano ha sido muy reducida en comparación con su población.”

    … Y Claudio Sánchez-Albornoz humilla de nuevo a Américo Castro.

    Por supuesto.

    w_w_w.adn.es/ciencia/20080626/NWS-2141-genetica.html

  4. Es pura matemática, en unas décadas estarémos governados por musulmanes y con lo fanáticos que son lo primero que irán haciendo no es adaptarse a nuestras costumbres, sin “adaptarnos” a las suyas, ya hemos perdido, ya nos han invadido, la ” Marcha Verde” a escala mundial está llegando a su apogeo y con la generación de políticos que tenemos que no hacen otra cosa que tapar lo feo sin darle solución, cambiar la historia que a cada cual le parece mal e inventar nuevas palabrejas para no llamar a las cosas por su nombre todo está perdido, es pura matemática…

  5. Pues si YSQ, Europa es el continente mas homogeno geneticamente hablando .Esto ya lo dijo Luca Cavalli Sforza hace bastantes años y el estudio que mencionas lo confirma .
    Para que luego nos vengan con monsergas de que si en Europa ha habido muchas inmigraciones y somos el resultado del mestizaje.
    El mapa genetico en el que aparecen las poblaciones vascas y españolas se puede consultar en
    http://scienceblogs.com/gnxp/2010/02/the_basques_might_not_be_who_w.php#more
    y se ve que coninciden

  6. Vitoria, como Avila, Salamanca, etc.. eran ciudades de marcado ambiente no sólo católico sino incluso clerical… En la prensa diaria –antes del calamitoso Vaticano II– uinformaba del horario de las misas…
    Hoy con cinco mezquitas… el pueblo vasco y español debería meditar a dónde conduce ese pacifismo borreguil de dejarse invadir… por musulmanes.
    Casi todos los musulmanes son violentos, incluso los africanos negros… Basta ver lo que hacen con sus hermanos de raza en Nigeria.. sólo porque son cristianos. Sobre este tema sugiero miren ustedes la dirección
    siguiente: http://xinhuar.blogspot.com/search/label/persecuci%C3%B3n%20de%20cristianos

  7. DICE QUE NOS HAN VENCIDO…

    COMO NOS VAN A VENDER LOS MUSULMANES SI NI SIQUIERA HEMOS LUCHADO??

    VOTANDO PP-PSOE SOLO FAVORECEIS LA INVASION.

    EL ISLAM NO ES UN PELIGRO PARA LOS CATOLICOS, ES UN PELIGRO PARA LA CULTURA OCCIDENTAL , CATOLICA, EVANGELISTA O ATEA..

  8. Buenos días,

    Hay que matizar algo sobre este estudio; Para que la variabilidad y las frecuencias genéticas de una especie cambien, hace falta mucho más.

    Explicado de otro modo, esa pareja mestiza que dicho sea de paso, deberíamos adoptar la postura Suiza, tendrá 1, 2, 3 bastardos, para que estos influyan de una manera significativa debería darse en múltiples puntos a la vez y durante las suficientes generaciones para que nuestra frecuencia genética se vea desplazada o halla una especiación.

    Especiación: transformación progresiva de una especie en otra.

    Por suerte, para que nos derroten genéticamente les queda mucho.

    Saludos

    • Sí, si fuera una sola pareja mestiza. Pero son demasiadas y cada día las blancas tienen menos hijos, las negras y demás razas que inveden Europa se multiplican aceleradamente.
      Así que según mi humilde opinión, el futuro no es tan halagueño y esto no se resolverá de forma espontánea, sin intervención alguna.

      Saludos.

  9. En realidad Joana, si que hay manera de “solucionarlo” de manera rápida y efectiva.

    Esterilización Preventiva No Voluntaria

    Hay antecedente de esto en diversos países.
    El problema es, ¿cuanta gente se echaría las manos a la cabeza por el simple hecho de escucharla nombrar?

    Buenas tardes

  10. “Esterilización Preventiva No Voluntaria”.

    En castellano primordial: castrarlos a todos. Lo encuentro demasiado caro y engorroso. Una patada en el culo a gran escala sería mejor y más efectivo.

