¡Por la confusión del turco, brindemos!

En el aniversario de la batalla de Lepanto (7 de octubre), de tan grata memoria, os dejo este artículo, para que una vez al año al menos, brindéis también vosotros ¡Por la confusión del turco!:

La intención «por la confusión del turco» es plegaria secular en Las Españas –y además constituye un magnífico brindis–. Nuestra Fe es más antigua y nuestras razones más verdaderas: Núcleo de la Lealtad propone, a modo de recuperación de nuestras venerables tradiciones católicas y patrias, que volvamos a rezar después del Santo Rosario –Padre nuestro, Avemaría y Gloria– «por la confusión del turco». También urgimos a los patriotas de ambas orillas de la Mar Océana, que manifiesten, al ir a beber vino o licor, este bien que deseamos: ¡Por la confusión del turco!

A propósito. Así contaban las batallas los católicos piadosos: GLORIA DE LA CRISTIANDAD: LA BATALLA DE LEPANTO (HOY LE PEDIRÍAN PERDÓN A LOS TURCOS)

1 comentario

  1. Tiempos heróicos en que una nación latía al unísono. Por aquella época se usaba este brindis:
    ¡Por España, y el que quiera
    defenderla, honrado muera;
    y el que, traidor, la abandone,
    no tenga quien le perdone,
    ni en tierra santa cobijo,
    ni una cruz en sus despojos,
    ni las manos de un buen hijo
    para cerrarle los ojos!»

    Brindis de los Tercios Viejos
    «En Flandes se ha puesto el sol», Eduardo Marquina.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*