El escándalo del Talmud (4): El homicidio (y otras cosas) en el Talmud

Seguimos con la serie dedicada a rascar el contenido del Talmud.

La selección que hago se basa en una pre-selección de las partes del Talmud que los “judíos nazarenos” consideran que deberían ser “revisadas, refraseadas, y en algunos casos eliminadas”, como contabamos aquí.

52. Un hombre no es culpable de homicidio si hace que una serpiente venenosa muerda a una persona; la serpiente debe ser ejecutada por homicidio, pero el hombre queda libre. (Ex. 21:12) –Sanhedrín 76b, 78ª, p. 519, 526

53. Si alguien ata a su prójimo y éste muere de hambre, o si ata a un hombre frente a un león que lo mata, la persona no es culpable de homicidio. (Ex. 21:12) –Sanhedrín 7ª, p. 520

54. Si alguien ata a otro y la persona muere, o si alguien le dispara una flecha a otro y habiendo medicina disponible no se la da, y la persona muere, el hombre no es culpable de homicidio. (Ex. 21:12) –Sanhedrín 77ª, 77b, p. 521

55. Si diez hombres golpean a otro con palos y muere, no todos son culpables de homicidio; además, matar a un enfermo terminal no es homicidio. (Ex. 21:12) –Sanhedrín 78ª, p. 524

56. Si un israelita trata de matar a un gentil pero mata a un israelita, no es culpable; aun si intentaba matar a un israelita en particular pero mató a otro, es inocente. (Ex. 21:12) –Sanhedrín 79ª, p. 530

¿Qué me decís?

57. La agricultura es la más baja de las ocupaciones. (Ez. 27:9) –Yebamót 63ª, p. 420

El desprecio por los campesinos ha sido habitual entre la judería. En Polonia se dedicaban a la recaudación de impuestos, explotándolos todo lo que les consentía la nobleza, y no era poco, porque la tenían cogida por las deudas.  Después se quejan de los pogromos y del antisemitismo del pueblo.

58. La circuncisión hizo a Abraham perfecto, es el mayor de todos los mandamientos, y sin ella el mundo cesaría de existir. (Gn 17:1, 2; Ex. 34:27; Jer. 33:20) Nedarím 32ª, p. 95-96

59. Elohim castigó a Saúl porque éste no tomó venganza de sus enemigos; nadie puede ser un verdadero erudito a menos que se vengue. (1 S. 10:27) –Yoma 22b, p. 103

61. Odiar a sus enemigos está permitido, y hasta ordenado. (Para lo que pensaba Yahshúa sobre esta opinión rabínica, véase Mateo 5:42-48. Aunque algunos piensan que Yahoshúa estaba atacando la Ley de Moisés, en realidad él estaba atacando la interpretación rabínica de la Ley, la cual era una perversión de la Ley). (Ex. 23:5; Prov. 8:13) –Pesahím 113b, p. 583

Tengo que decir que lo realmente excepcional no son los episodios de persecución, sino que se haya tolerado que esta canalla viva entre nosotros. Ellos no lo hubieran hecho.

Be Sociable, Share!

1 Comment

  1. Impresionan estas «perlas» de la sabiduría talmúdica, lástima que no se les haya prestado la debida atención a lo largo de los siglos y más recientemente en los días previos al Concilio Vaticano II cuando circuló, como aviso a navegantes, el compendio de todas estas aberraciones en el libro «Complot contra la Iglesia», (de recomendada y casi obligatoria lectura para todos aquellos que no quieran seguir viviendo con una daga apretada contra su yugular). Hoy cuando el «colegio de rabinos» debate sobre la conveniencia o no de la restauración del sacerdocio judio en el Estado de Israel (no es un tema menor puesto que en algunas profecías este hecho es una de las señales del fin de los tiempos), lo que queda de las ruínas de la antigua civilización cristiana es azotada de un lado por la yihad islámica y por el otro por el odio judaíco instrumentalizado a través de sus múltiples caras: sionismo, socialismo, new age, indigenismo y todos aquellos ismos de los cuales estamos ahítos. Basta ya de disimulos y de inoperancia, estamos en guerra… una guerra sin cuartel.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*