Chofer musulmán se detiene a rezar en pleno Londres.

Según confirmó a la prensa el organismo Transporte para Londres, que gestiona el transporte público en la capital británica, el conductor salió de su cabina y, sin previo aviso, se quitó los zapatos, extendió una chaqueta en el suelo, junto a la puerta posterior de salida, y se arrodilló para rezar mirando a La Meca. El rezo duró aproximadamente cinco minutos, durante los cuales el autobús permaneció con el motor en marcha y los pasajeros no pudieron salir, porque el conductor obstruía la salida.

La noticia se dio a conocer después de que una de las pasajeras, Gayle Griffiths, presentara una queja ante las autoridades. «Tenía prisa para llegar a casa e ir a recoger a mi hija al colegio. Un grupo de gente acababa de salir en una parada y el autobús se puso en marcha de nuevo, cuando de repente el conductor volvió a detenerlo de sopetón«, explicó Griffiths. «Salió de su cabina, dejando el motor encendido, y caminó hacia la salida posterior. Extendió una chaqueta fluorescente sobre el suelo y pensé que alguien había vomitado y que lo estaba cubriendo, pero en ese momento se descalzó y empezó a rezar«, añadió. «Me quedé de piedra -continuó esta pasajera- porque no habló con los pasajeros ni nos dio ninguna explicación. Ni yo ni nadie dijimos nada. El motor seguía en marcha y cualquiera se podía haber metido en la cabina y haber puesto en marcha un autobús lleno de gente«. Según Griffiths, «cuando terminó, se limitó a ponerse de pie y a seguir la ruta, sin ninguna explicación o disculpa». Esta pasajera admitió que «vivimos en una sociedad multicultural», pero añadió que «siempre hay un momento y un lugar para rezar, que no es el de un autobús lleno de pasajeros».

Transporte para Londres ofreció una disculpa formal a los afectados e informó de que «ha mantenido una conversación con el conductor, porque es algo que no debe volver a ocurrir». Un portavoz de este organismo aclaró que sus trabajadores disponen de salas especiales en distintos puntos de la red para rezar si así lo desean durante los descansos en su jornada.

Dos apuntes al artículo.

Primero: por parte de la pasajera la aceptación sin remisión de que vivimos en una sociedad multicultural, que estas cosas pasan con sus posibles consecuencias, y aunque luego denuncies mientras tanto a joderse tocan.

Segundo: cosas similares ya han pasado, pero en este caso hay una condición previa, que el musulmán ya tenía sitio para rezar. Puedes intentar adaptarte a ellos todo lo que quieras, pero es inútil, harán lo que quieran, cuando quieran y como quieran. Si toca rezar, pues toca y no hay mas que hablar, da igual que el autobús esté lleno de gente en pleno Londres, con el motor encendido y bloquees la puerta. Los infieles que se jodan.

¿Quien sigue creyendo que se pueden integrar si les das la oportunidad?

Fuente: El Siglo de Torreón.

11 comentarios

  1. Estan obligados a hacerlo cinco veces al día , por eso los moros van casi siempre en alpargatas … es la sociedad multicultural que nos han vendido nuestros políticos , en fin , esperemos que esto termine pronto.

  2. No creo que termine pronto. Esto es exponencial y si no se le ponen límites terminarán convirtiendo nuestras sociedades en una réplica exacta a las suyas.
    Y a lo vivido me remito.

    Esto es una verdad como un templo de grande y por mucho que los políticos nos vendan otra cosa nunca dejará de ser menos cierto.

  3. No es que obstruyese la salida lo que yo lei en la noticia el otro dia, sino que el conductor ni siquiera abrio las puertas, se puso a rezar sin mas, pasando de los pasajero-dhimmis que hubiese dentro.

  4. Esto es otra muestra más de lo mismo. De una demostración de fuerza, a ver hasta dónde pueden llegar. Como las mahometanas que van con sus ttrapos a la Audiencia Nacional, o como los que llevan con velo a sus hijas al colegio. A ver cuánto aguantan los estúpidos europeos occidentales.
    Y mientras más callemos y aguantemos, más tendremos que lamentar luego.

    • El problema es el chantaje que hace esta morisma alegando motivos de «fervor religioso» , chantaje en el que siempre caen las desinformadas autoridades porque el Islam no es «fervor» sino esclavitud , lavado de cerebro y fanatismo.

      Saludos Joana !!

    • Es que la diferencia de cultura (religión) es así , Mahoma los manda matarnos y la ley cristiana no , pero estamos de nuevo ante otra prueba , es por lo que hace falta saltarnos una vez más nuestro Quinto mandamiento de la Ley de Dios (no matar) y aniquilar a estos malditos demonios de una vez y para siempre para despues volver a ser lo que somos … no hay otra … ¡¡ Deus Vult !!

  5. Esto ya ha pasado en Berlín, en París y en otras ciudades de Europa. En el Barrio del Raval (Barcelona) cuando llega la hora de los rezos, cortan la calle sin permiso municipal y se plantan todos con el culo en pompa. Cualquier confesión religiosa que quiera hacer una manifestación pública, tiene que pedir los permisos preceptivos, pero se ve que en Barcelona no. Más que preocuparse de que rotulen en Catalán, deberían preocuparse en ir rotulando en árabe.

    • De lo de Paris ya lo habiamos tratado varias veces, pero desconocia que ese fenomeno se diera tambien en España. ¿No tendras por casualidad un link o articulo o te suene de donde sacarlo para darlo mas publicidad?
      Gracias.

      Esto nos demuestra una vez mas que todas estas «acciones de tira y afloja» son coordinadas y orquestadas para implantarse progresivamente en nuestras sociedades, solo los pesebreros medios de comunicacion que tenemos, los politicos y demas progres parecen incapaces de unir los puntos para ver el cuadro general….

  6. parecen incapaces de unir los puntos para ver el cuadro general….

    ————————————————

    Es que para hacer eso Llew hace falta tener una capacidad de crítica y una personalidad de la que actualmente la sociedad europea tambien está siendo castrada , quienes aquí escribimos somos como los protagonistas de la pelicula Resident Evil … somos los que quedamos sanos y nos damos cuenta de lo que está pasando.

    Saludos.

  7. Llew, creo que lo leí en Minuto Digital hace tiempo. El año pasado estuve un par de veces por ese barrio y la publicidad de las cabinas de teléfonos estaba en árabe, sí en árabe, no en Catalán o Castellano, en árabe. No es que veas a alguno por la calle, es que no ves a casi ningún español, sobre todo a partir de medio día. La sensación de agobio es grande.

    Si encuentro ese enlace, te lo pongo. Creo que en él también se hablaba de la supresión del árbol de Navidad estos años atrás en esa zona para no «incomodar» a los moritos.

Responder a Franze Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*