España, Portugal y Marruecos

En relación con la serie de artículo sobre Isabel la Católica y también relacionado con las discusiones habidas tras la salida de armario hispanófoba -no es una acusación es una definición, ser hispanófobo es una postura legítima- de un bloguero portugués que leía, traigo esto de Pío Moa (La unión con Portugal):

La batalla de Alcazarquivir,  fue una de las más trascendentales del siglo XVI. Se la llamó “De los tres reyes”, por el insólito caso de que murieron allí los tres reyes contendientes: el portugués Sebastián, con solo 24 años, su protegido Abu Abdala Mohamed II, y el contrario Abd El Malik. Sus consecuencias fueron igualmente triples: en Marruecos los vencedores no se sintieron capaces de hostigar en serio a España y volvieron sus energías hacia el sur sahariano; en el Magreb, Constantinopla encontró un tapón difícil de superar entre los propios musulmanes, y fue poco a poco abandonando la guerra contra España, para frustración de los franceses, ingleses y calvinistas  (aunque esto, claro, no podía apreciarse entonces como a posteriori, y Felipe II apenas podía permitirse bajar la guardia); y Portugal quedó al poco sin rey ni sucesor, lo que abrió una situación nueva en la península.

Sebastián no se había unido a la Santa Liga de Lepanto, pese a que las Cortes le incitaban a hacerlo, y reforzó los lazos con Inglaterra y Francia. Pero aspiraba a extender la hegemonía portuguesa por Marruecos, donde Portugal poseía varias ciudades costeras, hostigadas por los saadíes. Vio la ocasión cuando el sultán Mohamed le pidió ayuda para recuperar el trono que le había quitado su tío Malik, y encontró para ello tanto el apoyo de la nobleza como de la oligarquía comerciante, que esperaba beneficiarse de los productos marroquíes. Felipe II,  tío de Sebastián, le desaconsejó la aventura, pero ante la decisión de su sobrino contribuyó a ella  con algunas tropas y barcos. Participaron también  ingleses, alemanes y sobre todo italianos, así como la flor y nata de la nobleza lusa y un número de moros adictos a Mohamed. La empresa, como había temido Felipe,  terminó en un completo desastre.

Me parece muy interesante. Portugal no quiere contener al Turco y se alía con los enemigos de España. Felipe II, sin embargo, contribuye en una campaña contra el infiel. Me gustaría saber las razones por las que Felipe II no lo vio claro. En todo caso, dio ejemplo de caballerosidad española.

Sobre la Batalla de Alcazarquivir tiene Wikipedia esta entrada.

Be Sociable, Share!

1 Comment

  1. el rey sebastian paso a ser un heroe nacinal portuges pero era un loco iluminado por los libros de caballeria, incompetente en el mando de tropas fue una carniceria para los cristianos pues pese a ser inferiores en numero eran mejores pero el mando fayo, y al comienzo de la batalla este incompetente cometio cagada tras cagada, y pese a todo las tropas peninsulares dieron una leccion a esos hijos de ala

    se podria haber conseguido una gran victoria con lo que otra cosa podria haber sido para la zona, sobretodo para el pueblo saharaui, genocidio del que no se habla

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*