Una máquina para suicidarse atrae numerosos visitantes en una feria de pompas fúnebres en Amsterdam

Philip Nitschke and the death machine Read more at: https://www.vanguardngr.com/2018/04/australian-doctor-death-invents-suicide-machine-that-enables-its-occupant-kill-themselves/

Una controvertida cápsula de suicidio que permite a su ocupante suicidarse con solo apretar un botón fue expuesta en una feria de pompas fúnebres en Amsterdam el sábado pasado.

Llamada “Sarco”, abreviatura de sarcófago, la máquina impresa en 3D e inventada por el activista proeutanasia australiano Philip Nitschke y el diseñador holandés Alexander Bannink viene con un ataúd adjunto, montado en un soporte que contiene un bote de nitrógeno.

“La persona que quiere morir presiona el botón y la cápsula se llena de nitrógeno. Se sentirá un poco mareado, pero luego perderá rápidamente la conciencia y morirá”, dijo Nitschke, quien ha sido bautizado como “Dr. Muerte” por su trabajo en favor de legalizar la eutanasia

El “Sarco” es un dispositivo “para proporcionarle a las personas la muerte cuando quieran morir”, dijo Nitschke a la AFP.

Los inventores exhibieron un modelo del dispositivo, junto con un juego de gafas de realidad virtual para brindar a los visitantes una experiencia real de lo que sería sentarse en la cápsula, antes de presionar el botón.

Nitschke dijo que su objetivo era construir la primera cápsula completamente funcional antes de fin de año.

Después de eso, el diseño se pondrá en internet como un documento para que las personas lo descarguen gratis.

“Eso significa que cualquiera que quiera construir el artefacto puede descargar los planos e imprimir en 3D su propio dispositivo”, dijo Nitschke.

Cuando se le preguntó sobre la controversia en torno a la eutanasia y sus impedimentos legales, Nitschke dijo: “En muchos países, el suicidio no está penalizado, solo ayudar a una persona a suicidarse”.

“Esta es una situación en la que una persona elige presionar un botón … en lugar de, por ejemplo, ponerse en frente de un tren”.

“Creo que es un derecho humano fundamental (elegir cuándo morir). No es solo un privilegio médico para los muy enfermos. Si recibes el precioso regalo de la vida, deberías poder desprenderte de ese regalo en el momento que quieras”, dijo Nitschke.

Miles de visitantes acudieron a la Expo Funeraria anual de Ámsterdam en la famosa Westerkerk de la ciudad, donde se exhibían las últimas tendencias en asunto de funerales, como ataúdes biodegradables y un carruaje de funerales.

Pero el “Sarco” atrajo a una grand multitud, muchas personas morbosamente curiosas por probar la silla del dispositivo y las gafas de realidad virtual.

“Fue realmente una experiencia, y algo extraño de ver, pero muy bonito y tranquilo. Ves la luna, ves el mar. Es muy tranquilo”, dijo Piet Verstraaten, de 52 años, de la ciudad de Venray, en el este de los Países Bajos.

Otros, sin embargo, no quedaron tan impresionados.

“Bueno, creo que esto es bastante ridículo. Es estúpido. No lo entiendo. No estoy interesado en un verdadero ‘Sarco’. No”, dijo Rob Bruntink, de 52 años.

Una máquina suicida atrae multitudes en el funeral de Amsterdam

Be Sociable, Share!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*