La Amida, oración en la que los judíos piadosos han pedido durante siglos que Yavé destruya a los cristianos

“Sí, somos el pueblo elegido” (inglés). Lo afirma Obadiah Shoher, el pseudónimo de un judío ultraortodoxo que no tiene pelos en la lengua. Reconoce que es una afirmación insultante para los gentiles. Yo le agradezco que no nos engañe con zalamerías, como hacen tantos judíos que pretenden darnos pena. Después están los subversivos, pero esos los ponemos aparte. También los católicos consideramos que nuestra religión es la verdadera, aunque no vemos mérito nuestro en haber sido “elegidos”, sino la Gracia de Dios, y reconocemos que los límites entre la Ciudad de Dios y la Ciudad terrestre pasan por el corazón de cada persona, aun bautizada.

Tiene algunas afirmaciones falsas y malintencionadas que debería evitar. Por ejemplo:

Shuljan Aruj se ha convertido en un autor muy estimado por los antisemitas. Entresacan citas que prueban que no nos gustan los gentiles. Muy cierto. ¿Y por qué deberían gustarnos? No recuerdo haber visto nada bueno procedente de los gentiles en diecinueve siglos, y no me cuesta listar cientos de sucesos horribles. Pero nosotros somos gente honrada.

No ve que se haya hecho nada bueno por los judíos en diecinueve siglos. Como no creo que lo quiera ver no vamos a perder el tiempo, que hay cosas más importantes. Le felicito, no obstante por la “memoria histórica”. La afirmación de que ellos son “gente honrada”, debería ser advertencia suficiente para quienes entran en tratos con ellos.

We’re prepared to treat any non-abusive Gentile respectfully. Shulhan Aruch forbids cheating Gentiles, particularly in weights. I’m unaware of a similar express prohibition in Christianity. Theorists would argue that it is deducible from general principles, but what is deducible for them is not so clear for their merchants.

Dice que no encuentra nada en el cristianismo que obligue a tratar justamente a los no cristianos. Este tipo es un canalla, porque no se puede decir que sea un indocumentado. Y sabemos muy bien el trato doble de la ley judía a gentiles y judíos. Pero esto es lo que más me ha llamado la atención:

Hatred of oppressors is a time-honored Jewish practice. Since Rabban Gamliel of the second century, we curse the sectarians daily in our Amida prayer and ask God to destroy them. The sectarians are not members of various Jewish sects, but those whose sects parted with Judaism-you know whom the rabbis mean.

Es decir, los judíos han estado maldiciendo a los cristianos diariamente desde el s. II después de Cristo. ¡¡¡Y ahora se quejan porque se habría repuesto -lo que es falso de toda falsedad- la oración en que se pide su conversión!!!

Me puse a investigar al respecto, y he aquí lo que leo sobre la amidá famosa:

Blessing 12: The “blessing” of the heretics. Again in the Schechter MS this is not the watered-down version we have nowadays, but a full-blooded curse on those who have left Judaism.

Let there be no hope for the apostates, and uproot the kingdom of arrogance in our days. And the Christians, and the sectarians let them perish immediately. Let them be wiped out of the book of life, and let them not be written together with the righteous. Blessed are You, Lord, the humbler of the arrogant. למשומדים אל תהי תקוה ומלכות זדון מהרה תעקר בימינו והנצרים והמינים כרגע יאבדו׃ ימחו מספר החיים ועם צדיקים אל יכתבו׃ ברוך אתה ה׳ מכניע זדים׃

This was not so much toned down as different in the Babylonian version: in Babylonia Christianity was never the threat it was in Palestine.

(Note to non-Jewish readers: In case it wasn’t obvious, there is no such wish expressed in any modern Jewish prayer. This prayer dates from the first days of Christianity, when Christianity was a schismatic Jewish sect, and was viewed by the authorities in Judaism as a threat that had to be suppressed in the strongest of terms.)

Why pick this moment to curse them? Because they are the ones who will not be returning, and will not be part of the redemption.

Impresionante:

“Y en cuanto a los cristianos y a los sectarios, hazlos que perezcan. Bórralos del libro de la vida, que su nombre no sea escrito junto al de los justos”

Dicen que ya no se utiliza, que se usó para maldecir a los cristianos como secta judía herética. Con todo, me parece horroroso pedir a Dios la maldición de un ser humano. Qué ruindad. Que Dios haya perdonado al que tuvo semejante ocurrencia.

¿Puede alguien decirnos más al respecto de esa oración?

Be Sociable, Share!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*