    Los problemas históricos de las sociedades humanas son siempre los mismos y las soluciones ya están inventadas. Cuando se den las circunstancias idóneas se pondrán en marcha los mecanismos que desde siempre regulan estos conflictos. Básicamente: violencia a manta. Lo que no se puede hacer “en frío” se hará “en caliente”. Esa es la diferencia entre la paz y la guerra. La guerra es una quiebra completa del orden vigente en épocas de paz. La guerra crea el marco físico y sicológico para acometer cosas que no se pueden llevar a cabo en tiempos de paz, cuando ni siquiera se pueden plantear esas soluciones. La guerra da rienda suelta a los odios reprimidos, libera fuerzas contenidas y energías ocultas. La guerra pone al alcance de la mano las soluciones a los problemas irresolubles mediante la paz y el compromiso. Una buena guerra siempre ha sido más beneficiosa que una mala paz. Y la buena guerra es aquella que permite una paz duradera, y no hay paz duradera sin el aniquilamiento de quienes la ponen en peligro. Los muertos no incordian. Y es por eso que a los enemigos hay que matarlos a todos los que tienen la capacidad de hacernos daño y someter a la impotencia a los demás. Así sea posible la paz y nos podamos dedicar a regar los geranios en nuestro jardín sin el peligro de ser atacado por ninguna hiena.

  11. Cuando se me llena la casa de ratas por haberme descuidado y dejado abierto el sumidero, no me dedico a esterilizar los roedores invasores. Cierro la tapa de la cloaca para que no entren más y a las que ya están dentro les pongo raticida.

    • No te falta razón, pero la cosa va más allá.

      Desde la última vez que se uso esa técnica, la ciencia y en especial la genética han hecho grandes adelantos.

      Con cierta cantidad de dinero, material y algunos expertos podrías diseñar un tratamiento genético definitivo.

      Seguro que todos hemos comido alguna vez tomates, pimientos o otros tipos de fruta/verdura sin semillas, bien, esto se hace para que otro cultivador no las utilice en su propio beneficio.

      Si haces que su ratio de “germinación” sea entorno al 1%….. es cuestión de 1 generación que sobre venga el FIN.

      Y sobre todo; efectivo, barato y silencioso.

  12. Hay otra alternativa u opción. Hago un recuento de las ratas, las lavo, las vacuno, les doy un surtido de quesos, les preparo unas cajas de zapatos con algodones para que aniden y se reproduzcan a gusto y trato de convivir con la enriquecedora presencia de estos simpáticos animalitos. Si me muerden y me saltan a los ojos, si me destrozan la casa y me agujerean la ropa, trataré de comprenderlos pues sus motivos tendrán para actuar así con los humanos, teniendo en cuenta que históricamente han sido muy maltratados por las personas y han de estar traumatizados por la mala vida que les hemos hecho pasar, siempre relegados en las cloacas y en los basurales mientras nosotros dormíamos en sábanas blancas y comíamos en cubiertos de porcelana.

    • Daría risa si no fuera porque eso creen todavía millones de europeos lobotomizados….

      Y mientras las ratas cada día son más. Esto sólo se resolverá con sangre, es la lógica de las cosas.

  13. “””””””””””””Una buena guerra siempre ha sido más beneficiosa que una mala paz. Y la buena guerra es aquella que permite una paz duradera, y no hay paz duradera sin el aniquilamiento de quienes la ponen en peligro. Los muertos no incordian.”””””””””””””””””

    Suscribo lo dicho.

    • ¿Recordais el “no a la guerra”? Qué manipulación más estupida aquella , lo que me preocupa es ver tanta gente en la calle gritando una consigna utópica , vaya , como si la guerra no hubiera existido alguna vez y se pudiera decidir sobre ella , seguro que despues de aquella manifestación muchos (aún con la pancarta bajo el brazo) se entretuvieron en peleas con sus vecinos o en discusiones peregrinas. No os quepa duda de que hay una macro campaña de castración de carácter y de desarme moral de Europa y si vemos ya a los beneficiarios no es difícil ver quienes la han planificado en la sombra. Pero no hay que preocuparse porque la realidad se impone siempre y por sus actos los vamos conociendo , lo que esperamos todos es que no sea tarde para entonces.

      Un saludo.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*