¡Españoles, os hemos arruinado!

No me refiero de la hacienda privada de cada uno, que también (es lo que tiene endeudarse hasta las cejas), sino a la Hacienda Pública. Teníamos hace un par de años una deuda pública de las más saneadas de Europa, pero con la crisis la situación ha dado un vuelco, como muestran estas cifras (espero que o salgan “dobladas”):

DEFICIT ( % PIB) DEUDA (%PIB)

2009        2010 2009     2010

Estado 13 %            15%                          57%        72 %

CCAA y Aytos. 3 %              5%                          16%         21 %

Emp. Púb 2 %               3%                           6%            9 %

Total 18%             23%                         79%        102 %

El artículo en que lo leo indica la solución:

¿Y cual es la solución?, lo he explicado en varias ocasiones, es muy clara y pasa en orden de prioridades sine qua non -es decir, cada una es insuficiente sin la anterior- por: cambio del modelo de Estado, esto es lo realmente crítico, todo lo que no empiece por ahí es un puro camelo;  reestructuración del sistema financiero en graves dificultades por muchas mentiras que nos cuenten los interesados y el Banco de España; y reformas estructurales en profundidad, incluido el mercado de trabajo, y luego el resto de cambios imprescindibles, educación, justicia,  investigación, etc. ¿Alguien en su sano juicio puede pensar que sin reducir el despilfarro autonómico, sin restablecer el crédito a familias y empresas la reforma laboral serviría de algo?

El problema es que no veo en España que haya la suficiente determinación politica a la derecha (de la izquierda no hablamos, por supuesto) para hacer estas reformas así que tendremos que seguir deslizándonos hasta el fondo, y un fondo muy hondo, antes de que haya quien levante la voz y diga que el régimen “democrático”  en que vivimos es un delirio y un fraude.

Be Sociable, Share!

3 Comments

  1. No sé de qué se sorprenden algunos.

    Los españoles han votado mayoritariamente “socialismo” y esa cosa según nos contaron es la planificación de la economía desde arriba para el bien común.

    Luego se demostró que en realidad era una red clientelar o la coartada para crear un Estado totalitario que se considera legitimado para ordenarte hasta cómo y dónde tienes que cascártela y se dedica a estrangular cualquier asomo de iniciativa privada [maligna siempre, claro está] …

    Unos votaron a estos demagogos porque se chupan el dedo y otros les votaron porque chupan del vote, pero la cosa es que sacaron su mayoría para saquearnos y seguir dilapidando.

    Los que chupan del vote son los funcionarios, los sindicatos, políticos locales y los ideólogos del Régimen [periodistas, titiriteros, cómicos de trinchera, cantautores…] vamos, todo ese personal vive como dios a costa del trabajo ajeno y canta las excelencias del socialihmo.

    ¿No querían socialismo? Pues ya lo tenemos. Somos progresistas y no nos sacará del agujero ni Dios

    Pero tranquilos, hasta que descendamos al nivel de Albania aun nos quedan unos añitos.

    Ahora bien lo más importante ¿Andreíta se comió el pollo o no?

1 Trackback / Pingback

  1. La gran depresi

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*