El coronel Gadafi declara la ‘guerra santa’ contra Suiza.

«Guerra santa contra Suiza». Ni más ni menos. El líder libio Muamar Gadafi hizo este jueves un llamamiento a la ‘yihad’ contra el país europeo, calificándolo de «apóstata» por su decisión de prohibir la construcción de minaretes. «Hay que proclamar con todos los medios la guerra santa contra Suiza, que destruye las casas de Alá«, sentenció Gadafi durante un discurso en la localidad de Benghazi con ocasión de la fiesta del Mouloud, que conmemora el nacimiento del profeta Mahoma. Según el líder libio, «la ‘yihad’ contra Suiza, contra el sionismo o contra las agresiones extranjeras no es terrorismo».

«Cualquier musulmán que, en cualquier parte del mundo, se relacione con Suiza es un infiel que está en contra del islam, de Mahoma, de Dios y del Corán«, añadió el coronel, que mantiene una disputa diplomática con el país europeo desde de que las autoridades helvéticas detuvieron en Ginebra -en julio de 2008- a Hannibal Gadafi, uno de los hijos del líder libio, acusándole de malos tratos contra sus empleados. «Hay que boicotear a Suiza, sus mercancías, sus aviones, sus barcos, sus embajadas. Hay que boicotear esa raza apóstata y agresora«, sentenció el líder libio.

Después del arresto del hijo del coronel, dos empresarios suizos fueron acusados en el país africano de «estancia ilegal y ejercicio de actividades económicas ilegales«: varias decenas de policías rodearon esta semana la sede de la Embajada del país europeo para exigir la entrega de Rachid Hamdani y Max Goldi. Días antes, Trípoli había decidido cerrar Libia a la entrada de ciudadanos del espacio Schengen, una medida que se produjo después de que Berna prohibiera el ingreso de 180 libios en la Confederación Helvética.

Fuente: El Mundo.

Anexo: algunos versículos de textos islámicos que exhortan a los creyentes a emprender la yihad contra los que se niegan a recibir el islam, se podrían escribir muchos mas.

«¡Oh Profeta! Combate duramente a los que niegan la verdad y a los hipócritas, y sé inflexible con ellos. Y tendrán por morada el infierno, qué horrible punto de destino!» (Corán, 9:73).

«Combate duramente»«y cuando os enfrentéis [en combate] a los que se empeñan en negar la verdad, golpeadles en el cuello hasta derrotarlos por completo, y luego apretad sus ligaduras» (Corán, 47:4).

«¡ Oh, vosotros que habéis llegado a creer! Combatid contra aquellos de los que niegan la verdad que estén cerca de vosotros, y que hallen en vosotros dureza; y sabed que Alá está con los que son conscientes de Él» (Corán, 9:123).

«¡Oh Profeta! Combate duramente a los que niegan la verdad y a los hipócritas, y sé inflexible con ellos. Y tendrán por morada el infierno, ¡qué horrible punto de destino!» (Corán, 9:73).

“¡Combatid contra quienes, habiendo recibido la Escritura no creen en Dios ni en el último Día, ni prohíben lo que Dios y Su Enviado han prohibido, ni practican la religión verdadera, hasta que, humillados, paguen el tributo directamente! “Los judíos dicen: Uzayr es el hijo de Dios. Y los cristianos dicen: El Ungido es el hijo de Dios. Eso es lo que dicen de palabra. Remedan lo que ya antes habían dicho lo infieles. ¡Que Dios les maldiga! ¡Cómo pueden ser tan desviados! “Han tomado a sus doctores y a sus monjes, así como al Ungido, hijo de María, como señores, en lugar de tomar a Dios, cuando las órdenes que habían recibido no eran sino de servir a un Dios Uno. ¡No hay más dios que Él! ¡Está por encima de los que Le asocian!”Sura 9: 29-31)

«Matadles dondequiera que los encontréis y expulsadles de donde os hayan expulsado, pues la opresión es aún peor que matar. Y no luchéis con ellos junto a la Casa Inviolable de Adoración si ellos no os combaten antes allí; pero si os combaten, matadles: ésta es la recompensa de los que niegan la verdad. Pero si cesan, ciertamente, Alá es indulgente, dispensador de gracia» (Corán, 2: 191-192).

«Usted debe comprender que nosotros, como musulmanes, creemos firmemente que la persona que no cree en Alá, como se le ordena, es un incrédulo que estará condenado al infierno por toda la eternidad. Así, una de las primeras responsabilidades del gobernante musulmán es difundir el islam por todo el mundo para salvar a la gente de la condenación eterna. En un pasaje de Ta/sir Uthmani se dice que si un país no permite la propagación del islam entre sus habitantes de una manera adecuada, o genera dificultades para ello, entonces el gobernante musulmán podría justificar la declaración de una yihad contra ese país para que el mensaje del islam pueda llegar a sus habitantes, y así salvados del fuego del Jahannum [infierno]. Si los ku/faar [no creyentes] nos permiten difundir el islam en forma pacífica, entonces no se hará la yihad contra ellos.» (muftí sudafricano Ibrahim Desai)

Be Sociable, Share!

5 Comments

  1. Bueno, pues espero que un día esta «raza apóstata y agresora», se cansará de sus paridas y le pondrá unos cuantos portaaviones delante de sus costas para devolverlos a la edad de piedra. Total, es su hábitat natural.

  2. En alguna parte leí que no eran lo mismo tampoco un gnóstico cristiano que un gnóstico musulmán , tampoco son lo mismo un ateo de cultura musulmana (ni creo que existan para contarlo) y un ateo de cultura cristiana. De todos modos esto tampoco es cosa de Gadafi que lleva mucho tiempo ya amenazando , esto es cosa de Islam contra Occidente … eso está claro , está bien lo que ha hecho Gadafi , cuanto peor mejor y más claras estarán las cosas.

  3. La impunidad de la que goza esta gentuza para difamar, insultar y amenazar sin tapujos, es apabullante.
    Aquí , un político que hable de “problemas de inmigración” es mirado ya con lupa para luego ser acusado de racista y seguidamente ser repudiado por los demás.

    Guerra santa? guerra es lo que se merece. Unos portaviones como bien dice Joana no vendrían mal.

    • Pero no sólo Gadafi sino todos los moros , es un reto que Gadafi hace en nombre (y con respaldo aunque luego lo quieran desmentir) del Islam.
      Gadafi es el que más claro habla de todos los líderes musulmanes , pero en esto van todos los musulmanes juntos porque hablamos de RELIGION.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*