Más sobre la crisis: Niño Becerra: “Después de Grecia van a ir España y Portugal”. El sistema financiero español, hacia la quiebra.

nino-becerra

No sé si conocéis a este “freakonomista” que está presagiando una crisis para España como no se había visto desde tiempos de la Segunda República (Niño Becerra: “Después de Grecia van a ir España y Portugal”).

Clases Medias. 20 de enero de 2010. Declaraciones en el Elconfidencial.com de Santiago Niño Becerra

Los que creían que lo peor de la crisis ha pasado ya y aquellos que anuncian que la recuperación económica ha empezado, se equivocan. Al menos será así si se vuelven a cumplir las predicciones de Santiago Niño Becerra.

Para los que le conocen, sobran las explicaciones, pero para aquellos que escuchan hablar por primera vez de él, a este Catedrático de Estructura Económica de la Universidad Ramón Llull de Barcelona se le conoce como “el profeta de la crisis”. No en vano, advirtió hace cuatro años que se avecinaba inevitablemente un segundo ‘crack del 29’ y el tiempo le ha dado la razón.

Y es que, según explica el profesor, ya no es un problema financiero, sino físico, “no es sostenible la deuda que hay”. En España, sumando la pública y la privada, la deuda supone el 250-260% del PIB y la propia estructura del mismo “es totalmente artificial”.

No obstante, “la Gran Depresión fue terrible y se salió y saldremos ahora, pero de forma distinta”, asegura. “La solución no es ni de partido ni nacional, será lenta, dura y dolorosa y tendrá que venir de fuera”, concluye.

Me han dejado su libro, que he leído con interés, aunque tiene algunas ideas curiosas. Yo voy más allá que él. Esto no es simplemente una crisis económica, es una crisis social que hará que Europa y los EE. UU. den un vuelvo. Los actuales problemas no tienen una solución económica sin un cambio de mentalidad, sin un abandono de los que algunos boquillenos llaman “modernidad”. Ajustaos bien los cinturones.

Más. La morosidad continúa subiendo en el sistema financiero español:

El Banco de España (BdE) comunicó ayer los datos de créditos morosos a fecha de noviembre 2009.

La tendencia es imparable y los números son desgarradores. Por resumir brevemente: la morosidad de los créditos concedidos por el sistema (bancos, cajas de ahorros, cooperativas y establecimientos financieros de crédito) a particulares y empresas repuntó hasta el 5,05%. Esta cifra es la más alta desde junio de 1996, cuando tocó el 5,06%.

En términos de unidades monetarias hablamos de que los créditos dudosos totales se situaron en noviembre en los 92.624 Mns €, Atención: ¡¡¡casi el doble que en noviembre de 2008 (59.888 Mns €)!!!

La única criba que es justo hacer hace referencia a las cifras de “establecimientos financieros de crédito”, con una mora por los cielos (9,79%). Depurando esta, el dato de mora de noviembre es del 4,92% (vs 4,86% octubre 2009 y 3,11% noviembre de 2008).

Sigue llamando la atención las cifras de las Cajas de Ahorro (5,26%). Yo me pregunto, ¿cómo lo hacen? ¿No tienen departamento de control de riesgos? Una cosa es que sean instituciones sin ánimo de lucro y otra es dar el dinero sin consideración alguna.

Pero atencíon. Eso son las cifras oficiales, las oficiosas son muuuuucho peores (EL HUNDIMIENTO DE LA PERCEPCIÓN ECONOMICA DE ESPAÑA):

Clases Medias.22 de enero de 2010. Aqui tenemos otro certero análisis de D. Roberto Centeno.

Pero el diario [Financial Times] es muy concreto en sus datos con los bancos cotizados que son los que interesan a sus lectores, así explica, por ejemplo, que la morosidad real del Popular es del 8,43% frente al 5,43% oficial, la del Sabadell del 6,82% frente al 3,87%, la de Banesto del 4,2% frente al 3,02, etc, no es de extrañar por ello, que los especuladores estén apostando por una fuerte caída del valor de los mismos, vendiendo masivamente sus acciones. Solo Santander y BBVA salen mejor librados, porque el engaño no es tan grande, y porque el Santander obtiene los 2/3 de sus beneficios en el exterior y el BBVA los 2/5. Y esto son los bancos, de las cajas ni habla, donde la situación es de quiebra pura y dura en la mayoría, y sin embargo ahí tienen Uds a los presidentes autonómicos, Feijoo por ejemplo, mas chulos que un ocho diciendo que las cajas de la taifa son de la taifa y de nadie más, mientras exigen nuestro dinero y nuestros avales, para salvarse de la ruina.

