El embarazo puede durar hasta 4 años, según profesores de medicina musulmanes

El embarazo oculto: En el pasado muchas viudas musulmanas tenían relaciones “prohibidas” y la concepción de las criaturas, fruto de lo anterior, eran imputadas al marido que había fallecido años antes.

En un artículo en el portal liberal Elaph, el Dr. Khaled Montasser, médico liberal egipcio, critica el fenómeno de respaldar las ideas tradicionales que han sido refutadas por la ciencia, tales como la creencia musulmana de que una mujer puede quedar embarazada durante un máximo de cuatro años. A continuación se presentan extractos de su artículo traducido al español por MEMRI [www.elaph.com, 8 de julio, 2009]

En una conferencia médica celebrada en una de las facultades de medicina general, un profesor pidió permiso para hablar, y dijo: ‘¿Por qué esta conferencia no trata con el fenómeno del embarazo oculto?

Cuando los participantes le preguntaron qué quería decir con «embarazo oculto», respondió: «Me refiero a un embarazo que dura uno, dos, tres o cuatro años». Los conferenciantes, tanto estudiantes y profesores, estaban desconcertados y se preguntaban unos a otros, ‘¿existe tal cosa como un embarazo que dura tres o cuatro años?’ El profesor contestó con confianza, con desprecio a la ignorancia de sus colegas: ‘Por supuesto. El Imam Malik [fundador de la escuela de Islam Maliki] estuvo en el vientre de su madre durante tres años‘.

El peligro que plantea esta creencia es que, en este caso, el que lo sostenía era un profesor de medicina, que probablemente fue educado en la doctrina del pensamiento científico y se sustenta en las revistas médicas como su fuente de conocimientos. Ante una cuestión médica, tal como el cuánto tiempo puede durar un embarazo, se espera que este se base en lo que ha aprendido y leído de estas fuentes científicas, en lugar de lo que ha leído en los textos de jurisprudencia islámica.

Lamentablemente, sin embargo, este médico no estaba sólo hablando por sí mismo. Representa un fenómeno, es decir la victoria de la tradición sobre la razón. Representa a una escuela de pensamiento que está dispuesta a sacrificar todo el aprendizaje medico con el fin de mantener el predominio de los textos islámicos jurisprudenciales y fatwas tradicionales. Prueba de ello es el hecho de que no es sólo este profesor titular el que sostiene tales opiniones. Tendré que hacerle saber que el principal defensor de la circuncisión femenina en Egipto es un profesor de ginecología y obstetricia, quien incluso argumentó en contra del Ministro de la Salud en una audiencia en la corte sobre este asunto».

Algunos eruditos islámicos, tales como los de la escuela Hanafi, creen que un embarazo puede durar hasta dos años, mientras que los de la escuela Shafi’i Maliki creen que puede durar hasta cuatro años, y algunos de ellos han dijo hasta cinco años o más. Esto es lo que sucedió el 14 de diciembre de 1927 en una corte Shari’a en la Meca. El qadí [juez religioso musulmán] dictaminó que el bebé fue concebido por el marido difunto de la mujer que había muerto cinco años antes.

La noción del embarazo oculto se ha introducido en las leyes del estado.

La pregunta importante es si la noción de un ‘embarazo oculto’ se limita a los textos jurídicos y religiosos y es reconocido únicamente en las teocracias musulmanas, o ha encontrado también su camino en las leyes de los estados no-teocráticos musulmanes que han sido aterrorizados en sumisión por las consignas de los grupos de presión llamados Islam político.

¿Egipto es un estado que respeta la razón y el pensamiento racional o uno que santifica la tradición y las acusaciones de herejía? Me parece inconcebible que las leyes de Egipto, Siria o los estados del Golfo deberían incluir cláusulas sobre el embarazo oculto que reflejan las creencias del siglo IV – pero el hecho es que lo hacen.

Por ejemplo, la Ley egipcia N º 15 de 1929 establece que ‘el recurso de una mujer en acusar a su marido muerto como el padre de su hijo no será considerado si el bebé nació por encima de un año después de la muerte del marido’.

La Ley N º 131 de 1948 contiene una cláusula que estipula que ‘la ley tendrá en cuenta los derechos de los niños nacidos como resultado de un embarazo oculto’,

y la Ley Núm. 67 de 1980 afirma que ‘un embarazo oculto es motivo legítimo para concederle derechos’.

El artículo 29 del Código de Estatuto Personal dice] ‘El guardián de un niño nacido como resultado de un embarazo oculto debe informar a la Oficina del Procurador General cuando termine el embarazo.

El artículo 128 del código penal sirio y el derecho de tutela a la propiedad en Bahrein dicen lo mismo».

Extracto de un artículo de Periodistaliberal

Be Sociable, Share!

3 Comments

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*