El Apokalipsis según Castellani

Os recomiendo el libro, recientemente republicado en español, que he leído hace poco y que hizo posible que dejara de estar obsesionado, que no preocupado, con la islamización. El libro explica versículo a versículo el libro de la Revelación. Es muy fácil de leer.

Por si no lo hacéis, os pido que al menos leáis esta serie de conferencias de Castellani sobre el Apocalipsis que Radio Cristiandad ha publicado:

La serie contiene posiblemente el 50% del libro:

PADRE CASTELLANI: CONFERENCIAS DEL 6 DE JUNIO 1969

PADRE CASTELLANI: SEGUNDA CONFERENCIA 13 de Junio de 1969

PADRE CASTELLANI: TERCERA CONFERENCIA 21 de junio de 1969

PADRE CASTELLANI CUARTA CONFERENCIA 28 de Junio de 1969

PADRE CASTELLANI QUINTA CONFERENCIA 5 de junio 1969

Os dejo unos fragmentos, para hacer boca.

La cuarta conferencia explica el significado de las siete iglesias, los Cuatro Caballos (Monarquía Cristiana, Guerra, Hambre y Persecución), las siete trompetas y “redomas”.

Los Cuatro Caballos (Monarquía Cristiana, Guerra, Hambre y Persecución):

El Caballo Blanco representaría la propagación y auge del Evangelio, o sea un período larguísimo. El Caballo Rojo las grandes guerras que siguen a la caída de la Cristiandad. El Caballo Negro representa la carestía, hambre y miseria. El Bayo o color cadáver, la última persecución de la Iglesia, junto con todas las otras calamidades de los otros caballos. Si leen el texto verán que es muy aparente. Después del Cuarto Caballo, el pálido o cadavérico, los dos sellos que siguen apuntan claramente a la Parusía y el Séptimo liberta las Siete Tubas, o trompetas, o sea el tercer Septenario. La Quinta Tuba son los mártires que claman a Dios venganza desde debajo del altar y la Sexta es un gran terremoto, un gran clamor, que sacude los cielos, o sea, anuncia la proximidad de la Parusía. Y la Séptima—ahí retrocede, en vez de decir la Séptima es la Parusía, vuelve atrás y aparecen las Siete Tubas o Siete Trompetas.

Las siete trompetas:

¿Qué son estas trompetas? Los Santos Padres dicen que son herejías… La Religión preside todos los movimientos de la humanidad, de manera que las herejías son las que hacen cambiar de marcha a la humanidad. Así pues yo tomé la historia de las herejías por Hilaire Belloc y las apliqué a estas grandes calamidades y concuerda bastante bien. La primera Tuba, que cae granizo con fuego mezclado con sangre sobre la tierra, sería el Arrianismo con las invasiones de los Bárbaros… Solamente yo cambié en Belloc… él pone la herejía de los Albigenses, yo lo cambié y puse en su lugar el Cisma Ruso, porque los Albigenses no fueron propiamente una herejía, fueron una especie de movimiento de rebelión social y política parecido al comunismo actual, muy parecido al comunismo actual.

La Segunda que es un monte ardiente que cae en el mar sería el Mahometismo. El Mahometismo inmediatamente que nació empezó a hostigar en el Mar Mediterráneo a los pueblos cristianos. Fue una calamidad para la tercera parte de los pueblos cristianos. Cada una de estas calamidades afecta a la tercera parte de los hombres, dice el Profeta.

La Tercera, que es una gran estrella del cielo que cayó en los ríos sería el Cisma Griego. “Envenenó los ríos” porque el Cisma envenenó los ríos pero no quitó—no quitó el dogma. No modificó en nada el Dogma Católico, de manera que no es teología, pero envenenó al pueblo ruso: habiéndose separado de la obediencia de Occidente empezó a crecer una religión supersticiosa, llena de supersticiones, llena de adscripciones, de sumisión al Zar, de manera que dice el Profeta que los ríos envenenados no mataban, pero producían enfermedades a los que tomaban agua de allí.

La cuarta que es oscurecerse el sol, la luna y las estrellas en su tercera parte, sería el Protestantismo. Este sí que oscureció la doctrina; el sol significa la doctrina en la Sagrada Escritura, las estrellas significan los grandes doctores: el profeta Daniel explícitamente llama a los doctores estrellas del cielo. Cayeron una gran cantidad de doctores: fundaron el protestantismo grandes doctores, teólogos como Lutero, Zwinglio, Calvino, Melanchton y Knox en Inglaterra—eran doctores, eran estrellas—cayeron a la tierra y oscurecieron el sol.

