La judería indignada porque un diablillo usurero del parque temático de Harry Potter tiene un pinta evidente de judío usurero

Pero la fotografía de la nueva ala de Gringotts en el parque temático de Harry Potter era un chirriarte estereotipo antisemita; el duende de nariz larga, su traje brillante, sus dedos con garras acariciando un montón de monedas de oro.

Comentario Neo Cohn: Esto de ver una representación de un avaro, un usurero o un demonio y sentirse señalado es muy significativo. La culpa no es nunca de ellos, es de los demás.

Fuente.

1 comentario

  1. Cualquier persona medianamente informada sabe que los goblins (y sus análogos en otras culturas a lo largo de todo el mundo) con sus peculiares caracteres fisiognomicos, malicia y avidez patológica por el oro, lejos de ser un invento de Rowlin existen desde la más remota antigüedad, y por lo tanto mucho antes que los judíos aparecieran en la escena histórica.
    Parafraseando a Alexander Solzhenitsyn se podría decir que:

    No es culpa de los antijudíos que los judíos se parezcan a los goblins (y no a la inversa). No se trata de una comparación artificial hecha por los antijudíos. La comparación la ha hecho la historia.

    Si los judíos tienen «cola de paja», es un problema psicopatologico que ellos como etnia deberían asumir de una vez por todas, y dejar de endosárselo maliciosamente a los demás, que nada tienen que ver con el asunto.

    (Tener cola de paja = es sentir culpa y manifestarla involuntariamente, considerándose responsable de una falta)

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*