Sobre este blog

El nombre del blog procede de la expresión usada varias veces en el Evangelio:

Juan 9 22 Esto dijeron sus padres porque tenían miedo de los judíos, por cuanto los judíos ya habían acordado que si alguno confesaba que Jesús era el Mesías, fuera expulsado de la sinagoga.

Juan 19,38 Después de todo esto, José de Arimatea, que era discípulo de Jesús, pero secretamente por miedo de los judíos, rogó a Pilato que le permitiera llevarse el cuerpo de Jesús; y Pilato se lo concedió. Entonces fue y se llevó el cuerpo de Jesús.

Juan 20,19 Cuando llegó la noche de aquel mismo día, el primero de la semana, estando las puertas cerradas en el lugar donde los discípulos estaban reunidos por miedo de los judíos, llegó Jesús y, puesto en medio, les dijo…

El nombre del autor, Neo Cohn, es un guiño complice. Cohen, Cohn, Coen, Kuhn, Kahn son apellidos judíos, como judíos son los neocones norteamericanos, ex-troskistas reciclados que se han hecho con el Partido Republicano. Neo Cohn a veces olvida quien es y se cree su propio personaje, el judío supremacista que da gracias a YHWH todos los días por no haber nacido gentil.

La foto del blog la encontré en este sitio. Son: Uritsky, Trotsky, Zinoviev, Sverdlov y Kaganovic. Todos ellos eran judíos. Como estos:

14 comentarios

    • ¿y qué es antisemitismo? en nuestra biblioteca cordobesa el Diccionario Enciclopédico Espasa-Calpe nos dice que «semita» es lo que antropológicamente se describe como la raza árabe-semita, integrada por distintas etnias (entre ellas las de los hebreos). Pero otros pueblos árabes también son semitas. usted confunde «semita» con «judío» La judeidad es una cuestión de religión, principalmente.. Y se puede ser – tranquilamente – un ario, un caucásico, un jafético, un asiático de raza amarilla mongoloide y haberse convertido al judaísmo… ¿eso lo convierte, también, en semita? No… Quizá el problema es que la gente de esta cultura judaica retuercen siempre los términos a su modo, y quieren arrastrar al resto de la humanidad a su antojo. Holocausto, en su raíz etimológica griega, significa «todo quemado» (de «holós» y «kaustós»), por la muerte endilgada por vía del fuego, que se aplicaba a animales en sacrificios rituales. Y la locura nazi no quemó a nadie, como lo hizo la Inquisición, por ejemplo… Así las cosas, existió un genocidio con posterior cremación… pero no una muerte por el fuego u «holocausto» ¿se entiende?

  1. Mi apreciado Neo Cohn le agradecería que se pusiera en contacto conmigo para poner a su disposición la traducción que estoy realizando (por etapas) de un libro altamente controvertido que a Ud le apetecerá.

    Saludos

Responder a Danibi Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*