Senadora australiana entra al parlamento con burka para denunciar a los islamófilos

El incidente del jueves es la última ronda en la batalla de Hanson contra la burka.

Hanson dijo que no se le pidió que se identificara. Aunque ha concedido que los de seguridad pueden haber sospechado que la líder de Una Nación estaba debajo del guardapolvos.

Se escucharon gritos de “¿qué demonios pasa?” en el Senado mientras se sentaba. Al procurador general George Brandis se le veía asombrado por el espectáculo y más tarde reprendió a Hanson por “burlarse” de los musulmanes australianos respetuosos con la ley.

En la estación de radio de Sydney 2GB, la senadora dijo que la burqa no era australiana.

Hablando con el presentador Ben Fordham, dijo: “¿Es exagerado? sí. ¿Estoy consiguiendo que se entienda mi posición? Eso espero.”

Pauline Hanson turns up to Parliament in full burqa

 

Be Sociable, Share!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*