Visita de Benedicto XVI a la Sinagoga de Roma. Los “hermanos mayores” les despiden con un rechazo explícito del Cristo

_visita_sinagoga_ny

ACTUALIZACIÓN: Os sugiero que echéis una ojeada a esto.

* * * * *

Este es el programa: Programa de la visita del Papa a la comunidad judía de Roma. Unos detalles:

Al entrar en la Sinagoga, el coro cantará el Salmo 126.

Eso me gusta. Aquí hay una explicación del salmo.

Y después el 133 -La bienaventuranza del amor fraternal. Cántico gradual; de David.

1 ¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es
Habitar los hermanos juntos en armonía!
2 Es como el buen óleo sobre la cabeza,
El cual desciende sobre la barba,
La barba de Aarón,
Y baja hasta el borde de sus vestiduras;
3 Como el rocío de Hermón,
Que desciende sobre los montes de Sion;
Porque allí envía Jehová bendición,
Y vida eterna.

Muy apropiado, aunque lo del aceite en la cabeza ya no se estila. Echaría a perder la ropa. Pero dejemos las bromas aparte, esto es muy serio:

El coro entonará el himno de profesión de la fe, “Anì Maamin”

¿Profesión de fé? ¿Como puede ser eso si unos consideramos Dios a Cristo y los otros un blasfemomerecedor de la muerte? Eso me dejó preocupado, así que fui a ver qué era lo del animamín. Este es el resultado:

I believe with a complete belief
In the coming of the Messiah
And even though he may tarry
I will wait for him, whenever he comes

Escrito por Maimónides en el s. XII y, por tanto, una negación de la Divinidad de Cristo. ¿Y la diplomacia vaticana se deja hacer ese insulto? ¿Y el Papa se presta a oir la blasfemia como si no pasara nada?

He seguido investigando y veo que no es la primera vez que los “hermanos mayores” aprovechan una visita papal para reafirmarse en su perfidia:

“Benedicto entró en la sinagoga de Park Est mientras un coro entonaba la canción litúrgica Sh’ma Yisrael, que representa una de las declaraciones de fe más importantes en el judaísmo. Es decir, en el preciso momento de su entrada, los judíos reafirmaban su rechazo a Cristo.

Hay algo peor, Benedicto XVI no solo aceptó que se renegara de Cristo:

En una parte de su breve alocución a los congregados en la sinagoga, Benedicto decía: “Me resulta conmovedor recordar que Jesús, siendo joven, escuchó las palabras de la Escritura y rezó en un lugar como éste.” Hablando de esa forma, Ratzinger hábilmente evade el hecho de que años más tarde, la extrema oposición al ministerio público de Cristo por parte de los líderes Judíos   que eventualmente culminaría con su muerte, se manifestó quizás en el mismo lugar aludido por el “papa” Ratzinger:

14 Y Jesús volvió con la fuerza del Espíritu a Galilea, y se difundió su fama por toda la comarca. 15 Y enseñaba en sus sinagogas y era glorificado por todos. 16 Y fue a Nazaret, donde se había criado; y entró, según su costumbre, en el día sábado, en la sinagoga, y se levantó a leer. 17 Y le fue entregado el volumen del profeta Isaías; y habiendo abierto el volumen, halló el lugar donde estaba escrito: 18 El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ungió; para evangelizar a los pobres me ha enviado, para pregonar  a los cautivos remisión, y a los ciegos, vista; para enviar con libertad a los oprimidos, 19. para predicar un año de gracia del Señor. 20. Y habiendo enrollado el volumen, lo entregó al ministro, y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en él.

21. Y comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros. 22.

(…)

Al oír estas cosas, todos en la sinagoga se llenaron de ira; 29 y levantándose, le echaron fuera de la ciudad, y le llevaron hasta la cumbre del monte sobre el cual estaba edificada su ciudad, para despeñarle.30 Mas él pasó por en medio de ellos, y se fue. (Lucas, 4:14-30)

¿Se atreverá alguna vez algún Papa a repetir ese gesto de Cristo? Yo no pierdo la esperanza, porque el día que la perdiera, tendría que hacerme cismático. Lo que si os puedo decir es que por primera vez en mi vida me he puesto de rodillas al levantarme para rezar. Señor, ten piedad.

La foto de arriba es de la visita a la Sinagoga de Nueva York.

Be Sociable, Share!

7 Comments

  1. Este tipo de provocaciones y “jugarretas” es típico de los judíos.

    Hay un caso particularmente grave y significativo de estos procedimientos. El que fuera arzobispo de Paris a partir de 1981 y cardenal a partir de 1983, el judío converso Jean-Marie Lustiger (Aarón antes de su conversión) y artífice principal del acercamiento del Vaticano en época de Juan Pablo II al judaísmo, repitío toda su vida sin disimulo ni rodeos que “siempre he sido judío”. A su muerte, hace un par de años, con ocasión de la ceremonia fúnebre, en la catedral de Paris, unos rabinos celebraron para él el rezo para los muertos judío “kaddish”. Lustiger nació judío y murió como judío, haciendo una notable provocación a los cristianos que tuvieron la inocencia de creer en su juego.

    Esta es la Iglesia de Cristo actual. El diablo está en sus filas. Estamos en puertas de la gran tribulación. Al final va a ser cierto lo que dicen los Evangelios y las profecías de los visionarios cristianos de siglos pasados.

    • Si, AMDG, de rodillas vamos a tener que rezar hasta los más escépticos. Esto huele a azufre. Las puertas del Arverno están abiertas y de ella salen vapores pestilentes y mortíferos.

  2. A la larga nosotros quedaremos como unos benditos por ofrecer la otra mejilla y dejar claro que nosotros sí pusimos de nuestra parte para que hubiera buen rollo.

    Y aunque los descendientes de Abraham merecen respeto no me callo que hoy día la ley de Moises se ha quedado muy anticuada y anacrónica..

  3. Así que el “Shemá” dicen por aquí que es no sé cuánto… ¿Alguien le ha echado un vistacito a Deuteronomio 6, 4-9 (si no recuerdo mal)?

    No hace falta que nadie me conteste, he llegado a este sitio por casualidad y he visto bastante. Pero quizás alguno debería desempolvar un poco su BIBLIA CATÓLICA y comprender que la historia de salvación de Dios NO EMPIEZA en Jesucristo sino que es el culmen de esta historia.

    Que os vaya bien.

    • El Shema es aceptable, en principo, porque es de antes del Nacimiento de Cristo, por tanto cabe extenderlo a al Cristiandad.

      Digo en principo, porque las intenciones de la Sinagoga eran evidentes y las han descubierto ahora en Roma con esta declaracion de fe de Maimonides que solo se puede entender como el rechazo firme de Cristo.

      Es decir, con el Shemá habrían tomado el pulso. Ahora van mas allá, en Roma.

  4. Luis Carlos

    Y aunque los descendientes de Abraham merecen respeto no me callo que hoy día la ley de Moises se ha quedado muy anticuada y anacrónica..
    ————-

    ¿ Esos no son los del “ojo por ojo cuando llueve no me mojo” ?

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*