El tripartito rechaza la deportación de imanes salafistas. ¿Y qué mas hace falta?

La propuesta de Convergència Democrática (CDC) de reformar la ley para inhabilitar y deportar a los imanes salafistas, la rama más radical del islam, cayó ayer en saco roto. Si Àngel Colom, el ideólogo de la propuesta, considera indolente la legislación actual, el tripartito la ve más que suficiente para frenar los discursos más disgregadores en algunas mezquitas. La idea de Colom nació como reacción a los mensajes ultraconservadores del imán salafista de la mezquita de la calle Nord de Lleida.

«No se puede pedir la expulsión de una persona con el permiso de residencia en regla, aunque sus opiniones sean rechazables. Frente a la actuación de un imán o un obispo que se extralimite y quiera imponer criterios fundamentalistas por encima de los derechos civiles hay que actuar con la ley en la mano», afirmó David Minoves, secretario de inmigración de ERC. Minoves aboga por el procedimiento clásico: denunciar, juzgar y, si se demuestra la culpabilidad, encarcelar como a cualquier otro delincuente.

«No podemos entrar a hacer excepciones en función del tipo de fundamentalismo. Debemos trabajar desde la pedagogía y no señalar con el dedo a ningún colectivo», apuntó Laia Ortiz, portavoz de ICV. «Nosotros no somos quién para expulsar solo porque no nos guste cómo piensa. Ese es el cometido de la justicia», afirmó Mohammed Chaib, diputado socialista, que se interpeló: «¿Cuántos conservadores radicales hay en Catalunya que no son musulmanes y nadie ha dicho nada al respecto? Si debemos expulsar a esos radicales, ¿qué hacemos entonces con Colom o Anglada [líder de la xenófoba Plataforma per Catalunya]?».

El diputado marroquí acusó a Colom de «electoralismo» y de querer «destruir el esfuerzo de muchos catalanes y musulmanes que trabajan por el diálogo y la convivencia». «Nosotros trabajamos para que el conservadurismo no se instale en Catalunya, para que no sea la voz de los musulmanes», sentenció Chaib. Las acusaciones de Colom, quien ha calificado de «cómplices de imanes salafistas radicales» a los alcaldes socialistas de Lleida y Cunit, detonaron con fuerza en las filas socialistas. Consol Prados, secretaria de inmigración del PSC, exigió a CiU que retire «una acusación muy grave». Prados acusó a Colom de saltarse el pacto nacional por la inmigración con sus declaraciones: «No vemos ninguna propuesta, sino una salida de tono electoralista. Si tienen alguna propuesta, que la hagan donde deben hacerla y no acusen con mentiras». Fuentes de CDC avalaron ayer las tesis de Colom, aunque reconocieron que todavía no han concretado cómo articular la propuesta.

Aplicar la pedagogía con un musulmán, aún me duele el estómago de tanto reirme. Los del tripartito son triplemente estúpidos. Por cierto ¿os habéis fijado en la foto? Quería confirmar que era Lérida, y me he encontrado con esto:

y esto en Santa Coloma:

Fuente: El periódico.

5 comentarios

      • Son unos cabrones , no son carne de psiquiátrico sino de paredón , yo creo que debería de haber y hacer respetar un límite para tanta «libertad de expresión» , esto ya no puede ser. Nos engañan con el cuento de la «religion de paz» pero rizar el rizo por parte de la izquierda traidora debería recibir una respuesta contundente porque ya está bien.

Responder a Estupefacto Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*