Del yernísimo como invención mahometana

Hay quien considera a la figura del “yernísimo” una aportación del rancio españolismo al acerbo de la ciencia política. No es cierto. Vaya por delante que la aportación más relevante que España ha hecho a la ciencia política es la de la escolástica renacentista salmantina, con “papeles” como este que no, no fueron traídos de Cataluña. El fecho de imperio dio lugar a disquisiones políticas, legales y antropológicas en la universidades renacentistas españolas de la mayor importancia y actualidad.

Mahoma con Ali y Jadicha
Mahoma con Ali (los profetas no tienen cara) y Jadicha

Por otra parte, el cuñadísimo es una creación mahometana que, a lo peor, pudo colarse de rondón con el “legado andalusí”. El primer yernísimo que registran los anales de la historia fue Alí, primo y cuñado del sedicente profeta Mahoma; así de enredados suelen estar los vínculos familiares entre las tribus del desierto. Tomo esto que encuentro escrito en un texto que llega a considerar a Mojamé casi un feminista:

Al morir Mahoma, el año 632 después de Cristo, sin dejar herederos varones, se planteó entre sus seguidores el problema de la sucesión legítima. Alí, yerno de Mahoma (casado con Fátima, hija del profeta) y buen conocedor de la doctrina del Maestro, intentó el liderazgo sobre el Islam. Sólo lo obtuvo 24 años después, y fue asesinado en el 661. Los partidarios de Alí se llamaban en árabe “shi’at Ali”. De allí la denominación de SHIITAS hasta nuestros días. El hijo de Alí, Hussein, fue torturado y asesinado en Irak.

Las tumbas de todos estos familiares están en mezquitas chiitas situadas en Irak, en ciudades que resultan conocidas tras la intervención de la coalición internacional:

Nayaf, Kerbala y Kufa. Son los lugares donde se desarrollaron en el siglo VII las batallas por el califato que dieron lugar al surgimiento del chiísmo. En Nayaf está enterrado el imam Alí, yerno y primo del profeta Mahoma, y primer imam de la comunidad chií, una escisión de la sunna, la ortodoxia. En Kerbala se hallan los mausoleos de Hussein y Abbás, los hijos de Alí que volvieron desde Arabia para vengar la muerte de su padre y murieron de forma violenta a manos de los partidarios de los Omeyas (y que los chiíes ven como un martirio). Kufa es la antigua capital del imperio musulmán (antes de Damasco) y el lugar de enterramiento de Muslim al Akil, sobrino de Alí y embajador de su hijo Hussein.

En fin, creo haber dejado demostrado que el yernísimo no es una invención española; y de paso que el culebrón no es una invención hispanoamericana.

Be Sociable, Share!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*