El Vaticano se lava las manos: la persecución de la católica Asia Bibi es “un asunto interno de Pakistán”

Ha sorprendido la frialdad de las declaraciones del secretario de Estado, Pietro Parolin, sobre el destino de la católica pakistaní Asia Bibi, condenada a muerte y liberada en apelación, y los nulos intentos del Vaticano por lograr su salida de un país en el que un enorme número de musulmanes clama por su muerte.

Mientras el Papa en particular y los miembros de la Curia en general exultan con el Pacto Global de la ONU sobre la migración y animan con vehemencia a suscribirlo, llama la atención que ante un caso concreto y tan sangrante como el de Asia Bibi, el Vaticano no haya movido un dedo para rescatarla y darle asilo sino que ha provocado la gélida respuesta de Pietro Parolin, el Número Dos de la Santa Sede como secretario de Estado, de que se trata de “un asunto interno de Pakistán”.

Parolin sobre Asia Bibi: “Es un asunto interno de Pakistán”

Be Sociable, Share!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*