Londres paraliza la mezquita más grande de Europa.

No está mal, pero no es suficiente. Lo han paralizado por el extremismo de la secta, no les ha quedado otro remedio. A destacar la capacidad del templo y su tamaño, toda una declaración de intenciones.

Iba a ser la mezquita más grande de Europa, pero el ayuntamiento de Newham, al este de Londres, ha bloqueado su construcción. Los planes de la secta Tablighi Jamaat de alzar su gran oratorio a tan sólo unos kilómetros del parque olímpico de 2012 se han ido al traste. El grupo religioso, con estricta interpretación del Islam, siempre concentró la atención del Gobierno británico. Los expertos creen que ha tenido vínculos con terroristas islamistas y los servicios de inteligencia sospechan de posibles contactos con Al Qaida para encubrir a extremistas de EE UU.

Entre los vecinos, la secta, fundada en India en 1927 y con 80 millones de seguidores en todo el mundo, tampoco goza de buena reputación. Cuando en 2007 dieron a conocer sus planes, más de 48.000 personas pidieron al Ejecutivo que prohibiera las obras. De haberse llevado a cabo, el templo habría acogido a 12.000 fieles, es decir, cuatro veces más que la capacidad de la catedral anglicana más importante de Reino Unido.

Según «The Times», actualmente no hay ningún arquitecto trabajando en el proyecto, pese a que Tablighi Jamaat sigue presionando para expandir su doctrina. De hecho, donde se iba a levantar el edificio hay ya una pequeña mezquita que, al parecer, estaba funcionando de manera ilegal desde que venciera su permiso hace tres años. El Ayuntamiento del barrio de Newham estudia la posibilidad de adquirir los terrenos.

Las reacciones no se han hecho esperar. El Consejo Británico Musulmán considera que el grupo religioso es víctima de «una hostilidad y una histeria infundadas». Por su parte, la organización musulmana Minhaj-ul-Qurm, que asesora al Gobierno sobre prevención del radicalismo religioso de los jóvenes musulmanes, ha acogido positivamente la medida. Esta misma organización ha publicado un documento escrito por Muhammad Tahir-ul-Qadri, un ex ministro de Pakistán y amigo de Benazir Bhutto, que recalca que los atentados suicidas y el terrorismo van en contra del Islam. Se trata de uno de los textos más importantes en esta materia publicados en Reino Unido.

Fuente: La Razón.

Be Sociable, Share!

2 Comments

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*