DOCU: ¡Calle Japón no se rinde! Lucha vecinal contra una mezquita en BCN

Documental de Somatemps que narra la lucha vecinal de la calle Japón de Barcelona frente al todopoderoso Ayuntamiento gobernado por Ada Colau. La instalación de un centro de culto islámico en una calle que no reúne condiciones para su ubicación, moviliza desde hace medio año a vecinos y vecinas que no desfallecen en su reivindicación.

Be Sociable, Share!

2 Comments

  1. Muy revelador, pero en sentido contrario.

    El epílogo acaba con un “En recuerdo por las víctimas de la intolerancia”, previas imágenes del ataque moruno en Barcelona. Vamos a ver, entonces servidor que escribe se puede contar como uno de los malos de la película, ya que me considero un intolerante, un intolerante de muchas cosas pero en especial de esa religión satánica que es el islam.

    Seguimos sin llamar a las cosas por su nombre y no me creo que sea del todo cuestión táctica. La prueba está en los propios vecinos: sindicalistas, rojos que votaron a la Colau, muy orgullosos de ser multiculturalistas, presumiendo de tener familiares conversos al islam, de haber sido antifranquistas, y de haber corrido delante de los grises, etc… Ahora que les endilguen la mezquita casi parece cuestión de justicia, o de karma como le llaman ahora. Que disfruten lo votado.

    Los únicos mas o menos coherentes son “los de extrema derecha” que acuden al auxilio de votantes antifas (es casi para reírse) al grito de “Europa cristiana no musulmana”. A mi Europa me importaría un pimiento si no es por la cuestión estratégica, ya que si esta vez no reventamos por dentro es mas probable que nos acaben haciendo el asalto final por los Pirineros antes que por el estrecho de Gibraltar. ¿Pero por qué no gritar “España católica no mahometana”? En fin, no es que sean muy cristianos, pero por lo menos el lema tiene sentido.

    Bien, ¿y lo de los problemas cívicos, de movilidad, por el trasiego de personas, etc… es de nuevo un planteamiento táctico? Sin duda, ¿pero para evitar ser acusados de anti-multiculturalistas, de racistas, y de islamófobos, que de todos modos lo hacen, con la mala prensa que tiene eso? Ni hablar. Los vecinos son sinceros antifas multicultis, al final del vídeo en una de las entrevistas aparece la respuesta a todo: el valor de nuestros inmuebles ha bajado de repente un 50%. ¡Ahhh, dinero, ahora lo entiendo! Me había hecho hasta ilusiones antes de ver el documental.

    En cuanto a la mezquita salafista lo de siempre: los políticos cobran buenas comisiones (en realidad son unos nihilistas, solo les importa la pasta) pagadas por la potencias morunas y bajo las indicaciones de los poderes en la sombra a los que les interesa la promoción del islam (el fanático que es el auténtico) por diversos motivos, entre ellos las guerras y los negocios en oriente próximo (hay que azuzar el miedo para que nadie proteste) y la disolución de los restos de identidad cristiana que queden. Nada nuevo bajo el sol.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*