La morosidad seguriá subiendo, además: (Merrill Lynch estima que la morosidad de la banca española superará el 9%):

Clases Medias. 15 de enero de 2010. Reproducimos a continucaión el artículo publicado en

Elconfidencial.com

La morosidad de los bancos y cajas españoles seguirá subiendo hasta alcanzar niveles similares a los de la anterior crisis económica en 1993, es decir, por encima del 9%. Es la opinión de Merrill Lynch, que rechaza también el argumento generalizado de las entidades de que la provisión genérica bastará para hecer frente al incremento de los créditos impagados.

Más, y esto es la economía “real”. Los polígonos industriales se están quedando vacíos en España:

La actual crisis financiera está provocando que un gran número de pequeñas y medianas empresas se vean abocadas a finalizar su actividad productiva en España y por tanto abandonar las naves industriales que ocupan. Para comprobar todo lo comentaremos en este post, sólo es necesario coger el coche y acercarse a un polígono industrial. Lo primero que notaremos es que está lleno de naves con carteles en alquiler / venta, pero lo que más sorprende es el descenso de tráfico motivado por la falta de actividad industrial.

En algunos casos las empresas que abandonan su actividad deciden trasladar sus centros de producción a países con costes de implantación mucho más baratos que en España (Marruecos o países como India o China son un ejemplo), pero en la mayoría de situaciones nos encontramos con empresas asfixiadas por la crisis actual que acaban en un concurso de acreedores.

Una propina para esta tragicomedia: Los Cuatro Fantasmas de Papandreu o Como no gestionar un Estado en quiebra

Be Sociable, Share!

4 Comments

  1. Está clarísimo. Yo, sin tener ni papa de economía, también lo dije hace 4 años.

    http://seniorquecosas.blogspot.com/2009/12/2009-intuiciones-verificadas-y-otras.html

    No conocía al tal Niño, pero lo que dice es de cajón de madera de pino.

    Lo que ocurre es que hay demasiada gente que quiere estirar el engaño hasta dónde sea posible porque en ello les van los ingresos hasta el día del desastre. Eso si, bien guardados en l acaja de casa, que no se fían ni de su propio banco.

  2. Yo sí que lo conocía. Me leí su libro, el que aparece en la foto, que además se puede encontrar en internet. Lo que dice es de perogrullo. No hay más que tener un poco de sentido común y los ojos abiertos para darse cuenta de eso. Quien pueda, que se lo lea. Merece la pena. Por si le interesa a alguien, el autor escribe todos los días un artículo de opinión en:

    http://www.lacartadelabolsa.com

    En el artículo de hoy, dice esto:

    http://www.lacartadelabolsa.com/index.php/leer/articulo/deuda_deudas/

    Las compañías del subsector inmobiliario fueron levantando edificios de viviendas, muchos, y urbanizaciones de casas, muchas, por un doble motivo: para venderlas, pero, también, porque edificar esos inmuebles ya era negocio en si mismo: su precio no cesaba de aumentar: ‘más que ayer pero menos que mañana’. Ha llegado la precrisis, el valor de esas viviendas ha bajado (no tanto el precio: aún) y, además no se venden: las promotoras no pueden pagar sus créditos a las entidades financieras, estas deben los préstamos que solicitaron en el exterior (410 miles de millones este año y los dos siguientes) y a ellas deben pagarles los hipotecados a quienes concedieron los créditos para adquirir una vivienda, gentes muchas de las cuales van a peder su empleo cuando comience la verdadera crisis por lo que no van a poder pagar las cuotas.

    Y esto:

    Pienso que si, que de todo eso ya se está hablando abiertamente para que ‘el hombre de la calle’ vaya haciéndose a la idea, ¿de qué?, pues de que las cosas están mal, se van a poner muy mal, y de qué tal vez haya que ir pensando en soluciones imaginativas, como el convertir en pública esa deuda que ahora es privada: esos 325.000 millones que el subsector no pude pagar.

    Por cierto, que eso de “convertir en pública esa deuda que ahora es privada: esos 325.000 millones que el subsector no puede pagar.” a mi no me hace ninguna gracia. No tenemos por qué pagar los platos rotos de esa gente. Que sean responsables y asuman su culpa.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*