Estas cuatro calamidades afectan la tercera parte de la tierra, el mar, los ríos y el cielo. Producen grandísimas destrucciones y muerte, mas las tres tubas que siguen se llaman los tres “¡Ayes!”. “Ay, ay, ay, de los habitantes de la tierra” (Apoc. VIII:13). Son anticipaciones del fin, son universales, los anteriores han sido parciales, la tercera parte.

La Quinta Tuba. Es la plaga de las langostas que surgen del abismo. El ángel del abismo abrió una especie de gran cobertura y del abismo surgieron unas langostas monstruosas que dicen que representan la herejía llamada Iluminismo o Enciclopedismo, que viene después del Protestantismo, siglos XVII-XIX, inspirada por el Protestantismo, ciertamente…

… Antes de la Séptima Tuba que significa literalmente la Parusía, la Sexta Tuba prenuncia algo todavía más monstruoso que las langostas: hay una guerra mundial, movida por los reyes del oriente, con un ejército de 200 millones de soldados, armados de un modo que realmente recuerdan los ejércitos actuales, principalmente los carros de guerra o tanques artillados…

Las siete “redomas”:

El último Septenario son las Siete Fialas o bocales de la ira de Dios. “Fiala”, del latín, significa un frasco de boca ancha, de cuello estrecho, con asa o sin asa. De manera que yo en mi libro puse mal, puse redoma o vaso—redoma no es, la redoma es otra cosa, es una especie de alambique y “vaso” es demasiado general… El primero es la sífilis. El profeta dice “una llaga fea y vergonzosa en los hombres que han cedido al Anticristo”, o “que han tomado la marca del Anticristo… El latín “ferum et foedum” alude a una enfermedad horrible y pésima y el texto griego dice “ponerón”, es decir, maligno y doloroso, una enfermedad maligna y dolorosa.

… Segunda, el mar se vuelve como sangre muerta, el Ángel volcó su bocal “en el mar, y se volvió sangre como de un muerto” dice el texto: la descompostura de las relaciones internacionales, lo que dijo Cristo, “se levantará nación contra nación y se tendrán odio mutuamente”. En efecto el mar, por medio del comercio, es el soporte de las relaciones entre las naciones apartadas… Tercero, los ríos y las fuentes se volvieron sangre: es el envenenamiento de las fuentes de la cultura… los ríos y las fuentes para los antiguos eran figura de la cultura…Cuarto, “fueron quemados los hombres por fuego y calor excesivo”: es la tortura de la llamada “Ciencia”, o sea la técnica [¿accidentes nucleares?]. La Quinta, “la sede de la Bestia se volvió tenebrosa”… la sede de la bestia es el poder político y que el poder político ande hoy en medio de tinieblas no me parece muy difícil de creer. Los políticos no saben solucionar nada, solamente prometer, y los problemas del mundo se han vuelto más insolubles, se han vuelto inabarcables para la mente humana, y dice el profeta que, “se morderán la lengua de desesperación”… La Sexta, el Ángel vuelca su copa sobre el gran río Éufrates y lo seca para abrir camino a los reyes de oriente. Me parece transparente este signo. El Éufrates era el límite que dividía el oriente del Imperio Romano, por tanto representa una gran barrera que antes defendía a Europa del Asia, o sea, de lo que actualmente llamamos “el peligro amarillo”.

Importante:

Los diarios están repletos de noticias sobre la intranquilidad del mundo y lo que suscita esa intranquilidad es el Oriente: China, el comunismo, Rusia, el Vietnam. Antes de la Gran Guerra de Oriente contra Occidente, el profeta dice una cosa chusca: ¿se llevará a cabo esta guerra o se prepararán solamente los hombres para ella? No se sabe, es decir, parecería que se llevaría a cabo pero un gran intérprete que es el novelista inglés Roberto Hugo Benson del que ya les hablé dijo que no, dijo que va a estar inminente una Gran Guerra de Oriente contra Occidente, con explosivos en los cuales (inaudible)—la bomba atómica en el año 1900—, y que la iba a parar a esa guerra el Anticristo y que por eso lo iba a hacer rey del mundo, o señor del mundo. No sabemos, aunque me parece que el Apocalipsis dice que se va a llevar a cabo la guerra.

Castellani piensa en Rusia y China contra Occidente. Me parece mucho más probable que sea de partes de Asia (el mundo islámico apoyado de alguna manera por China) contra Israel y los países que lo apoyan, EE. UU. y Europa. Lo más lógico sería que se desencadenara y el Anticristo la detenga, tras dejar mal parado al Islam, pero sin destruirlo. Tras lograr el cese de hostilidades se presentaría como el “Príncipe de la Paz”, inaugurando un gobierno mundial.

Be Sociable, Share!

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*